Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-11

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-11

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 01:22

Marea max.: 28 cms.

Hora: 09:04

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-11

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Nadie olvida a un Centurión

-A A +A
 

La tristeza permanece intacta.

La prematura muerte del ídolo de la salsa Joe Arroyo, se percibe hoy, tras un año del fatídico día, como una melancolía espesa.

Se trata de una herida abierta no sólo en sus familiares, especialmente sus hijos que se debaten en disputas jurídicas, sino en sus admiradores que recuerdan al cantante con cada canción que quedó nítida en la historia musical de sus vidas.

Y es que la potente voz del ‘Centurión de la Noche’, tantas veces elogiada, se fue apagando vertiginosamente producto de una vida de excesos, propia del devenir de la noche a través de la cual conoció las drogas en Perú, según dijo en Cartagena Wilson Saoko, para los años 70 en la que era el cantante más destacado de la orquesta del maestro Fruko.

Esa turbulencia al final dejó un sentimiento de orfandad no sólo en la Región Caribe sino en todo el país dado que muchos erigen su imagen como la del artista más grande que ha tenido Colombia, un reconocimiento del que muy seguramente el propio Joe no era consciente, pese a haber compuesto 107 canciones y editado 47 álbumes.

Una falla multiorgánica a las 7:45 de la mañana, hace exactamente un año, le arrebato a Barranquilla a su artista más representativo, esta vez postrado en una cama de la Clínica La Asunción y no sobre un escenario.



Las alarmas

La noticia corrió en las ondas de radio dejando a su paso desolación y la certeza de que ésta vez sí había muerto el cartagenero de 55 años, que habían asesinado en rumores y falsas informaciones al menos en 20 ocasiones anteriores.

El niño, como lo recuerdan en el barrio Nariño de Cartagena por su infancia precoz que lo llevó a presentarse en tugurios de entretenimeinto nocturno, dormía inmóvil corroborando el preocupante comunicado que hizo público el centro de salud un día antes de su muerte, en el que anunciaba el desmejoramiento inevitable del salsero.

Sus familiares, que vivieron un Viacrucis de 3 meses desde el 26 de abril cuando el cantante sufrió su primera recaída y posterior ingreso a La Asunción, no daban crédito de la noticia, sobre todo porque el cantante entró en principio con un cuadro clínico de crisis hipertensiva, cardiopatía isquémica (arteriosclerosis de las arterias coronarias) y diabetes mellitus con descompensación simple.

Las alarmas, como gritos, se prenderían después el 27 de junio, cuando ingresó por última vez a la clínica de la que no volvería a salir caminando y en la que estuvo gran parte de tiempo bajo sedación y en algunas ocasiones utilizando respiración artificial, en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).



Disputas en cadena

Pero al tiempo que el artista luchaba por su vida, su familia, amigos, músicos y empresarios se trenzaron en disputas mediáticas que a día de hoy continúan en una especie de telenovela descarnada.

El doloroso espectáculo divide por una parte a Jacqueline Ramón (con quien convivió 5 años) como la heredera de las regalías del artista, luego de que este conformara junto a ella la empresa ‘Joesón’ que recibe los productos económicos de sus obras; y de otra a su exesposa Mary Luz Alonso (su relación más estable desde 1983 hasta 2001) y sus hijas Eikol y Nayalibe Arroyo Alonso que piden no ser olvidadas en la sucesión del artista, cuyos restos mortales reposan en el cementerio Jardines de la Eternidad de Puerto Colombia.

Su hija Adela Arroyo Martelo (producto de su primer matrimonio con Adela Martelo en 1975) sorprendió al tomar también partido en la riña, desmarcándose de Jacqueline Ramón con quien siempre se le vio muy cercana, para apoyar a sus medio hermanas.

En tanto, Johana Arroyo Godín (hija del romance del cantante con Gloria Godín), la única de sus descendientes que reside en Cartagena, ha simpatizado con Jacqueline Ramón quien pagaría los estudios de Salud Ocupacional de Johana, pese a que inicialmente su relación era inexistente, salvo por alguno que otro encuentro.

Tales discusiones también han polarizado a los músicos habituales de Joe Arroyo, que también dividieron sus caminos en dos agrupaciones para no verse envueltos, sin conseguirlo, en el pleito jurídico.

A un año del fallecimiento del cantautor, las secuelas de su legado musical las levantan ‘Los Músicos de la Verdad’ y la orquesta ‘La Verdad’, esta última fundada por el propio Álvaro José Arroyo González.

Los primeros están dirigidos por Luis Padilla, director y trompetista del grupo integrado por 14 de los músicos (Víctor ‘El Guachi’ Meléndez y Antonio Molina) que acompañaron por más de 20 años la senda de éxito del Joe.

Los segundos, apoyados por Jacqueline Ramón, y coordinados por el ‘Tinti’ Estrada, otrora amigo personal de Arroyo, también tomaron la determinación de continuar mostrando el folclor que hizo inmortal al ídolo, pero le apostaron a la voz del modelo y actor Jair Romero (quien interpretó recientemente a Joe en una telenovela) y a la dirección musical de Hugo Molinares.

Ambas “Verdades” se precian de tener el estilo del Joe Arroyo, el ‘Joesón’ que lo fue catapultando desde sus 15 años de cantante del Súper Combo Los Diamantes, en Sincelejo, a voz líder de La Protesta, pasando luego por Fruko y sus Tesos, y quedando con tan solo 24 años como el líder único del movimiento tropical del país con La Verdad.

Las orquestas desempolvarán temas antiguos, y otros inéditos que muy seguramente darán de qué hablar en el panorama musical.

Quizá esa sea la mejor manera de recordar a un artista de estas dimensiones que en medio de un ambiente tan sórdido y atrayente, tan festivo y noctámbulo, pudo forjar un camino que trajo tanta felicidad, en forma de cadencia y baile, a un país que necesita canciones.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2331 fotos
64216 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese