Indicadores económicos
2017-08-20

Dólar (TRM)
$2.994,39
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,50
Euro
$3.515,41
UVR, Ayer
$251,75
UVR, Hoy
$251,74
Petróleo
US$48,51

Estado del tiempo
2017-08-21

marea

Marea min.: -9 cms.

Hora: 05:43

Marea max.: 23 cms.

Hora: 23:11

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 10 a 24 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.7 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2017-08-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Francia quiere pasar página tras acto de arrepentimiento de Strauss-Kahn

Francia espera poder dar vuelta la página al escándalo desatado por la denuncia de intento de violación en Nueva York contra el ex director del FMI Dominique Strauss-Kahn, tras el acto de arrepentimiento que protagonizó el domingo por televisión ante millones de telespectadores. 

Más de 13,4 millones de personas siguieron la noche del domingo la primera entrevista pública de Strauss-Kahn desde que el 14 de mayo era detenido y acusado de intento de violación por la guineana Nafissatou Diallo, de 32 años, mucama de un lujoso hotel neoyorquino. 

Un récord de audiencia que no se registraba desde noviembre de 2005 cuando los suburbios de París y otras ciudades eran escenario de violencia urbana. 

“Lo que pasó fue una relación inapropiada (...) fue una falta moral”, reconoció Strauss-Kahn, de 62 años, tras asegurar que “no hubo violencia, ni coacción, ni agresión” y remitirse en el informe del fiscal de Nueva York que el 23 de agosto retiró los siete cargos que pesaban en su contra. 

“He perdido mucho en esta historia. En estos cuatro meses he visto el dolor que provoqué a mi alrededor”, admitió, aunque sin pedir disculpas públicas como muchos reclamaban, sobre todo en su partido. 

Sin embargo algunos expertos opinaron que fue “convincente, honesto y valiente”, en palabras del sociólogo Dominique Wolton o que “lo hizo lo mejor posible”, como el politólogo Roland Cayrol. 

Las críticas no faltaron el lunes a una entrevista de una veintena de minutos en el telediario central del canal privado TF1 calificado por la prensa de “temible ejercicio mediático” y por algunos dirigentes políticos de “entrevista totalmente prefabricada”. 

“Lo interesante fue lo que no dijo”, reaccionó Douglas Wigdor, uno de los abogados de Diallo que espera interrogar a Strauss-Kahn en un proceso civil. 

En la misma línea se pronunció Anne Mansouret, madre de Tristane Banon, la escritora de 32 años que en julio denunció a Strauss-Kahn por intento de violación en 2003 en París. 

“No explicó nada y sólo fue un ejercicio de dramaturgia”, dijo la mujer que meses atrás admitió haber mantenido relaciones sexuales con Strauss-Kahn. 

Fuentes cercanas a las investigaciones insisten en que la Fiscalía podría archivar el caso pues ocho años después no hay pruebas materiales. 

“Lo grave es que cada vez que la dignidad de una mujer está en tela de juicio, se intenta hacerlas pasar por fabuladoras”, se indignó la abogada feminista Giséle Halimi. 

Strauss-Kahn, que hasta mayo pasado era el gran favorito de los franceses para derrotar en las urnas en 2012 al actual presidente conservador Nicolas Sarkozy, negó que lo ocurrido en Nueva York fuera un “acto fallido” porque no quería ser candidato a la presidencia. 

“No creo en esa tesis”, respondió secamente Strauss-Kahn, sin convencer al psiquiatra Serge Hefez para quien “en algún momento debió preguntarse sobre su responsabilidad cuando su destino dio un vuelco en sólo segundos”. 

Tras asegurar que quiere “descansar” y “reflexionar”, Strauss-Kahn -ex ministro, alcalde y diputado- dejó la puerta abierta a su vuelta a la política al recordar que toda su vida “ha estado dedicada a ser útil al bien público”. 

De derecha a izquierda, ésta última inmersa en las primarias socialistas que en octubre elegirán al rival de Sarkozy, opinaron que esa intervención televisiva tendría que poner fin al caso Strauss-Kahn. 

El número uno de la gobernante UMP, Jean Francois Copé expresó su deseo de que “esto cierre de una vez por todas este culebrón que ha durado demasiado” antes de calificar la prestación de Strauss-Kahn de “irrisoria y triste”. 

“Como telespectadora, retuve las ganas de dar vuelta la página”, afirmó Ségolène Royal el lunes, una idea que comparte el diario Liberation en su editorial: “al apagar el televisor anoche, sólo teníamos unas ganas tremendas de pasar a otra cosa”.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese