Indicadores económicos
2017-08-18

Dólar (TRM)
$2.980,03
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,53
Euro
$3.485,74
UVR, Ayer
$251,75
UVR, Hoy
$251,75
Petróleo
US$47,09

Estado del tiempo
2017-08-18

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 03:35

Marea max.: 31 cms.

Hora: 20:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 14 a 28 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-08-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

EEUU busca reforzar guerra antinarco en Centroamérica contra despenalización

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, se reúne este martes con los gobernantes de Centroamérica para reforzar la guerra contra el narcotráfico, en contraposición a la propuesta guatemalteca de debatir una despenalización de las drogas.  

Bajo un vasto despliegue policial y militar, Biden llegó a la base estadounidense de Palmerola 80 km al norte de Tegucigalpa, tras visitar México, en su segunda gira por América Latina, previa a la Cumbre de las Américas que se celebrará en abril en Colombia.  

A la cita asisten, además del anfitrión Porfirio Lobo, los presidentes Otto Pérez, de Guatemala; Mauricio Funes, de El Salvador; Laura Chinchilla, de Costa Rica; Daniel Ortega, de Nicaragua; y Ricardo Martinelli, de Panamá, así como representantes de República Dominicana.        

Al iniciar la reunión, Pérez dijo que presentaría su iniciativa que “va más allá de la despenalización”, como forma de frenar la violencia del narcotráfico y el crimen organizado. “Queremos (...) un debate para encontrar otras formas (...) de combatir el narcotráfico más eficientemente”, declaró Pérez en la Casa de Gobierno de Tegucigalpa.   Biden descartó el lunes en México la posibilidad de que el gobierno de Barack Obama cambie su política antidrogas, pero consideró legítimo el debate impulsado por Guatemala, aunque -agregó- dejará ver que “hay más problemas con la legalización que con la no legalización” de la droga.            

Pese a que los presidentes de Panamá, El Salvador y Honduras expresaron su  rechazo a una despenalización, se mostraron, igual que Costa Rica y Nicaragua, abiertos a una discusión.      

“La posición de El Salvador es que la despenalización de la producción, el tráfico y el consumo de drogas en nada beneficia a la región. A la larga eso significaría convertir a Centroamérica en un paraíso” de la droga, dijo Funes en Tegucigalpa, tras reclamar “más ayuda” de Estados Unidos.        

Ortega y Chinchilla dejaron de lado sus constantes roces por un conflicto fronterizo y coincidieron en exigir una mayor responsabilidad de Estados Unidos, principal consumidor de drogas del planeta.          

“Centroamérica está procurando ganar una batalla que es de muchas otras naciones”. Esta región es la que “está poniendo los muertos”, dijo Chinchilla.  

“No encontramos de parte de la comunidad internacional realmente una preocupación que se manifieste en acciones” para que Centroamérica “pueda enfrentar este flagelo”, dijo por su lado Ortega.       

En junio pasado, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, participó en Guatemala en una cumbre que concluyó con un plan de acción común y promesas de aportes internacionales por 2.000 millones de dólares, en su mayoría créditos.          

Pero apenas ocho de los 22 proyectos adoptados están por iniciar, y, según Ortega, hasta ahora “sólo se destinaron 80 millones” de dólares a “esta batalla contra la plaga del narcotráfico y el crimen organizado”.      

Estados Unidos propugna una lucha frontal que se paga con decenas de miles de muertos en México y Centroamérica, por donde pasa cerca del 90% de la cocaína consumida en ese país.            

Tras la ofensiva que emprendió el gobierno mexicano de Felipe Calderón, que en un lustro dejó unos 50.000 muertos, los cárteles de la droga han desplazado sus operaciones a Centroamérica y, aliados con las violentas pandillas locales, siembran el terror.  

Hoy la región es la más mortífera del mundo, sobre todo en su llamado  “triángulo norte”. Honduras registra una tasa de 85 homicidios por cada 100.000 habitantes, El Salvador 65, y Guatemala 41, según datos de la ONU. La violencia en esos países es peor que la de México (cuya tasa de homicidios es de 18 cada 100.000 habitantes) y su respuesta ha sido militarizar la seguridad pública.    

Washington está “empujándonos a una guerra que no nos corresponde (...) la política de persecución ha fracasado, como se ha visto en México”, dijo a la AFP la salvadoreña Jannet Aguilar, experta en temas de violencia de la Universidad Centroamericana (UCA).         

Mientras, el narcotráfico avanza rápidamente en la región y ha infiltrado la policía y la justicia, en un explosivo cóctel en el que la crisis de inseguridad se suma a la pobreza que sufre la mitad de los 45 millones de centroamericanos.

 

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese