Fundación Juan Felipe Gómez Escobar inaugura mañana gran complejo social

02 de septiembre de 2011 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

“Una cosa es hacer las cosas bien, la otra es hacerlas excelentes”, repite a menudo Catalina Escobar Restrepo, fundadora y presidente de la Fundación Juan Felipe Gómez Escobar que estrenará sede en Cartagena de Indias.
En el completo y moderno Complejo Social en Ternera, que será inaugurado mañana sábado 3 de septiembre, funcionará esta organización social, es una prueba de eso.
Se trata de una sede de enormes dimensiones que incorpora un centro médico para atender gratuitamente a 28.000 pacientes al año, también tiene comedor para 300 personas, Centro Integral de Desarrollo Infantil (CIVI), espacios para que 600 madres adolescentes hagan talleres productivos de cocina industrial y belleza, salones de clases, capilla y otras adecuaciones.
Catalina Escobar explica que con esta obra “hay un respeto por el ecosistema, de manera que contamos con una planta de tratamientos de residuales para el aprovechamiento máximo de los recursos naturales”.
Para el lanzamiento de este importante este sábado proyecto se esperan por lo menos 350 visitantes, incluido el presidente de la República, Juan Manuel Santos.

Servicios
Un equipo de 67 personas trabajarán en esta institución, principalmente en la erradicación de la mortalidad infantil evitable y en mejorar la calidad de vida de las madres adolescentes.
Para esto cuenta con programas sociales dirigidos a las madres adolescentes y a los niños, a quienes durante 5 años se les ofrecen servicios de nutrición, vacunación, fisioterapia, crecimiento y desarrollo.
“Le hacemos un seguimiento al paciente, porque una cosa es salvar al paciente en la Unidad de Cuidados Intensivos, pero otra cosa es mantenerle su calidad de vida durante 5 años”,
agrega la presidente de la Fundación Juan Felipe Gómez Escobar, que tiene 10 años de funcionamiento en el país.
De los programas para las madres, Catalina Escobar dice que “cuando una mujer empieza a generar ingresos rompe con todo, cuando esa niña ya esta enfilada y es una mujer empoderada, no la para nadie”.
El 99% de los recursos con los que se financia esta fundación proceden del sector privado, por ejemplo, de multinacionales.

Caso puntual
Una niña que apenas a su papá y quedó huérfana de mamá, al no tener qué comer incurrió en la prostitución.
En su quinta cita con un hombre quedó embarazada, luego empezó a vender minutos en la calle y se ganaba 800 pesos diarios.
Con 16 años llegó a la fundación y fue alumna distinguida, por lo que fue becada en la carrera técnica de Mercadeo y Ventas, escogida por ella.
Le ofrecieron trabajar como coordinadora comercial de una pizzería en Barranquilla, y hoy su nivel de vida es mejor, hasta el punto de que compró una motocicleta para ejercer mejor su trabajo.
Esta joven es una de las 1.800 adolescentes con que ha trabajado la Fundación Juan Felipe Gómez Escobar.
“Aquí tenemos una cantidad de adolescentes que pasaron de ser niñas violadas y abusadas, a ser mujeres productivas y responsables de su sexualidad, ya sus niños crecen diferente porque sus madres rompieron paradigmas de conducta”, concluye Escobar.

Juan Felipe Gómez Escobar
“Juan Felipe Gómez Escobar fue un hijo mío que falleció, y por eso algo que yo no me puedo permitir en la vida es que una madre tenga que enterrar su hijo por falta de recursos”, cuenta Catalina.

“El mío murió por un accidente, pero otra cosa es que una madre en extrema pobreza tenga que padecer la muerte de su hijo porque no llegan los recursos del Estado, porque no hay camas en los hospitales, porque no hay una atención inmediata o cualquiera de esas cosas evitables”.
Dice que cuando una adolescente queda embarazada no es solo un problema para la familia, es también un problema de salud pública, porque son embarazos riesgosos y eso incide directamente en el progreso de una nación.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS