Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-03

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-03

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:02

Marea max.: 19 cms.

Hora: 13:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 1.8 a 9 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-03

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

5 - 6
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Spielberg y Jackson traen Tintín

-A A +A
 

Steven Spielberg espera ser un estadounidense atípico en lo que respecta a Tintín: el cineasta nunca había oído del personaje, pero una vez que lo conoció se hizo su amigo de por vida.

Peter Jackson sabe que es el típico no estadounidense en este sentido: conoce a Tintín desde antes que pudiera leer y las aventuras del joven trotamundos son parte del ADN de su propia narrativa.    

Juntos, ambos cineastas buscan lograr lo que el escritor y dibujante belga Herge no consiguió con sus libros: un lugar para su héroe en el Norteamérica.    

“Las aventuras de Tintín”, dirigida por Spielberg y producida por Jackson, ya es un éxito comercial con casi 250 millones de dólares facturados en la taquilla mundial, previo a su estreno en Estados Unidos el 21 de diciembre, dos meses después de su debut en Europa.    

Es un revés a los viejos patrones egocéntricos de Hollywood, donde una película de Spielberg como “Tiburón” se estrenaría en el país y saldría al resto del mundo meses después. Hoy, la mayoría de las grandes franquicias del cine se estrenan en todos lados más o menos al mismo tiempo, pero “Tintín” era una rareza que necesitaba de la buena voluntad extranjera para venderle al público estadounidense la historia de un héroe al que, como Spielberg, la mayoría desconocía.    

“Este es un título internacional”, dijo Spielberg hace unos meses en una entrevista conjunta con Jackson durante la convención Comic-Con en San Diego, donde ambos mostraron escenas de “Las aventuras de Tintín”. “Fue bien recibida por niños de todas las edades en 55 idiomas, en todas partes del mundo excepto Norteamérica, y eso es lo que nos motivó a estrenarla y darle dos meses completos de 'Tintín' al mundo que lo creó y lo acogió”.    

Así que, ¿quién es Tintín? Es un joven reportero audaz con un extraño copete de cabello rojizo que sale disparado y escarba una historia hasta que él se convierte en la historia misma, recorriendo el mundo en busca de pillos, tesoros, misterios y buenos momentos.    

Tintín va acompañado de su ingenioso perro Snowy, y en la mayoría de los libros de historietas de Herge, seudónimo de Georges Remi, por el marinero bebedor Capitán Haddock.    

Las historias abarcan décadas, desde la creación del personaje a finales de la década de 1920 hasta 1983, cuando Herge murió dejando sin terminar su 24o libro de Tintín.    

“Las aventuras de Tintín” combina elementos de tres libros _ “El secreto del unicornio”, “El cangrejo de las pinzas de oro” y “El Tesoro de Rackham el Rojo”. La cinta manda a Tintín (cuya voz interpreta Jamie Bell) y Haddock (Andy Serkis) en una carrera contra el villano Sakharine (Daniel Craig) para encontrar un tesoro pirata perdido.    

Los libros han sido parte de la iniciación a la lectura para millones de niños que lo adoran, entre ellos el neocelandés Jackson, de 49 años, quien recuerda estudiar detenidamente los coloridos cómics de Herge antes de poder siquiera entender las palabras.    

“Uno crece viendo a Tintín. En mi caso, siendo un hijo único, él era como el hermano que me habría gustado tener”, dijo Jackson. “El hermano mayor que se fue en estas aventuras peligrosas y emocionantes. Y entonces mientras yo crecía, Tintín se quedó de la misma edad, y me convertí yo en un hermano mayor para él. Y uno empieza a apreciar la sátira y el mundo en el que vivía Herge. Las décadas de increíble agitación social en Europa”.    

“Hay capas allí que encuentro tan fascinantes ahora de adulto”, añadió. “Además, uno ve que la influencia de Herge estaba bajo, no sólo en el momento y lugar que vivió, sino también de películas de Hollywood. Él claramente tenía un amor por los filmes de aventuras de Hollywood, probablemente por esos de principios de los años 30 y 40, porque mucho de ese sentir está en Tintín. Además de un amor por la comedia muda. Buster Keaton, Charlie Chaplin, todos están ahí ... Hemos tratado en cierto modo de presentar todo eso en el filme”.    

Fue el homenaje de Spielberg a aquellas viejas películas de aventuras de Hollywood, “Los cazadores del arca perdida” de 1981, lo que lo llevó a Tintín. Reseñistas franceses compararon los viajes y escapes de Indiana Jones con aquellos de Tintín, por lo que el cineasta sintió que debía revisar a este personaje desconocido.    

Spielberg cayó bajo su embrujo y compró los derechos cinematográficos de Tintín, que ya había sido llevado a la vida en algunas cintas europeas y luego en una serie de TV de dibujos animados. Entonces Spielberg pasó dos décadas tratando de definir cómo recrearía el mundo de Herge en película.    

Lo resolvió con una mezcla de animación digital y la tecnología de captura de movimiento que Jackson usó para crear al siniestro Gollum en “El Señor de los Anillos” y al gigante simio en “King Kong”, ambos interpretados por Serkis. Spielberg filmó en un estudio casi vacío en Los Angeles, con los actores cubiertos de puntos reflectantes grabados por docenas de cámaras digitales.    

Aquellas actuaciones fueron en esencia los huesos y tejido subcutáneo, que luego cubrieron animadores digitales en el taller de efectos WETA de Jackson en Nueva Zelanda, para crear los personajes terminados dentro de un mundo de escenarios exóticos y trampas generado por computadora, como los cineastas habían soñado.    

El trabajo prosiguió mientras Spielberg dirigía otra película que se estrena en diciembre, la épica de la Segunda Guerra Mundial “War Horse”, y Jackson hacía “El Hobbit”, el prólogo de dos películas de “El Señor de los Anillos”.    

Una vez que “El Hobbit” esté lista, el plan es que Jackson dirija un segundo filme de Tintín. Eso, asumiendo que el público estadounidense coopere y abarrote las salas de cine del mismo modo que lo han hecho los seguidores en ultramar.    

Mientras muchas películas de los estudios generan la mayor parte de sus ganancias en el extranjero, una cinta de Hollywood necesita tener un buen desempeño local para garantizar una segunda parte.    

El buen desempeño internacional de “Las aventuras de Tintín” es una recomendación para el público estadounidense de que vale la pena ver la cinta, aun cuando no sepan quién este héroe belga de nombre gracioso.    

“Cuando hablamos de gustos globales, el mundo se está encogiendo”, dijo Spielberg. “Todos estamos conectados a través de Twitter y Facebook. Todos solemos entendernos mucho mejor. No es algo que pare guerras alrededor del mundo, pero sí junta a mucha gente, sobre todo al público”.    

“Es un momento muy emocionante en el mundo de la comunicación digital”, concluyó el realizador. “Creo que en este sentido podemos hacer películas para un solo mundo”.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2322 fotos
63917 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese