Indicadores económicos
2017-11-18

Dólar (TRM)
$3.003,19
Dólar, Venta
$2.838,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.542,26
UVR, Ayer
$252,09
UVR, Hoy
$252,09
Petróleo
US$56,55

Estado del tiempo
2017-11-18

marea

Marea min.: -5 cms.

Hora: 02:19

Marea max.: 21 cms.

Hora: 11:09

Dirección viento: Suroeste

Intensidad viento: 06 a 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-11-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

N/A - N/A
Taxis
N/A - 0
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Familia lleva 18 años viviendo en un kiosco

Hace 23 años, lo que hoy es el hogar de Javier Lara Flores y tres de sus cuatro hijos funcionaba como un próspero kiosco donde se vendían, como es costumbre en algunos barrios de la Heroica, mecatos y refrescos. Era administrado por Lenis María Flores Monroy, madre de Javier, y a pesar de algunos contratiempos típicos del oficio, todo parecía transcurrir en completa normalidad. Sin embargo, una serie de eventos provocaron que la historia de esta familia tomara un rumbo  distinto.

18 años atrás, tras el fallecimiento de la señora Lenis, el barrio El Campestre fue testigo del decaimiento del negocio y, con él, el de la calidad de vida de aquella familia compuesta, en aquella época, por Javier, Esmeralda Serpa, su esposa, y sus cuatro hijos: Katerine, Jesús, Michell y Wendy.

La crítica situación económica y la adicción a las drogas que Javier padecía precipitó la separación de la familia, por lo que Esmeralda y sus hijos se vieron obligados a refugiarse en Montecristo, Bolívar. Sin embargo, la situación de violencia en aquellas zonas del departamento los obligó a retornar unos años después  a la ciudad, y con ello al kiosco cada vez más deteriorado en el que permanecieron Javier y su adicción.

“Recuerdo que esa época fue horrible. Yo estaba muy pequeña pero recuerdo que nos tocó regresarnos corriendo porque las balas iban y venían”, relató la hija mayor de Javier, Katerine.

Hoy, luego de casi dos décadas de vivir en tan precaria situación, Javier asegura ser un hombre nuevo, creyente en Dios y preparado para iniciar una nueva vida de la mano de sus hijos y nietos, en una casa digna, donde no tenga que preocuparse por asuntos tan insignificantes.

Javier y sus hijos esperan que pronto el Distrito les ayude a solucionar su problema de vivienda.

“Tengo que hablar con la verdad, mi inodoro es la cuneta”, dijo Javier Lara.

Al estar cerca a un caño, la calidad de vida de la familia Lara se ve comprometida, especialmente en la época de invierno, cuando el desbordamiento del caño deja inhabitable el hogar improvisado de Javier y su familia.

Es un hecho que el kiosco está  en  espacio público, lo cual advierte sobre los  encargados de encontrarle una solución al caso de la familia Lara.

El Universal conversó con el alcalde de la Localidad 3, Pedro Buendía, quien señaló que “la Administración ha sido permisiva con este señor, pues han sido 23 años ocupando un espacio público sin que se hayan tomado medidas al respecto”. Aclara que la responsabilidad de su cargo llega solo hasta la veeduría, aunque asegura que en varias ocasiones se ha dado solución, en compañía de la Gerencia de Espacio Público, a situaciones parecidas.

Por su parte, Adelfo Doria Franco, gerente de Espacio Público, señala que desde su oficina se tiene especial prioridad, atendiendo a la política de comercio informal, en los casos de invasión de espacio público en zonas de alto tránsito.

Señaló también  que “esa zona de la ciudad no está dentro de las prioridades en este momento”.

“En el caso de este señor lo que se puede recurrir es a la restitución de un bien de espacio público a través de una recuperación administrativa, pero no se le puede dar el mismo trato que a los vendedores informales del centro” concluyó Doria, quien resaltó el papel importante que podría  tener en esta situación el Fondo de interés Social y Reforma Urbana Distrital, Corvivienda.

La directora de ese ente, Carmen García Bielsa, aseguró que por la complejidad del caso de la familia Lara cabe la posibilidad de que se tenga en cuenta para incluirla en algunos de los macroproyectos que se adelantan en la ciudad.

Sin embargo, aclara que como Javier Lara y su familia, hay miles de casos en Cartagena. Por lo tanto no “se pueden generar expectativas apresuradas”. Agregó que para priorizarlos, los Lara deberán demostrar su condición especial de vulnerabilidad.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

FALTA DE TALENTOS EN ESPACIO PUBLICO.

Me doy cuenta de la falta de humanidad para las personas que colocan en algunos cargos, que deben, ante todas las cosas, procurar por un vida mejor a las personas en la situación que se encuentra esta familia. Observen como se expresan irracionalmente uno de los funcionarios y vergonzosamente les trascribo: " La familia Lara debe demostrar su condición especial de vulnerabilidad". ¿Que mas vulnerabilidad? ¿que mas demostración? !no hay ojos!. A la distancia estoy viendo indiscutiblemente esa vulnerabilidad de estas personas. Será que solo son expresiones flojas, de los funcionarios, para lucirse en el verbo.

OK

"Señaló también que “esa zona de la ciudad no está dentro de las prioridades en este momento”."... Por supuesto... a la administración solo le interesa el centro y bocagrande... el resto de la ciudad puede irse al carajo .
"En el Campetres está ubicado el kiosco de la familia Lara. // JULIO CASTAÑO-EL UNIVERSAL" Dónde quedará el barrio CAMPETRES???

que pesar

´´i donde esta el distrito´´

Espacio publico

los Lara deberán demostrar su condición especial de vulnerabilidad.Que frases de esta funcionaria publica que esta en ellugar equivocado se nota que esta sra no sabe donde esta parada,que mas tiene que demostrar esta familia su grado de vulnerabilidad,por favor sr alcalde que clase de funcionarios tiene usted,El Dengue esta matandonuestros niños y ud dice que no hay tal epidemia,por favor entes de control funcionen y sancionen a estos funcionarios medio cres...

Ayudenlos

Entre todos pongan un granito de arena para que mejoren su vivienda y la hagan vivible y listo. Ellos son propietarios de del parque completo. De ñapa el Distrito les deben dar servicios domiciliarios gratis. Pero en Madela, las invaciones grandes hay que sacarlos a punta de SMAD

Familia viviendo 18 años en un Kiosko

Definitivamente esto parece Macondiano!!!!
Como es posible que culpen al Distrito, oportunidades hay, mecanismos para ayudarse hay, y una familia numerosa dependiendo todos de una persona... Parece Irrisorio. Que pena pero NO pueden pretender que todo sea DADO, REGALADO, BRINDADO dónde queda el progreso y la superación personal, 18 años esperando que OTRO le de lo que a ellos les toca buscarse???? Por favor hasta cuando van a seguir con tantas pretensiones "gánense el pan con el sudor de la frente" TRABAJEN
faltaría más... denles casa, subsidio de familias en acción, educación gratuita y Listo!!! a creado usted una carga más sin ningún tipo de obligación retribuyen-te a lo que se le ofreció por que TODO se lo merecían....

SENTIDO COMUN

Esto esta orquestado. Yo viví por esos lares, y hasta ahora sale la noticia. Viene algo mas grande, porque el Distrito no atendió inmediatamente la súplica. Acuerdesen de esta nota. Y la demnda es millonaria.

Vieron la foto de portada

Al frente, a mano izq. y el hombre que tiene a su mano izquierda? VIVIDOR

DOS PROBLEMAS

El primer problema es que las políticas de vivienda nacional y local, no son suficientes para solucionar casos como estos. El segundo problema es que esta familia se 'acostumbró' al peldaño donde viven. ¿No han podido en todo ese tiempo hacer algo para mejorar su calidad de vida? ¿Nada, nada? Lastimosamente el redactor describe el problema, consulta fuentes, pero no hace un análisis integral del asunto, para mayor claridad y pedagogía a los lectores. Se queda corto.

Dia a Dia

Personas que se acostumbran a vivir el dia a dia y no se preocupan por mejorar su calidad de vida, sabemos que en Colombia hay muchas pobreza y la mayoria por culpa de nuestros dirigentes y nosotros mismos, pero en este caso ya ronda en sinverguenzura.