Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-03

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-03

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:02

Marea max.: 19 cms.

Hora: 13:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 1.8 a 9 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-03

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

5 - 6
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

EE.UU. pide a nuevo líder norcoreano respetar compromisos nucleares

-A A +A
 

El presidente Barack Obama habló telefónicamente con el presidente de Corea del Sur, Lee Muyng-Bak, y con el primer ministro de Japón, Yoshihiko Noda, a quienes dijo que Estados Unidos está comprometido en la defensa de sus aliados, con quienes buscó cerrar filas ante el fallecimiento de Kim. 

“El presidente subrayó el compromiso de Estados Unidos en la defensa de sus estrechos aliados, incluyendo Japón”, dijo la Casa Blanca en un comunicado en referencia a la conversación con Noda. 

“También transmitió la importancia que otorga al mantenimiento de la estabilidad de la península de Corea y la región”, agregó. 

Indicó asimismo que Estados Unidos y Japón “acordaron monitorear cuidadosamente los acontecimientos y permanecer en estrecho contacto”. 

Obama telefoneó más temprano al presidente de Corea del Sur, Lee Muyng-Bak, a quien también aseguró su “fuerte compromiso” con su seguridad, y ambos acordaron reforzar la cooperación en esa materia, dijo la Casa Blanca. 

“Esperamos que el nuevo liderazgo norcoreano tome los pasos necesarios para apoyar la paz, la prosperidad y un futuro mejor para el pueblo norcoreano, incluyendo” respetar “sus compromisos para la desnuclearización”, dijo en tanto el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney. 

También indicó que es demasiado temprano para hacer juicios sobre lo que la muerte de Kim Jong-Il significa para el futuro norcoreano o de su relación con el mundo exterior, incluyendo las conversaciones sobre su programa nuclear. 

Kim Jong-Il, cuya salud era frágil desde hace años, murió el sábado, y su hijo Kim Jong-Un fue designado como su sucesor, anunciaron el lunes los medios oficiales del régimen comunista, declarado enemigo de Estados Unidos. 

Por su parte, la secretaria de Estado Hillary Clinton pidió una “transición estable y pacífica” en Corea del Norte y afirmó que Estados Unidos desea tener mejores relaciones con el pueblo norcoreano tras la muerte del gobernante. 

“Tenemos un común interés en una transición estable y pacífica en Corea del Norte, así como en la paz y la estabilidad regional”, declaró tras un encuentro con su par japonés Koichiro Gemba. 

De su lado, el exsecretario de Estado Henry Kissinger dijo a CNN que Estados Unidos debería buscar consenso entre sus aliados con el objetivo de contener a Corea del Norte tras la muerte de Kim. 

“Como estado en conflicto militar permanente, la única fortaleza de Corea del Norte es su capacidad para tomar medidas suicidas, pero no para sostener un conflicto de largo alcance”, dijo Kissinger, quien aludió a la “considerable capacidad de chantaje” del ermitaño país comunista. 

Pero “no creo que Corea del Norte vaya más allá de ciertos límites” si se logra un acuerdo entre los miembros del grupo de países que participan en las suspendidas negociaciones con Pyongyang, agregó. 

Varios grupos defensores de los derechos humanos, entre ellos Human Rights Watch y Amnistía Internacional, instaron a Corea del Norte a cambiar su dirección política tras la muerte de Kim, al que acusaron de haber liderado “un infierno en la Tierra” con el asesinato de miles, si no millones, de personas.  

La muerte de Kim el sábado se produjo el mismo día en que su país aceptaba suspender su programa de enriquecimiento de uranio con fines militares, una precondición fijada por Estados Unidos para retomar las negociaciones sobre el desarme y la ayuda alimentaria. 

Según una fuente diplomática anónima citada por los medios surcoreanos, Washington aceptó por su lado proporcionar a Pyongyang 240.000 toneladas de ayuda alimentaria. 

Estos avances han sido considerados como naturales para favorecer el relanzamiento de las conversaciones a Seis (Estados Unidos, Rusia, las dos Corea, China y Japón) sobre la desnuclearización de Corea del Norte, que ha tenido marchas y contramarchas. 

Esas conversaciones buscan convencer a Pyongyang de renunciar a sus ambiciones nucleares a cambio de una importante ayuda energética y alimentaria.

Corea del Norte rompió toda discusión en abril de 2009, un mes antes de realizar un segundo ensayo nuclear. 

Obama advirtió a Corea del Norte en octubre que enfrentaría un mayor aislamiento y mayores presiones internacionales si realizaba nuevas “provocaciones” como las que afectaron a Asia el año pasado. 

Pero también dijo que Pyongyang podía esperar mayores oportunidades si cumplía con sus obligaciones internacionales sobre su programa nuclear. 

Corea del Norte, que nunca firmó un tratado de paz con Estados Unidos tras la Guerra de Corea de 1950-53, ha sido un frecuente dolor de cabeza en materia de política exterior para los sucesivos gobiernos estadounidenses.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2322 fotos
63917 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese