Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-21

Dólar (TRM)
$2.927,91
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,67
Euro
$3.112,95
UVR, Ayer
$242,71
UVR, Hoy
$242,74
Petróleo
US$52,42

Estado del tiempo
2017-01-21

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 00:04

Marea max.: 11 cms.

Hora: 07:33

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-01-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Venezolanos votaron en calma

-A A +A
 

Los venezolanos votaron en gran número y en calma ayer, en unas elecciones legislativas en las que el mandatario Hugo Chávez aspira mantener una cómoda mayoría de cara a las presidenciales de 2012, y en las que la oposición volverá al Parlamento tras cinco años de ausencia.

“Estoy seguro de que se impondrá la voz del pueblo”, dijo Chávez, con aire tranquilo, tras depositar su voto en un barrio popular de Caracas.
Largas colas se pudieron apreciar hasta las 6 p.m. locales, cuando comenzaron a cerrar las oficinas electorales, sin embargo.
Según Chávez, la participación fue muy alta y podría llegar al 70% en esta jornada, en la que más de 17,5 millones de venezolanos fueron convocados a elegir a 165 diputados de la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral).
Desde la madrugada y hasta el cierre de las oficinas electorales, el presidente estuvo muy activo, enviando decenas de mensajes desde su cuenta en la red social Twitter, en los que apelaba a “arrollar” y “demoler” a sus detractores en las urnas, ya que está en juego “el futuro de Venezuela”.
“Ahora entramos en la 3ra Fase: Esto significa acelerar el arrollamiento y la demolición”, escribió marcialmente Chávez, que considera estas votaciones un preámbulo de las presidenciales de 2012, en las que aspira a un tercer mandato de seis años.
Según Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), la votación transcurrió “en un ambiente de tranquilidad y civismo” y sin incidentes mayores.
Durante la jornada, se multiplicaron, sobre todo en las redes sociales en internet, los llamados a votar por parte de los partidarios y detractores del presidente.
La oposición venezolana, que celebra su retorno a la vida parlamentaria, hizo hincapié en la necesidad de tener un Parlamento “plural” que luche por un país “para todos”.
“Hoy es el momento en el cual alzamos las voces por la Venezuela que queremos”, declaró la candidata opositora María Corina Machado.
En 2005, los detractores de Chávez decidieron no participar en las parlamentarias y desde entonces, la Asamblea Nacional, dominada de forma aplastante por el oficialismo, trabajó sin trabas para defender el proyecto político socialista de Chávez.
Cinco años después, unidos en una coalición electoral llamada Mesa de Unidad Democrática, los políticos opositores dejaron de lado sus diferencias.
Por su parte, el gobierno sabe que es imposible repetir la situación atípica de la pasada legislatura, pero aspira a lograr dos tercios de los escaños, es decir 110, para conservar un amplio margen de maniobra.
En virtud de la nueva ley electoral en vigor, bastaría un 51 o 52% de los votos para dar al oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) esta mayoría.
Según los sondeos, las intenciones de voto estaban muy repartidas.
En 2007, el chavismo sufrió su única derrota desde 1998, en un referéndum sobre una reforma constitucional, y en 2008 la oposición logró imponerse en las regiones más ricas y pobladas en las elecciones municipales y regionales.
“Yo apoyo totalmente el proyecto de Chávez. Esto no se puede echar atrás. El es el único que se ha preocupado de nosotros”, explicaba Luis Marrero, de 68 años, un jubilado de la barriada caraqueña de Petare, minutos antes de votar.
“He votado por mi país. El poder en la Asamblea estaba totalmente concentrado y queremos un contrapeso”, explicó por su parte Alba Correa, vendedora, de 51 años.
Consciente del desafío, Chávez lideró la campaña de principio a fin y puso a prueba su incombustible popularidad, que sigue siendo alta casi 12 años después de su llegada al poder.
Sin embargo, el mandatario se ve afectado por problemas como la violencia, la inflación récord (30% en los últimos 12 meses), el desempleo, la falta de viviendas o los ataques a la propiedad privada, argumentos usados por la oposición para pedir un cambio.
“Estas elecciones son un paso más para profundizar la democracia que se ha venido construyendo desde hace diez años” en Venezuela, dijo el vicepresidente Elías Jaua al depositar su voto.

Publicidad
Publicidad
2379 fotos
65865 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese