Indicadores económicos
2017-04-25

Dólar (TRM)
$2.871,98
Dólar, Venta
$2.835,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.115,52
UVR, Ayer
$248,84
UVR, Hoy
$248,95
Petróleo
US$49,23

Estado del tiempo
2017-04-22

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 14:09

Marea max.: 11 cms.

Hora: 07:24

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-04-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

La última brigada de combate de Estados Unidos abandonó Irak

La última brigada “de combate” estadounidense abandonó ayer jueves Irak, pero 50.000 soldados de Estados Unidos permanecerán en el país para capacitar a las Fuerzas Armadas iraquíes, indicó un portavoz militar.

“Los últimos elementos cruzaron la frontera alrededor de las seis de la mañana (03H00 GMT)”, dijo a la AFP el teniente coronel Eric Bloom, portavoz de militar estadounidenses, casi siete años y medio después de la invasión liderada por Washington y tras la muerte de centenares de miles de personas.
“Es la última brigada de combate, lo que no quiere decir que no hay más tropas de combate en Irak”, agregó el portavoz.

“Les quedan todavía algunos días para limpiar y preparar los equipos, alistarlo para el envío y luego partirán” hacia Estados Unidos, añadió Bloom.

En total tomó dos días para que los 360 vehículos y 1.200 soldados viajaran hasta la frontera desde el Camp Liberty, en las afueras de Bagdad, y Camp Taji, al norte de la capital. Los otros 4.000 soldados habían ya dejado el país en avión.
El capitán Russell Varnado del Camp Arifjan, una base a 70 km al sur de Kuwait, indicó a la AFP que las tropas se preparaban para regresar a casa “pronto”, sin precisar la fecha.
Kuwait alberga, en el desierto cercano a la frontera iraquí, varios campamentos militares estadounidenses y una base naval, que fueron utilizados durante la invasión de Irak en 2003.
Unos 56.000 soldados estadounidenses continúan en Irak, aunque esa cifra disminuirá a 50.000 antes del 1 de septiembre.

En ese momento, Washington dará por terminada la misión de combate y pasará a una de entrenamiento y asesoramiento de las tropas iraquíes. La misión estadounidense dejará entonces el nombre “Operación Libertad Iraquí” para llamarse “Operación Nuevo Amanecer”.

Los 6.000 soldados restantes están dispersos por todo el país, precisó la capitana Sarah Baumgardner, portavoz del ejército.
Según el diario The New York Times, el Departamento de Estado duplicará la cantidad de efectivos de seguridad privada en Irak, a 7.000 agentes. Ese personal tendrá la misión de asegurar la protección de cinco campos fortificados, cuya seguridad era responsabilidad de las tropas de combate.
Los 50.000 militares norteamericanos que queden deberán abandonar el país a finales de 2011 en virtud de un acuerdo concluido por ambos países en noviembre de 2008.

El portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, señaló a MSNBC que se trataba de un “momento histórico”, aunque subrayó que el compromiso de Washington en Irak era sólido y a largo plazo.
“No es el fin de algo, sino una transición hacia algo diferente”, indicó Crowley, en momentos en que la cadena mostraba las imágenes de vehículos blindados cruzando la frontera.
El conflicto iraquí, que ha costado la vida a 4.400 estadounidenses y un billón de dólares, ha tenido “un costo elevado”, añadió.
El portavoz del gobierno iraquí, Ali al-Dabbagh, sostuvo este jueves que “las fuerzas de seguridad iraquíes están suficientemente preparadas para afrontar la amenaza” de la violencia.
“Debíamos elegir entre tener una presencia militar extranjera en el largo plazo en nuestro suelo, o hacer el trabajo nosotros mismos. Hemos elegir hacer el trabajo con nuestras propias fuerzas”, agregó.
Sin embargo, el jefe del Estado Mayor iraquí, el general Babaker Zebari, había advertido la semana pasada que la retirada total del ejército estadounidense a finales de 2011 era prematura porque sus fuerzas no están en condiciones de garantizar plenamente la seguridad del país antes de 2020.
La población iraquí coincide con ese sentimiento, porque duda de las capacidades de las fuerzas iraquíes para brindarles protección en un país confrontado a una violencia persistente.

La retirada ocurre en momentos en que Irak atraviesa una profunda crisis política debido a que, cinco meses después de las elecciones legislativas, los dos principales partidos políticos no han logrado ponerse de acuerdo para formar un nuevo gobierno.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese