Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-18

Dólar (TRM)
$2.924,77
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.124,82
UVR, Ayer
$242,61
UVR, Hoy
$242,64
Petróleo
US$52,48

Estado del tiempo
2017-01-18

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 23:00

Marea max.: 4 cms.

Hora: 05:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 27 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 2.0 a 2.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-01-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 6 - 9

De roqueros a profesores

-A A +A
 

Podrían haberse quedado fuera de las listas de éxitos. Algunos a lo mejor perdieron la musa. Pero en estos días, estrellas de rock de antaño no tienen que preocuparse por caer en el olvido, al menos no siempre que haya universidades. 

El legendario Steve Miller generó excitación recientemente cuando se convirtió en artista residente en la prestigiosa Facultad Thornton de Música en la Universidad del Sur de California. Y el famoso creador de éxitos como “The Joker” y “Life in the Fast Lane” no fue el primer guitarrista en pasar del escenario a las aulas. 

Mark Volman, co-fundador de The Turtles y luego integrante de Frank Zappa and the Mothers of Invention, dirige el departamento de estudios de espectáculo en la Universidad Belmont, en Nashville. Lamont Dozier, del famoso equipo de compositores Holland-Dozier-Holland, que creó éxitos para artistas desde Phil Collins hasta The Supremes, da conferencias sobre su arte en USC. En todo el país, músicos desde punk hasta doo-wop tienen posiciones de profesores en importantes universidades. 

“Lleva la materia a la vida real para los alumnos en una forma en que un profesor convencional no puede hacerlo”, dijo Chris Sampson, decano de la facultad de música de USC, acerca de dejar el aula en manos de artistas como Miller. “Lleva el aprendizaje más allá de la teoría”. 

De hecho, muchas clases van incluso más allá de la música, aunque los músicos dicen que siempre existe una conexión. 

Greg Graffin, que tiene un doctorado en ciencia, por ejemplo, ha enseñado evolución y paleontología en UCLA en años recientes, cuando no está de gira con el grupo punk Bad Religion. 

“Sé que parece loco, pero desde mi perspectiva, el objetivo es el mismo”, dice Graffin de tocar música y enseñar ciencia. “En nuestra banda siempre hemos hecho preguntas y provocado a la gente a que piense. Nosotros nunca decimos tener las respuestas, y eso es muy coherente con los objetivos científicos”. 

Mientras tanto, Rob Leonard, cuya versión de “Teen Angel” con Sha Na Na en Woodstock aún puede ser vista en YouTube, dirige el departamento de linguística forense en la Universidad Hofstroa, en Nueva York. Leonard se reunió con el grupo el año pasado para un concierto en Hofstra por el aniversario 75 de la universidad. 

“A mí me gusta decir que soy una de las pocas personas que ha trabajado con el FBI y con Grateful Dead”, dice Leonard, que ha entrenado a agentes del FBI en cómo analizar lenguaje en busca de pistas para resolver delitos. 

Dice que se interesó en la linguística luego de preguntarle a su sello discográfico adonde había ido a parar todo el dinero de una de las giras de Sha Na Na... porque no había ido a manos del grupo. 

“Ellos me dijeron: -Lee el contrato”', dice Leonard, riendo.

Ese es el mensaje que Volman, quien comenzó a enseñar a tiempo completo hace 14 años, trata de darle a sus estudiantes todos los años. Se requiere más que talento musical para tener éxito en la industria de la música. 

“La gente llega con esa idea de televisión de que todo el mundo va a ser la próxima Carrie Underwood”, dice. “No se dan cuenta de las muchas noches en que no vas a recibir el pago que te prometieron y las muchas noches que no vas a tener una habitación para dormir”. 

Y para aquellos que pudieran pensar que el sector de la música ha cambiado mucho en años recientes para que una estrella de los sesenta o los setenta tenga consejos relevantes para sus estudiantes, Volman hace notar: Su éxito “Happy together” fue bajado de la internet aproximadamente 90.000 veces este año. 

“Y yo gano 79 centavos por cada download de 99 centavos”, le dice a sus estudiantes en la clase sobre el aspecto comercial de la música. “Es muy diferente que el caso del artista que no es dueño de su música, quien recibe apenas 9 centavos”. 

La publicación de música es una de las áreas que enseña Miller, quien ofrece conferencias a tiempo parcial en USC en su condición de profesor adjunto porque sigue dando conciertos. 

Volman, aunque enseña y dirige su departamento, aún encuentra tiempo para salir de gira unas 50 veces al año con the Turtles. Es algo que le da historias nuevas que contarle a sus alumnos, además de ideas para proyectos. 

Dice que le gustaría ver a más músicos veteranos pasar a las aulas, porque considera que tienen mucho que ofrecer en materia de experiencia real. El principal obstáculo para muchos es los certificados avanzados que demandan muchas universidades para sus profesores. Volman no obtuvo su maestría hasta más allá de sus 50 años. 

Pero una vez que se han cruzado esos puentes, dice, la transición no es tan difícil. 

“No pienso que sea muy diferente estar en el escenario en un concierto punk de estar en una sala de conferencias”, dice Graffin.

Publicidad
Publicidad
2376 fotos
65691 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese