Henequén paga a pesar de todo: ejemplo de civismo en medio de la pobreza

09 de diciembre de 2012 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Llegar a Henequén y caminar por las onduladas y polvorientas calles del barrio es una odisea. Este sector subnormal de Cartagena, en la localidad Industrial de la Bahía, alberga unas 4 mil viviendas y a unos 12 mil hogareños.
Tiene 50 años de vida y solo tiene el servicio “legalizado” de energía, que le ha permitido en los últimos dos años (cuando llegó la empresa Energía Social), ser ejemplo porque la mayoría de los habitantes se preocupa por pagar la facturación cumplidamente.
“Queremos mejorar nuestra calidad de vida y esto hace parte del proceso”, dice Rafael Cardona, presidente de la Junta de Acción Comunal.

Contador comunitario
Tanto Cardona como Luis Gómez Cardozo, líder del barrio, sostienen que uno de los requisitos para que las restantes empresas de servicios puedan llegar a esta zona es demostrar el cumplimiento en el pago de la energía. “Con la cultura de pago queremos tener los servicios de agua y gas natural de manera legal”.
Contaron que el barrio tiene un medidor comunitario y con la llegada de Energía Social se censó casa por casa para determinar la cantidad de aparatos eléctricos que tenían en cada una. “Logrado esto, se hizo estimativo de pago por cada cliente. La factura más económica llega en 16 mil pesos y la más costosa en 30 mil pesos”.
El presidente de la JAC dijo que el barrio lo componen 7 sectores, pero solo cinco están conectados al contador comunitario; 3 de Junio y Nelson Arango, no hacen parte por determinación de Energía Social.

Cultura de pago
Aunque la cultura de pago es relativamente nueva en el barrio, algunas personas recuerdan que antes de Energía Social el servicio lo prestó Electricaribe, pero era muy costoso.
“La gente, que en su mayoría vive del reciclaje, y de otras actividades como aseadoras, empleados, soldadores y albañiles, entre otros, no tenía para pagar facturas de 30 o 50 mil pesos y se fue endeudando. Algunos hicieron convenios de pago y se pusieron al día, pero otros no tenían para pagar el convenio y el mes”, explicó Cándida Gómez.
Con Energía Social, las cosas mejoraron mucho y la facturación bajó. Pero con el pesar de los meses, en algunos sectores el servicio se desmejoró. Algunos habitantes contaron que se han dañado electrodomésticos.
Esto, a juicio de varios moradores, se debe a que algunas personas se “han pegado” al transformador.
Ante esta situación la empresa se comprometió a resolver el problema, pero no ha cumplido, dijeron algunos moradores. 

Mejor calidad de vida
Rafael Cardona, presidente de la JAC, lidera junto con su equipo de trabajo la legalización del barrio.
“Estuvimos reunidos con Electricaribe y se planteó la posibilidad de legalizar a Henequén. Nos dijeron que el barrio no aparece en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT), y para lograr este objetivo se deben cumplir varios requisitos”, explicó.
Cardona sostiene que se trabaja duro para legalizar el barrio.

Transporte
Henequén no tiene ruta de transporte público. Para llegar, cuentan sus habitantes, se bajan en Vista Hermosa, un barrio vecino.
“Si tienes plata puedes coger un taxi o una mototaxi. Si no, toca echársela a pie, sea de día o de noche”, cuenta Cándida Gómez.
A esto se suma que la vía está en mal estado. En febrero pasado la arreglaron, pero la lluvia, la falta de unos buenos canales para que corran las aguas y el constante tráfico de vehículos pesados la dañaron.

Agua y gas
Cándida, que también tiene representación entre los líderes del barrio, contó que ese sector de la ciudad es considerado como zona de reserva ecológica, motivo por el cual no se ha podido legalizar.
El presidente de la Junta de Acción Comunal, Rafael Cardona, dijo que el proceso que se adelanta con Energía Social podría ser tomado como modelo para que los servicios restantes (agua y gas), sean una realidad cuanto antes.

LOS MOROSOS
Los barrios morosos son:
*3 de Junio, según Olga Salcedo, debe alrededor de $126 millones, de los cuales facturaron $8 millones y medio y solo pagaron $900 mil.
*Sector Omaira Sánchez de La Candelaria: deuda, $59 millones, facturados $10 millones y pagaron $700 mil.
*Sector Manantial de San José de los Campanos: deuda de $42 millones; factura: $6 millones y recoge: $900 mil.
*Villa Corelca: $450 millones aproximadamente, se facturaron $40 millones y recogieron $144 mil.
*Sector Navidad y Puerta de Pescadores en La Esperanza: deuda de $617 millones, facturaron 14 millones y pagaron $4 millones.
*Loma Fresca de Torices: deuda de $139 millones, facturaron 13 millones y pagaron un millón y medio de pesos.
*Sector Playa Blanca de Olaya Herrera: deuda de $84 millones, facturaron 9 millones y recogieron $186 mil.
*Sector Isla de Belén de Fredonia: deuda de $112 millones, facturados $8 millones y recogieron $1 millón.
*Sector John F. Kennedy de Torices: deben $55 millones, se facturaron 5 millones y se recogieron $500 mil.
En total los 9 barrios le deben a Energía Social, en facturación, $113.500.000, de los cuales solo han recaudado $9.810.000, que es el 9% de la deuda facturada.
La empresa espera recaudar más dinero en los barrios morosos, teniendo en cuenta que Cartagena tiene una cartera cercana a 8 mil millones de pesos. Por eso invitó a los habitantes a cumplir los compromisos de pago.

Opine

¿Cómo es el servicio de energía eléctrica en Henequén?

Ofelia Beltrán

Pago la factura porque necesito la energía. El servicio por mi sector es bueno, aunque hay otros donde es malo.

Alberto Beltán
Vivo en el sector Hoyo Oscuro y la energía es deficiente. Venía pagando la factura, pero hace 7 meses dejé de hacerlo.

Cándida Gómez
Hay sectores donde la energía es buena, y en otros crítica.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS