Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-11

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-11

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 01:22

Marea max.: 28 cms.

Hora: 09:04

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-11

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

La jornada diaria de un minero: comen, rezan, trabajan y estudian oratoria

-A A +A
 

Se despiertan a las 07H30 de la mañana, desayunan, pasan controles médicos, rezan y se preparan para estudiar oratoria, técnicas para responder entrevistas y canto. A 700 metros de profundidad, los 33 mineros atrapados en un yacimiento en el norte de Chile intentan llevar una vida normal hasta salir de su encierro.

“En la medida en que se superan las necesidades básicas mejora el estado de ánimo. Es un grupo de gente sana con capacidades intactas”, dijo a la AFP el psicólogo Alberto Iturra, quien lidera el equipo de apoyo psicológico a los mineros.

La jornada de los mineros se inicia a las 07H30 de la mañana, con un desayuno que consiste en un sandwich y un yogurt o leche. Luego tienen un espacio para asearse, y después toman contacto con la superficie para el control médico o el reporte que hace el jefe de turno, Luis Urzúa.

“Ellos están acostumbrados a almorzar temprano, lo hacen alrededor del mediodía”, añadió Iturra.

Después de haber superado la etapa de recuperación y haber ingerido los nutrientes que requerían de forma inmediata, a partir de este miércoles los mineros empezarán a recibir comida preparada: el primer platillo del menú fue arroz con albóndigas y un kiwi.
Después de almorzar, realizan una oración comunitaria y dedican un espacio para leer las cartas que les envían sus familiares y responderlas.

Aunque en un primer momento se informó que cinco de ellos atravesaban por un cuadro depresivo, Iturra explicó que era “natural que después de la euforia del encuentro les haya venido un decaimiento en el ánimo”, aunque luego de que sus necesidades básicas fueron satisfechas, están recuperados, dijo el psicólogo.

“Sus capacidades se han ido dando de menos a más. Enfrentaron la adversidad muy bien”, aseguró Iturra.

Los equipos técnicos elogiaron la organización de los mineros: se dividieron en tres grupos por iniciativa propia y cumplen horarios de trabajo de ocho horas. De esta forma, evitan roces, comparten los recursos y se distribuyen las tareas.

Según se puede observar en un mapa dibujado por ellos mismos -difundido por el diario La Tercera- en el que se grafica su ubicación en la mina, los tres equipos fueron bautizados como grupo Refugio, Rampa y 105, en referencia al nivel que se encuentran, y son dirigidos por Omar Reygada, Carlos Barrios y Raúl Bustos, respectivamente.

Mientras tanto, el equipo de apoyo está preparando actividades que les van a ofrecer para ocupar el tiempo. “Hemos concordado un horario con ellos. Pidieron un proceso de capacitación. Están haciendo ahora educación física”, precisó Iturra.

Se trata de ejercicios de relajación, que en unos días más se convertirán en ejercicios de fortalecimiento físico para que estén listos en el momento en que deban intervenir en su propio rescate.
Los mineros deberán retirar el material que caerá en el interior del yacimiento, una vez que la máquina perforadora empiece a ampliar el ducto por el que saldrán al exterior.

Los 33 mineros permanecen atrapados hace 27 días a 700 metros de profundidad en el yacimiento San José, ubicado en medio del desierto de Atacama, 800 Km al norte de Santiago.
El contacto con la superficie lo tuvieron después de 17 días en que nada se supo de ellos. Una máquina perforadora permitió dar con ellos, y dejo trazado un ducto por el cual se comunican y reciben los insumos que necesitan.

A ESTUDIAR

Actualmente funcionan tres ductos que sirven para alimentarlos, ventilarlos y para enviar una línea telefónica para poder hablar con ellos.

También van a recibir clases de canto, de oratoria y de técnicas para enfrentar una entrevista. Además, aprenderán medicina de combate y enfermería.

Aún se está evaluando la forma en que se les impartirán estos cursos, que puede ser a través de vídeos que se les envíe o por el hilo telefónico que los mantiene en contacto con la superficie.

El apoyo psicológico es permanente. “Funcionamos como un acompañamiento, somos su apoyo más que una ayuda. La idea es que no sientan que necesitan psicólogo”, preciso Iturra.

La cena está programada para las 20H00 y se van a dormir entre las 22H00 y 23H00 en las camas de campaña que se les envió. En tres o cuatro meses más, las autoridades esperan que ya puedan dormir en casa, junto a sus familias.

Publicidad
Publicidad
2331 fotos
64216 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese