Indicadores económicos
2017-09-25

Dólar (TRM)
$2.900,73
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.469,56
UVR, Ayer
$251,72
UVR, Hoy
$251,73
Petróleo
US$50,66

Estado del tiempo
2017-09-26

marea

Marea min.: 20 cms.

Hora: 17:01

Marea max.: -6 cms.

Hora: 00:44

Dirección viento: Suroeste

Intensidad viento: 8 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-09-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
3 - 4
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Elecciones de noviembre preparan terreno a presidenciales de 2012

Los republicanos amenazan con arrebatar al menos una docena de gobernaciones a los demócratas en noviembre, lo que podría causarle al presidente Barack Obama un dolor de cabeza que persistiría mucho más allá de estas elecciones de mitad de mandato.

Esa posible nueva camada de gobernadores republicanos, algunos de ellos en estados donde no hay un partido dominante y en los que Obama se impuso hace dos años, podrían complicar las posibilidades de los demócratas de cumplir con sus promesas y empinarles el camino hacia las elecciones presidenciales del 2012.
También podrían generar un ambiente propicio para los republicanos cuando el año que viene se haga la renovación de los distritos electorales de la Cámara de Representantes, que tiene lugar cada diez años.
Los demócratas corren peligro de perder las gobernaciones de Ohio, Pensilvania, Michigan, Illinois, Wisconsin, Iowa, Oregón, Nuevo México, Maine, entre otras. Obama ganó todos esos estados con gobernadores demócratas en el 2008. Y la contienda se anuncia reñida en todos ellos cuando el presidente busque la reelección en el 2012.
Los republicanos ya desplazaron a los gobernadores demócratas de Nueva Jersey y Virginia, otros dos estados donde Obama ganó hace dos años.
Los demócratas enfrentan además un panorama incierto en Florida, estado sin dueño que generalmente resulta crucial en los comicios presidenciales.
Así como pueden perder numerosas gobernaciones, los oficialistas también pueden ganarlas en California, Hawai y algunos otros estados.
Obama participa activamente en la campaña electoral y visita sobre todo los estados que resultarán vitales para sus posibilidades de reelección. El domingo, como en 2008, volvió a hacer campaña con su esposa Michelle, en una visita a Ohio.
El mandatario prepara sus visitas "pensando en lo que más le conviene a los demócratas en el 2010", aseguró el director de comunicaciones de la Casa Blanca Dan Pfeiffer.
Las elecciones de gobernadores del mes que viene tendrán un gran impacto en los comicios de la Cámara de Representantes del 2012. Las 435 bancas son redistribuidas geográficamente cada diez años, después de cada censo. En base a los datos del censo, se arman nuevos distritos en un proceso con un gran trasfondo político, en el que se puede perjudicar o beneficiar a un partido o incluso a un político específico.
La mayoría de los gobernadores tienen formas de influir en el proceso, incluido el derecho a vetar cualquier iniciativa que no les guste.
La preparación de los distritos será especialmente peleada en los estados con bajo crecimiento poblacional, que perderán asientos en la cámara baja. El nuevo mapa electoral puede determinar de antemano qué legisladores en funciones perderán su banca en estados como Ohio, Pensilvania, Illinois, Iowa y Michigan, donde los gobernadores demócratas podrían ser destronados por republicanos.
No está claro hasta qué punto Obama puede ayudar a los candidatos a gobernador. Algunos, como el mandatario de Ohio Ted Strickland, agradecen su ayuda y consideran que hace un gran aporte.
Pero la candidata demócrata de la Florida Alex Sink ha tratado de evitar al presidente. En un aviso, dijo que el candidato republicano Rick Scott "parece pensar que todo gira en torno al presidente Obama", pero que ella está enfocada en las escuelas, los trabajos y el alivio impositivo para los residentes del estado.
No hay dudas de que los gobernadores pueden ayudar a su partido y al candidato a la presidencia, al elogiar las políticas del gobierno que afectan al estado y generan empleos. Al mismo tiempo, pueden criticarlo y conspirar contra sus posibilidades.
Obama enfrenta hoy la perspectiva de competir en Ohio, Pensilvania, Michigan, Nueva Jersey, Iowa, Maine y otros estados en los que el aparato político del gobernador apoyará a su rival.
"El impacto de las contiendas electorales para gobernador en la Casa Blanca es grandísimo", declaró el estratega demócrata Chris Kofinis.
Pfeiffer, de la Casa Blanca, dijo que "contar con el apoyo de la gobernación de un estado siempre ayuda en las elecciones presidenciales", pero agregó que Obama ganó varios estados que tenían gobernadores republicanos en el 2008.

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese