Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-04

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-04

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:13

Marea max.: 19 cms.

Hora: 14:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-04

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

La música de Joe Arroyo suena en Colombia

-A A +A
 

Hablar del Joe Arroyo es hablar de un ícono. Y esta idea la defienden varios artistas que compartieron en algún momento el escenario con él o que simplemente se han inspirado en su música. Ha llegado a ser considerado uno de los compositores más importantes del país y una pieza clave en la historia viva de la música tropical, dejando una huella imborrable en el género de la salsa.

‘Noche de arreboles’, “Tania”, ‘El caminante’, “La noche” y ‘La Rebelión’ son algunos de los más de 40 éxitos radiales de este cartagenero que incitaron, incitan y seguirán invitando a  colombianos y extranjeros a cantar, pero sobretodo a bailar. Desde pequeño, el Joe, como le dicen los que lo siente propio, se inclinó por la música, y a través de ‘Fruko y sus tesos’, desde 1971, logró catapultar su carrera.

Álvaro José Arroyo, su nombre de pila, tuvo su gran acierto como artista en su capacidad inventiva. Fusionó diversas influencias musicales, particularmente, la salsa con los ritmos del Caribe y la música colombiana. Fue así como surgió el ‘Joesón’, su ritmo propio y un rasgo característico de toda su obra discográfica.

Este ritmo se empezó a escuchar en todo el país con algunas composiciones que sugerían coqueteo, amor y diversión. En 1986 “cuando aquí llegaban esos negreros africanos en cadena, besaban mi tierra, esclavitud perpetúa…”, era casi imposible no comenzar a cantar o por lo menos a tararear la letra de esta canción: “La Rebelión”.

JOE NOS INUNDÓ DE SABOR

Si existe una voz autorizada para hablar de Arroyo, es el periodista y escritor Mauricio Silva, autor de la biografía del Joe: El Centurión de la noche. En su labor investigativa descubrió a un genio cargado de sabor y al dueño de un tumbao irrefutable. “Joe es el músico vivo más importante del sonido tropical colombiano. Su sabor es irrepetible”, sostuvo Silva para luego enumerar una larga lista de canciones -todas exitosas- que se convirtieron en la banda sonora de su vida.

En su prolija carrera como músico, Joe ha acumulado múltiples logros. Su biógrafo lo señala como el responsable de que el país entrara en el tema de la salsa colombiana, junto a Fruto y sus tesos. Un “arsenal” de canciones respalda su historia en la música sumado a inolvidables álbumes con los que fijó una huella indeleble. “Joe metió en el primer lugar de los listados de la radio en Colombia 40 éxitos. No cualquiera logra eso”, apuntó.

Este ferviente seguidor no titubea al decir que sus ídolos, el Joe partió en dos las historias. La gente en el interior del país no bailaba antes de Joe. La gente pasó de los bailes acartonados -de Pacho Galán, Lucho Bermúdez, lo Melódicos- a la salsa brincada.

“Joe es la prueba fehaciente de África en Colombia. Su música es profundamente negra, pero también es Caribe, también Colombia. Él es Barranquilla, Cartagena, Santa Marta, es Palenque. Es mar, es río. Es como una gaita”, enunció el autor de “El Centurión de la noche”.

Para Silva, este cantautor la rompió cuando inventó el famoso Joesón. La construcción de un sonido propio la cimentó a través de una  “excavación arqueología” en el folclor colombiano. Él rescató canciones del departamento del Atlántico, ribereñas del Magdalena. Convirtió una canción de cuna en un hit: La tortuga. Su invención no tuvo límites.

Sus líricas calaron en la gente y ha trascendido en el tiempo. En las páginas de El Centurión de la noche está consignado como Arroyo logró poner literalmente a bailar a todo un país. Su música se confabula con caderas, hombros y pies de una forma mística. Todos terminan cediendo a la cadencia de sus canciones.

Los que vivieron su época de esplendor coinciden al decir que la mejor versión del Joe salía en el escenario. Su fuerza interpretativa, el color de su voz y hasta su “relincho” fueron la impronta de un hombre que se convirtió en leyenda. “Sus presentaciones eran explosivas. Verlo a él en una tarima era un candelón. Eso no se vuelve a repetir. Como me lo dijo él una vez: ‘pasará 300 años para que vuelva a salir otro como yo’”, relató su biógrafo.

Emulando a los músicos, Silva sostiene que el Joe es un “caballote”, es decir, un cantante que se tragó todos los escenarios donde se plantó, una voz que se escuchó por horas, días y semanas en la tarima. “Creo que él está enfermo por el desgaste que tuvo en la tarima y los excesos de la noche. Joe no parece de 56 años”, agregó.

Este artista, que empezó su carrera a los 12 años cantando en burdeles de Cartagena, pudo haber llegado más lejos. Tenía en talento suficiente para estar en las grandes ligas. Las ofertas de agrupaciones –consideradas instituciones de la salsa- nunca se concretaron. El Joe oficialmente no tuvo internacionalización.

“Joe pudo haber llegado mucho más lejos pero la historia lo está ubicando en un lugar muy especial. Él está al nivel de Celia y de Benny Moré”, sentenció Silva al recordar muchos está volteando a mirar la obra de este cantautor. Esta época parece ser de reconocimientos. Se estrena una telenovela basada en su vida, los Grammy Latinos le rendirán un tributo y Richie Ray y Bobby Cruz, músicos que inspiraron al Joe, preparan un álbum homenaje. “No me parece menor que el dúo más importante de la salsa atienda a sus canciones”, finalizó Silva.

LAS PRIMERAS NOTAS

Su sabor y la particularidad de su voz, lo puso en la historia de Fruko y sus Tesos’, la agrupación de salsa dirigida por Julio Ernesto Estrada, un músico oriundo de Medellín que no dejó pasar inadvertido el talento de Joe. Fruko -como es conocido Estrada-,  recuerda bien, como hace 40 años (1971) conoció a un jovencito humilde de Cartagena con un talento inigualable y conformó un trío indomable de voces de la llamada salsa brava que impactó en América Latina y Estados Unidos.

“Tenía ansias de devorarse el mundo y así lo hizo. Un talento único, una prodigiosa voz con identidad y una actitud en el escenario como solo los que nacieron para ello logran tener. Un Joe arrollador”, manifestó el artista.

‘Fruko’ reconoce que a pesar de la fama que Joe alcanzó, para él no fue un camino fácil. No estaba acostumbrado a la vida y a la rutina de un gran artista. “Creo que nadie está preparado para la fama y menos una persona de origen tan humilde como Joe, que pasó del cielo a la tierra de un momento a otro. El movimiento de la salsa estaba preparado para su llegada, pero Joe aún era un niño y eso le costó”.

Pero aún así, para su mentor “es admirable su talento, pero más como logró llegar tan alto y cuando cayó, supo levantarse, reinventarse y volver a subir. Se merece todos los homenajes”.

LA SALSA ES SU PASIÓN

Jimmy Saa, exintegrante del Grupo Niche, recuerda con alegría cuando compartió tarima con el Joe en Miami (Estados Unidos) y Bogotá. Lo que vivió en el escenario fue suficiente para declararse admirador de su música, principalmente porque –para Saa- el Joe logró que los ritmos de descendencia africana llegaran a todos los rincones del país.

Según Jimmy, “el Joe es uno de los artistas que llevó la salsa a Barranquilla y la fusionó con ritmos africanos. La música que él canto, que está cantando y que seguirá cantando estará en la mente de los colombianos. A él no le dio miedo hacer sus fusiones y creyó en él como cantante, como afro y como Palenque”. Pero es inevitable que Jimmy no cante sus canciones, cuando piensa en sus melodías preferidas. Por un momento comienza a cantar “en Barranquilla me quedó tarara (…) no le pegue a la negra (…) en los años 1600 tu tu (…) como te quiero papa”.

Luego de tararear algo del Joesón, Saa sostiene que “todo esto se expandió. Todas las orquestas tocábamos estos discos los sentíamos y hasta ahora los sentimos. Joe no tiene comparación, nadie se puede comparar musicalmente con él, él se arriesgo y creyó en sus proyectos. Es un ícono no solamente en Colombia sino en el mundo”.

Para este ex-Niche, Joe es un ejemplo. Por esa admiración, su carrera la orientó basándose en la energía que proyectó en el escenario el intérprete de Noches de arreboles. Siempre quiso parecerse al mejor, por eso su salsa tiene vestigios del ritmo de Joe creó.

Entretanto, Sergio Mejía, director de La 33, destaca el Joe fusionara la salsa con la música tropical. Como músico, le admira el estilo tan marcado y tan propio que tiene. Y no duda al señalar que es una de las figuras más importantes de la música tropical en Colombia de todos los tiempos.

“A la orquesta nos gusta el sonido que tiene. En la salsa y en la música colombiana es un personaje muy importante y de hecho para uno de los integrantes de la banda, Joe es su ídolo”, son las palabras que tuvo.

Sergio se tomó un tiempo para resaltar la carrera y la forma como convirtió sus estilo de hacer música en una fuente des inspiración para sus colegas. “Él ha tenido una excelente carrera, ha influido en muchas personas. Es persona sencilla, tranquila, con muy buena energía, mejor dicho no hay nadie que remplace al Joe”, agregó.

De sus seguidores musicales, el que más fidelidad le guarda es Checo Acosta. Este cantante barranquillero se considera el hijo mayor del Joe. De la mano de sus canciones, aprendió la pasión por la música tropical y disfrutar de los sonidos que brotan de esta tierra.

“Cuando tenía 17 años hice parte de los coros del Joe. Por eso lo considero mi ídolo, mi maestro. Es como un padre para mí. Él nos abrió la puerta a los artistas de mi generación”, comentó el creador de la Che-cumbia.

Recordar al artífice de sus primeros pasos en la música le da emoción. Para el Checo, Joe significa más de 30 años de música y al escuchar sus temas le viene a la mente “mi ídolo, el más grande la música tropical en Colombia. El que le abrió las puertas a mi generación”.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2322 fotos
63935 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese