Indicadores económicos
2017-09-23

Dólar (TRM)
$2.900,73
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.469,56
UVR, Ayer
$251,72
UVR, Hoy
$251,73
Petróleo
US$50,66

Estado del tiempo
2017-09-24

marea

Marea min.: 1 cms.

Hora: 07:35

Marea max.: 19 cms.

Hora: 16:17

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.2 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-09-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

N/A - N/A
Taxis
N/A - 0
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Chávez se queda solo en su defensa a Gadafi

El presidente venezolano Hugo Chávez se quedó solo con su condena a la OTAN por su apoyo a los rebeldes libios que acorralan a su amigo Muamar Gadafi, e insistió en que el objetivo de Estados Unidos y sus aliados de Europa es apoderarse del petróleo del país africano. 

Al tiempo que las fuerzas rebeldes avanzaban en Trípoli el domingo, Chávez condenó las acciones de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y aseguró que “están produciendo una masacre allí”. 

Desde el inicio de la revuelta en Libia hace seis meses, Chávez ha apoyado el regimen de Gadafi y se ha opuesto a las sanciones económicas y a la intervención de la OTAN. En febrero lanzó una propuesta de plan de paz y ha intercambiado cartas con el líder libio. 

Para el politólogo Carlos Romero, profesor en la Universidad Central de Venezuela, se trata “de un compromiso que se fue tejiendo a lo largo de estos meses, y que deja al gobierno de Venezuela aislado, en una posición a contravía de la comunidad internacional”.  Ese apoyo en solitario “puede entenderse como una lealtad con Gadafi, con quien tiene lazos muy firmes; pero también como la de alguien que pone las barbas en remojo, que piensa que podría vivir una situación de ese tipo”, señaló Romero. 

Esa perspectiva explica en parte la decisión anunciada la semana pasada por Venezuela de repatriar el oro de sus reservas internacionales, avaluado en unos 11.000 millones de dólares y retirar de Europa y Estados Unidos las monetarias, para colocarlas en países amigos como Rusia, China o Brasil. 

“Las cuentas de Gadafi en el exterior fueron congeladas, y el presidente venezolano hace algunos movimientos (financieros) porque piensa que también podrían ocurrirle”, indicó Romero. 

El respaldo de Chávez a un sistema repudiado por la comunidad internacional ya se había visto en el caso de Saddam Hussein y la guerra Irak. 

En 2000, cuando promovía una cumbre de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Chávez se encontró con Hussein en Bagdad. Esa fue la única visita a Irak de un jefe de Estado extranjero desde la instalación del embargo internacional contra ese país en 1990. 

En 2003 se opuso firmemente a la guerra de Irak y calificó de “crimen político producto de la ilegítima ocupación extranjera” la ejecución de Hussein en 2006. 

A Gadafi lo visitó en Libia en varias ocasiones, la primera de éstas en 2001 y la más reciente en 2009, el mismo año en que Gadafi vino a Venezuela para una cumbre América del Sur-Africa. 

En ambos casos, Chávez sostiene que la intervención militar en esos países tuvo como verdadero objetivo adueñarse del petróleo, y con frecuencia advierte que las abundantes reservas venezolanas de hidrocarburos, las mayores del mundo por encima de las de Arabia Saudita según la OPEP, también son apetecidas por Estados Unidos. 

“Lo que han hecho en estos días los países más reticentes a las primeras medidas de sanción a Libia ha sido reconocer que el régimen de Gadafi es insostenible y que se ha mantenido este tiempo con mucha violencia contra su propia gente”, señaló la profesora de relaciones internacionales Elsa Cardoso. 

“La tesis según la cual lo que motiva la intervención en Libia es su riqueza petrolera muestra el cristal a través del cual el presidente Chávez mira al mundo y el espejo muy deformado con el cual ve la situación venezolana. Refuerza su idea de que existe una gran conspiración contra su gobierno”, dijo Cardoso. 

Sin embargo, Cardoso los paralelismos que hace Chávez entre la situación en su país y las intervenciones en Irak y en Libia no tienen base “ni por la situación internacional ni por la interna de Venezuela”. 

“Internacionalmente no se ve ninguna razón ni tampoco ningún compromiso de parte de Estados Unidos para intervenir en Venezuela. En lo interno, los sectores de oposición estan encaminados a acudir a las elecciones el próximo año. Además, la Constitución venezolana no se parece al Libro Verde de Gadafi”, concluyó. 

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese