Indicadores económicos
2017-05-26

Dólar (TRM)
$2.911,66
Dólar, Venta
$2.800,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.265,13
UVR, Ayer
$250,11
UVR, Hoy
$250,15
Petróleo
US$48,90

Estado del tiempo
2017-05-26

marea

Marea min.: -18 cms.

Hora: 07:28

Marea max.: -11 cms.

Hora: 12:04

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-05-26

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
9 - 0
Motos
S/M

Cardenal Ortega, el artífice de la liberación de presos en Cuba

Líder indiscutido de la Iglesia Católica en Cuba, el cardenal Jaime Ortega, de 73 años, guarda tras su sonrisa permanente y modales suaves una mano firme y paciencia de Job, que lo hicieron acreedor de la llave de las prisiones políticas de la isla.

Sacerdote a los 28 años, obispo a los 34, investido con el capelo cardenalicio a los 58 por el papa Juan Pablo II, el segundo cardenal en la historia de Cuba instaló un inédito diálogo con el presiente Raúl Castro el 19 de mayo último, sobre presos políticos y otros asuntos internos.

Ortega enfatiza que el diálogo es “entre cubanos”. Declaraciones suyas en abril, en la que desaprobaba el asedio de seguidores del Gobierno a las Damas de Blanco, familiares de presos políticos, le abrieron la puerta como interlocutor con las autoridades, que terminó el hostigamiento a las habituales marchas públicas de las mujeres.

Como éxito contundente de su mediación, el cardenal logró el miércoles el compromiso de Raúl Castro de liberar gradualmente a 52 presos políticos, los que restan en prisión de un grupo de 75 disidentes condenados en 2003, cinco en “las próximas horas” y los restantes 47 en un periodo de tres a cuatro meses.

Ese puente es un reconocimiento a la paciente labor de Ortega, que llevó a la Iglesia a cambiar la confrontación por el diálogo y el enclaustramiento en los templos por ir ganando pequeños espacios sociales durante el periodo de fuerte liderazgo de Fidel Castro.

A Ortega se le atribuye un gran sentido del equilibrio, “mano de derecha y mano izquierda”, para unir a una Iglesia dividida entre jerarcas inmovilizados por el resentimiento y religiosos partidarios de la evolución.

Entre sus cicatrices guarda haber cumplido el servicio militar en 1967, interrumpiendo su ministerio sacerdotal, en las llamadas UMAP, unidades donde el Estado ateo destinaba a creyentes, homosexuales y desocupados.

La medalla de oro de su ministerio fue la exitosa visita a Cuba del Papa Juan Pablo II en 1998.
Acostumbrado a caminar en las aguas turbulentas de las ondulantes relaciones entre la Iglesia, única institución legal distante ideológicamente del Gobierno comunista, el también arzobispo de La Habana devino ahora en interlocutor y portavoz excepcional de decisiones oficiales sobre los presos.

De joven, con un rostro que recordaba a Marlon Brando, estudió en Canadá y se insertó en una Iglesia bajo fuerte influencia de su similar española con ayuda financiera de la de Estados Unidos, a la que le imprimió un fuerte sabor nacional, que va desde el uso de guayabera (camisa nacional) hasta la aproximación con cultos sincréticos.

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese