Indicadores económicos
2017-10-18

Dólar (TRM)
$2.944,27
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,41
Euro
$3.462,16
UVR, Ayer
$251,97
UVR, Hoy
$252,00
Petróleo
US$51,88

Estado del tiempo
2017-10-18

marea

Marea min.: -2 cms.

Hora: 03:42

Marea max.: 21 cms.

Hora: 10:28

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-10-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
5 - 6
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Francia: entra en vigor prohibición de velo islámico integral en público

En la calle, transportes públicos, comercios, escuelas, oficinas de correo, tribunales, hospitales y administración pública está prohibido desde este lunes usar burka o niqab, velos islámicos integrales que cubren de la cabeza a los pies y tienen sólo una rejilla o apertura a la altura de los ojos para ver. 

La entrada en vigor de la ley cuyo incumplimiento acarreará una multa de 150 euros (216 dólares) o un curso de instrucción cívica no impidió que varias de ellas lucieran el lunes el velo integral en la vía pública. 

Kenza Drider, de 32 años, que usa el velo desde hace 13 años, no dudó en subirse vestida con su niqab a un tren en Aviñón (sudeste) para dirigirse a París y asistir a un programa de televisión como invitada. 

“Esta ley es una afrenta a mis derechos europeos. Y lo único que hago es defenderlos: es decir defiendo mi libertad de ir y venir, mi libertad religiosa”, afirmó a un grupo de periodistas antes de tomar el tren. 

La mujer llegó horas después a París sin haber recibido ninguna multa, pero más tarde fue detenida en una manifestación frente a la catedral de Notre Dame, aunque según la policía no fue por usar el niqab sino porque los organizadores no habían pedido autorización para manifestar en la calle. 

Otra mujer que vestía el niqab, una que llevaba un velo que no ocultaba su rostro y un responsable de la manifestación frente Notre Dame fueron detenidos, indicó a la AFP el comisario Alexis Marsan. 

“No fueron detenidos por usar el velo” islámico integral “sino porque no declararon la manifestación”, aclaró el responsable policial. 

Kenza Drider es una de las apenas 2.000 mujeres, en su mayoría francesas, de los seis millones de personas que forman la comunidad musulmana en Francia, la más numerosa en Europa, que usan el velo islámico integral en este país según cifras oficiales. 

“Si me multan, se aplicará la ley” pero “como ciudadana francesa (...) estaré obligada a recurrir ante la Corte Europea de Derechos Humanos” (CEDH), anticipó la mujer madre de cuatro niños. 

El ministro del Interior, Claude Gueant, envió una circular a las comisarías con las consignas de aplicación. 

“Será sumamente difícil aplicarla”, advirtió el subsecretario general del Sindicato de Comisarios de Policía, Manuel Roux, a la radio France Inter. 

Cuando una mujer se niegue a quitarse el velo “las cosas se complicarán” pues “la circular nos dice que no tenemos que usar la fuerza, que tenemos que intentar convencerla”, agregó. 

El texto, impulsado en el Parlamento por la gobernante Unión para un Movimiento Popular (UMP, derecha), fue inicialmente una iniciativa del diputado comunista André Gerin retomada en 2009 por el presidente conservador francés Nicolas Sarkozy. 

La aprobación de la ley en septiembre de 2010 fue resultado de un “consenso político” entre la mayoría de derecha y la izquierda opositora, aunque los socialistas se abstuvieron de votar el texto. 

Francia, primer país europeo que pone en marcha una ley semejante, aunque otros países estudian medidas similares como Suiza, Bélgica, Holanda, Dinamarca, España y Alemania, impulsó la adopción de esta ley en medio de polémicos y fracasados debates impulsados por el gobierno sobre la identidad nacional, el lugar del islam, la inmigración y la delincuencia y el laicismo. 

Asociaciones defensoras de los derechos de las mujeres defendieron la prohibición aunque reclamaron medidas preventivas de acompañamiento. 

“Si aceptamos este símbolo que convierte al cuerpo femenino en una amenaza diabólica, se habrá terminado la igualdad de sexos”, afirmaba la filósofa y feminista francesa Elisabeth Badinter.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

entonces que tambien prohiban

entonces que tambien prohiban las mantillas para las mujeres que van a misa o que prohiban a las monjas que se tapen el cabello, esto es absurdo por que tienen que legislar contra las religiones, eso es discriminacion y criminalizacion de una religion