Indicadores económicos
2017-07-27

Dólar (TRM)
$3.026,22
Dólar, Venta
$2.850,00
Dólar, Compra
$2.645,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.523,73
UVR, Ayer
$251,58
UVR, Hoy
$251,59
Petróleo
US$48,75

Estado del tiempo
2017-07-27

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 09:27

Marea max.: 12 cms.

Hora: 02:06

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 11 a 29 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 35 ºC

Pico y placa
2017-07-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4 -
Taxis
3 - 4
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

GB: Cae emporio de Rebekah Brooks, la reina de la prensa amarilla

La caída de Rebekah Brooks fue tan fulgurante como su ascensión: se aceleró en 48 horas: “la reina de los tabloides” británicos, convocada el martes por la comisión parlamentaria, está en libertad condicional por corrupción de policías y complicidad en escuchas telefónicas ilegales

El domingo, la protegida del todopoderoso magnate de la prensa Rupert Murdoch salió de un comisariado de policía, tras haber padecido 12 horas de intenso interrogatorio. 

Hace una semana, esta pelirroja de 43 años aparecía sonriente al lado de su mentor Rupert Murdoch. El magnate australo-estadounidense acababa de cruzar el Atlántico para asumir personalmente las riendas del caso de las escuchas telefónicas ilegales practicadas por News of the World (NotW), buque insignia de la división británica del grupo News Corp. “¿Mi prioridad? Es ella”, dijo el magnate. 

Pero una cascada de acontecimientos ha remecido en unos días a News Corp, uno de los grupos de medios de comunicación más poderosos del mundo, así como a su filial británica News International, dirigida por Brooks, que ha cambiado la vida a la que, durante mucho tiempo, era considerada como la “quinta hija de Rupert”. 

El patriarca de 80 años cerró el NotW, abandonó un proyecto faro de expansión en el Reino Unido y sacrificó a sus dos principales lugartenientes, Rebekah y Les Hinton, compañero de medio siglo. 

Tan fulgurante como fue su ascenso ha sido su caída. 

Según su biografía, Brooks pasó por la Universidad de la Sorbona, en París, y por la prensa de provincia británica. 

Después de que a los 14 años se prometió que sería periodista, entró como secretaria en el NotW en 1989. Once años más tarde se convirtió en la primera mujer y en la más joven en dirigir un diario en la historia de la prensa nacional británica. 

En 2003 pasó al Sun, otro tabloide del grupo. Y 2009 fue el año de su consagración: se convirtió en directora general de News International. 

A lo largo de estos años ha demostrado unas dotes para las relaciones públicas, universalmente reconocidas, una ambición y una audacia fuera de lo común, así como un carácter particularmente bien templado. 

Brooks se retrata sobre todo con una polémica campaña en la que instaba a denunciar a los pederastas, cuyos nombres y direcciones fueron publicados por el NotW. La leyenda asegura también que no dudó en disfrazarse como empleada de la limpieza para entrar al Sunday Times para conseguir una primicia. 

En 2009 políticos, actores, celebridades y hasta el mismísimo Rupert Murdoch acudieron al segundo matrimonio de Brooks, ex Wade, en una burguesa hacienda de Oxfordshire, la campiña inglesa por excelencia, con un ex domador de caballos. 

Brooks aparecía un día sí y otro también en la prensa del corazón pese a su discreción sobre su vida privada. Su agenda y su don de gentes no tienen parangón. 

Pero en un abrir y cerrar de ojos, la estrella de las cenas y de las fiestas que pasó la última Navidad en compañía del primer ministro David Cameron se ha convertido en una apestada. 

Los partidos políticos aplaudieron unánimemente su dimisión, igual que algunos inversores de News Corp. 

El escándalo ha vuelto a resurgir. Muchas de las 4.000 escuchas practicadas por el NotW en los años 2000 se produjeron cuando ella estaba al frente del diario. 

La policía, que ha vuelto a abrir la investigación, desea interrogarla sobre las declaraciones que hizo ante una comisión parlamentaria en 2003, cuando admitió que habían pagado a la policía para obtener información en el pasado, declaró entonces cándidamente. 

“Comprenderán dentro de un año”, dijo Rebekah Brooks, con lágrimas en los ojos, cuando anunció hace unos días el fin del NotW a los 200 empleados atónitos. La misteriosa confidencia auguraba noticias sensacionales.  

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese