Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-22

Dólar (TRM)
$2.927,91
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,67
Euro
$3.112,95
UVR, Ayer
$242,71
UVR, Hoy
$242,74
Petróleo
US$52,42

Estado del tiempo
2017-01-22

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 00:33

Marea max.: 12 cms.

Hora: 08:05

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-01-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Clooney irradia frescura en el estrado de los testigos

-A A +A
 

No es de extrañar que los empresarios italianos dijeran que George Clooney estaba detrás de su línea de ropa. El actor sabe cómo cautivar al público ya sea en la alfombra roja o en el estrado de los testigos.

Con su característico aire desenfadado, Clooney echó algunas bromas ayer viernes mientras declaraba contra tres personas acusadas de apropiarse de su nombre.
La presencia del superastro estadounidense, quien tiene una villa en el cercano Lago Como pero rara vez se dejar ver allí en público, convirtió el aburrido tribunal en algo semejante a la alfombra roja de los Oscar. Clooney se abrió paso entre una multitud con cámaras que lo aguardaba en el juzgado diciendo “scusa, scusa” _ “permiso, permiso”, en italiano _ y advirtiendo, “No aplasten a mis abogados”.
Una muchedumbre de admiradores atestaron la pequeña sala de la corte. El juez en repetidas ocasiones le pidió a los espectadores que guarden silencio y sacó a una mujer que tomó una foto de Clooney.
El actor de 49 años lució un traje azul marino, camisa blanca y corbata azul con lunares y se dirigió a la corte a través de un intérprete, pronunciando una que otra palabra en italiano y disculpándose por su poca fluidez.
Declaró que las fotos en las que supuestamente aparece con dos de los acusados fueron adulteradas y que su firma en los documentos también es falsa.
Sólo un acusado _ Vincenzo Cannalire _ asistió al juicio. Clooney se volteó a saludarlo tras reconocerlo en una de las fotos que estaba mirando.
“Esta es la primera vez que lo veo en mi vida”, dijo Clooney, dirigiéndose al acusado. Entonces con un toque de ironía, agregó, “Así que me gustaría decirle hola, es un placer conocerle”.
Los otros dos acusados en el caso son Vanja Goffi y Francesco Galdelli.
Clooney dijo que una imagen suya en una foto que lo muestra con Goffi se tomó de otra en la que en realidad aparecía con su novia de entonces.
El actor dijo que jamás conoció a Goffi pero que supo de ella por reportes en Internet que alegaban que ambos habían tenido una relación amorosa.
“Claro, la he visto los últimos tres años en cada entrevista, casi todos los días”, dijo Clooney con un dejo de enojo. Añadió que la mujer incluso se mudó al pueblo de Italia donde él pasa unos dos meses al año, y reiteró: “Nunca la he conocido. Nunca la he visto”.
Al examinar otras fotos, Clooney explicó por qué él no era el hombre de una en particular.
“Aquí, por ejemplo. Yo no fumo y no tengo ese reloj”, dijo Clooney. Después de una pausa agregó, “Yo no uso pantaloncillos cortos de jean”.
Las firmas en los muchos documentos que examinó fueron falsificadas o fotocopiadas de la suya, dijo Clooney, reconociendo en cierto momento, “esta es mi firma, pero yo no la hice”.
“Mi firma es muy fácil de conseguir, como podrán imaginarse, en Internet, en eBay”, declaró Clooney. “Uno pensaría que si alguien va a falsificar mi firma, conseguiría varias versiones diferentes de la misma”.
El actor apuntó que sólo se usaron dos versiones de la firma fotocopiada.
Los abogados defensores intentaron excavar en la vida privada del actor pero el juez los detuvo. Clooney lució irritado cuando la defensa lo interrogó sobre quién cuida de sus motocicletas Harley Davidson y de su residencia en Italia.
Un abogado preguntó si Clooney salió con muchas mujeres italianas desde que adquirió la propiedad hace nueve años. El juez dictaminó que las preguntas eran “irrelevantes e inaceptables”.
Clooney tiene una relación bien documentada con la actriz italiana Elisabetta Canalis.
Clooney declaró que el caso data del 2006, cuando recibió una carta de Rolex diciéndole que dejara de usar uno de sus relojes en público.
“No entendía qué era lo que pasaba”, dijo Clooney.
Más tarde, el actor y sus empleados leyeron reportes de prensa que decían que había lanzado una línea de ropa en Italia, lo que dijo no era verdad. Clooney entonces contrató abogados italianos
para resolver la situación.
Tras su declaración de 90 minutos, el juez Pietro Caccialanza le agradeció a Clooney, apuntando sarcásticamente que la sesión “duró tanto como una película”.

Publicidad
Publicidad
2379 fotos
65884 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese