Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-05

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-05

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:05

Marea max.: 18 cms.

Hora: 23:25

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-05

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Chávez no tiene sucesor claro mientras lucha contra cáncer

-A A +A
 

El presidente Hugo Chávez ha construido su carera estableciéndose como el Mesías político de Venezuela. Ahora parece que sus problemas de salud lo están obligando a buscar entre sus aliados a las personas más capaces de manejar su revolución socialista mientras se somete a tratamiento contra el cáncer. 

Entre los que se han destacado están el hermano mayor de Chávez, su canciller, su ministro de energía y algunos oficiales militares activos y retirados. Todos han sido izquierdistas leales y comprometidos. Pero si Chávez tiene en mente algún sucesor al poder, no ha mandado señales claras de quién podría ser. 

Su mentor Fidel Castro renunció como presidente de Cuba en 2008 a favor de su hermano y entonces vicepresidente Raúl, pero esa sucesión se había previsto décadas atrás. 

Cualquier sucesor que podría nombrar Chávez en el corto plazo necesitaría contar con apoyo popular en tiempos difíciles. 

Queda claro que Chávez desearía dejar su Revolución Bolivarianas en manos seguras si su enfermedad resulta ser terminal. 

Los posibles candidatos incluyen a su hermano mayor Adán, el actual gobernador Barinas, estado natal de Chávez. Los lazos familiares son de gran importancia para el presidente de 56 años, y su hermano es un aliado de confianza que ha aparecido más frecuentemente al lado del presidente desde que se sometió a una cirugía en Cuba y desde que regresó a Caracas esta semana. 

“Pareciera que su hermano es el plan B para el gobierno”, dijo Riordan Roett, director del programa latinoamericano en la Escuela de Estudios Avanzados Internacionales de la Universidad John Hopkins. 

Sin embargo, Adán Chávez, un ex profesor universitario de hablar monótono, carece de la agudeza y carisma del presidente. 

“El no es un líder natural y su futuro en la política depende totalmente del capricho del presidente,” consideró Eduardo Semtei, un comentarista político y ex aliado de Chávez. Semtei se hizo amigo de Adán Chavez a principios de los años 1970, cuando ambos pertenecían a grupos izquierdistas políticos ligados a guerrilleros marxistas. 

Adán Chávez alarmó a algunos venezolanos cuando, mientras su hermano convalecía en Cuba, afirmó que los seguidores del gobierno no deberían descartar la posibilidad de una lucha armada en el futuro. Algunos interpretaron ese comentario como prueba de que el movimiento chavista estaría dispuesto a usar la fuerza para mantenerse en el poder. 

Semtei opinó que Adán Chávez no es muy popular dentro del liderazgo del partido gobernante. También hay dudas en torno a si los militares aceptarían al hermano del presidente. 

La ausencia de un sucesor claro es un dilema creado por el propio Chávez. Todos los aliados del presidente dependen de su apoyo para su supervivencia política. La mayoría son partidarios leales con poco carisma que han subido por las filas de los seguidores de Chávez y no tienen ninguna base popular propia, aunque algunos tienen experiencia como negociadores dentro del movimiento. 

Dos de los líderes más visibles del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela, el canciller Nicolás Maduro y el ministro de energía Rafael Ramírez, visitaron a Chávez en Cuba y estuvieron entre los pocos elegidos para recibirlo en el aeropuerto cuando regresó.

Maduro y Ramírez han permanecido en sus cargos por más tiempo que cualquiera de sus colegas, y ambos se han demostrado capaces de unificar al partido. Pero al igual que sus colegas, la autoridad de ambos proviene directamente de la confianza que les tiene Chávez como defensores de sus intereses. 

Maduro, quien hace años fue un conductor de autobús y líder sindical, habla frecuentemente en nombre de Chávez y ha sido canciller desde 2006. Anteriormente, demostró su capacidad política como presidente de la Asamblea Nacional. 

Desde que Chávez sobrevivió a un golpe de estado en 2002, le ha encomendado la petrolera estatal la fuente de ingresos más importante de Venezuela a Ramírez, un ingeniero mecánico. 

Mientras Chávez estaba en Cuba, el vicepresidente Elías Jaua, Ramírez y otros aliados incrementaron sus apariciones públicas en concentraciones políticas y prometieron que el movimiento permanecería unido. 

“De los nombres que se mencionan, me parece que Rafael Ramírez estaría en la mejor posición para mantener unido el chavismo”, dijo Michael Shifter, presidente del Diálogo Inter Americano, un centro de análisis basado en Washington. “Sin embargo, no es ningún Chávez. Nadie lo es”. 

Algunos analistas dicen que muy pocos de los líderes chavistas de segundo nivel parecen contar con el mismo respeto de los militares que tiene el presidente, un ex teniente coronel. 

Varios militares activos y retirados podrían surgir como negociadores importantes durante una transición, aún si ninguno tiene credenciales suficientemente reconocidas para ser el sucesor de Chávez. 

Chávez dice con frecuencia que aún se considera un soldado en una batalla más grande para el futuro del país. Y le tiene gran confianza a algunos de los militares que participaron en su fallido golpe de estado de 1992, más de ocho años antes que ganó la presidencia. 

Entre ellos está el ex jefe de los servicios de inteligencia, el general Henry Rangel Silva, quien fue elevado el año pasado a general en jefe y quien es el comandante de operaciones estratégicas de las fuerzas armadas. 

Rangel estuvo con Maduro y Adán Chávez cuando realizaron una de la primeras reuniones televisadas con Chávez en Cuba después que le fue extirpado un tumor canceroso en la región pélvica. 

Rangel habla poco públicamente y tiene un pasado controvertido. El año pasado, Chávez lo defendió públicamente cuando fue criticado por decir en una entrevista con un periódico que ni las fuerzas armadas ni el pueblo aceptarían una victoria de la oposición en las elecciones presidenciales de 2012.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2325 fotos
63967 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese