Indicadores económicos
2017-05-27

Dólar (TRM)
$2.913,47
Dólar, Venta
$2.800,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.261,92
UVR, Ayer
$250,15
UVR, Hoy
$250,19
Petróleo
US$49,80

Estado del tiempo
2017-05-27

marea

Marea min.: 27 cms.

Hora: 00:15

Marea max.: -11 cms.

Hora: 14:11

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 29 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 35 ºC

Pico y placa
2017-05-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

9 - 0
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Crece reclamo de investigación de causas incendio en prisión hondureña

Los especialistas eran esperados este viernes en la granja penal de Comayagua, 90 km al norte, donde reconstruirán la escena de la tregedia y rastrearán entre los escombros evidencias que ayuden a determinar el origen del fuego.

Un equipo de la agencia estadounidense de control de alcohol, tabaco, armas y explosivos (ATF) llegó la noche del jueves y expertos chilenos ya visitaron el centro de reclusión.

A tres días del trágico incendio en la cárcel que alberga a 852 reos, el doble de su capacidad normal, nada se sabe sobre el origen del siniestro, mientras aumentaba el drama de los familiares por la lenta identificación de los cadáveres.

Agotados, desesperados, dolidos y mantenidos a la distancia por el fuerte olor que sale de la morgue adonde fueron llevados todos los cadáveres, los familiares aguardaban la entrega de los cuerpos, pero hasta este viernes sólo 15 habían sido identificados.

"Me acaban de decir que es difícil que me entreguen a mi hermano porque está muy descompuesto, pero me voy a quedar aquí hasta que me lo den", dijo a la AFP Lindolfo Hernández, de 37 años, cuyo hermano estaba condenado a 10 años por violación y le faltaban dos meses para cumplir la pena.

El saldo del incendio, una de las mayores catástrofes carcelarias del mundo, subió este viernes a 356 reos muertos al fallecer un interno que era atendido en un hospital.

Entretanto, la agitación crecía en el país por los insistentes testimonios y acusaciones de organismos de derechos humanos sobre el papel de custodios y autoridades en la tragedia, acusaciones que van desde la negligencia hasta la premeditación.

"Los bomberos llegaron tarde a controlar el incendio, el director del centro penal no estaba en el lugar, los guardias no abrieron las celdas para salvar las vidas (...) y más bien dispararon sus armas", resumió una de las principales ONG de derechos humanos del país.

El Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (Cofadeh) manifestó su inquietud por una denuncia de un reo no identificado que dijo a un medio local que el fuego fue provocado por la policía para encubrir una fuga planificada.

En declaraciones a la AFP, el portavoz de la Policía Nacional, Héctor Iván Mejía, negó las versiones al asegurar que buscan "desprestigiar" a la institución, altamente cuestionada tras descubrirse que está infiltrada por el crimen organizado.

El debate político comenzó a agitarse en Honduras. Los opositores Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) y el Partido Libertad y Refundación (Libre), ambos de izquierda, calificaron los hechos de "negligencia criminal".

El presidente Porfirio Lobo de inmediato ordenó la separación temporal de sus cargos de los funcionarios responsables del área de prisiones para impedir interferencias en la investigación y solicitó la ayuda de expertos internacionales.

La Penitencia de Comayagua es una granja sobrepoblada, que albergaba a 852 presos acusados por crímenes como asesinatos, robos, secuestros, pandillaje y otros delitos, el 60% de los cuales no había recibido condena.

Temerosos y aún bajo conmoción, unos 500 reos sobrevivientes del atroz incendio pasan los días en la incertidumbre, hacinados en las celdas, corredores y patios que no fueron devorados por las llamas.

"Yo no quiero que me mantengan en este penal, tiene una maldición que ya habíamos advertido, sabíamos que ese incendio iba a ocurrir tarde o temprano", dijo Marco Valladares a la AFP, mediante un celular desde el cual se comunica con su esposa, Marta Abigail López, apostada en los portones de la prisión.

Los familiares llegan con agua y comida para los sobrevivientes, que deben entregarlos a la policía en el portón, pues el ingreso está prohibido a fin de evitar la propagación de enfermedades y una posible alteración del lugar que afecte la investigación.

Equipos de profesionales de la salud aplicaban este viernes vacunas contra enfermedades como el tétano a los sobrevivientes que permanecen en el penal, a policías, personal administrativo y especialistas que ingresan a labores de investigación y rehabilitación.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese