Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Huelga general paraliza el transporte y servicios públicos en Portugal

-A A +A
 

Los servicios públicos y los vuelos comerciales se encontraban seriamente perturbados este jueves en Portugal a causa de una huelga general contra las medidas de austeridad emprendidas por el gobierno de centro-derecha a cambio de asistencia financiera internacional. 

La huelga fue convocada por los dos principales sindicatos del país, CGTP y UGT, y afectaba al conjunto de servicios públicos, como la educación, la sanidad y la justicia. 

“La huelga es un sacrificio por el bien del país. Es una tarjeta roja al gobierno por su acción, que conduce a la pauperización”, afirmó Manuel Carvalho da Silva, secretario general de la CGTP. 

Según las cifras del gobierno, sólo 12.800 de los 355.305 funcionarios han participado en la huelga, es decir el 3,6%. 

Sin embargo, para la CGTP, la tasa de participación superó la de la última huelga general, hace justo un año, en la que se movilizaron tres millones de personas. 

Unas treinta manifestaciones estaban previstas en todo el país y en particular en Lisboa por iniciativa de los sindicatos y de los movimientos de los “indignados”. 

Desde el miércoles por la noche, la casi totalidad de vuelos con salida y llegada en Portugal estaban anulados, según el sitio web de Ana (Aeropuertos de Portugal). 

En Lisboa hubo incidentes por la mañana. Unos desconocidos atacaron dos oficinas de impuestos con cócteles molotov, sin provocar víctimas ni daños importantes, indicó la policía. 

En la capital, el metro estaba parado y el servicio de transbordadores fluviales que conecta las dos riberas del Tajo también se encontraba interrumpido. El transporte ferroviario estaba perturbado por el paro. 

“Estoy de acuerdo con la huelga. Debemos esforzarnos en reembolsar las deudas del país, pero esta austeridad es demasiado brutal”, confía a la AFP Patricia Conceiçao, una joven contable, delante de su empresa. 

“La gente tiene razón de hacer huelga. Los aumentos de impuestos son de locos”, dice Manuel Rodrigues, delante de su quiosco en el centro de Lisboa. 

Resignado, Luis Salavisa, de 53 años, un informático funcionario, piensa que “dada la situación del país, no es el momento” de hacer huelga. 

El objetivo de la huelga general es protestar contra las medidas de austeridad aplicadas por el gobierno de centro-derecha a cambio de una asistencia financiera de 78.000 millones de euros otorgada por la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para financiar la deuda portuguesa. 

“Respetamos escrupulosamente el derecho de huelga, pero la situación sólo podrá superarse mediante el rigor y la exigencia. Todos los sacrificios pedidos a los portugueses valdrán la pena”, aseguró Miguel Relvas, ministro portavoz del gobierno. 

Además de aumentar el IVA y el precio de los transportes, el plan de austeridad del gobierno afecta especialmente a los funcionarios. Los sueldos de estos han sido congelados y el año próximo perderán dos de sus 14 pagas mensuales. En el sector privado, la jornada laboral se aumentará en media hora. 

Según estimaciones oficiales, esa política de rigor provocará el año próximo una contracción del PIB de 3%, y el desempleo afectará al 13,4% de la población activa. 

El país recibió otra mala noticia este jueves cuando la agencia Fitch anunció que rebajó un peldaño la nota crediticia portuguesa, de BBB- a BB+. 

Fitch dijo que la nota tiene una perspectiva negativa, lo que significa que podría verse rebajada de nuevo a causa de “los grandes desequilibrios fiscales, un alto endeudamiento en todos los sectores y las perspectivas macroeconómicas adversas”. 

Esa eventualidad se traduciría en una mayor presión sobre la deuda portuguesa, motivo que obligó al país a pedir asistencia exterior.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64088 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese