Indicadores económicos
2017-07-22

Dólar (TRM)
$3.010,77
Dólar, Venta
$2.868,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.505,13
UVR, Ayer
$251,53
UVR, Hoy
$251,55
Petróleo
US$45,77

Estado del tiempo
2017-07-21

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 05:41

Marea max.: 29 cms.

Hora: 22:51

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-07-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

1 - 2
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Latinoamérica celebra Día del Trabajo con actos e incidentes

Con coloridas marchas pero también fuertes protestas que culminaron con incidentes, miles de latinoamericanos conmemoraron el martes el Día del Trabajo al tiempo que redoblaron sus demandas de mejoras salariales. 

En La Paz, la tradicional marcha encabezada por la Central Obrera Boliviana derivó en protestas contra el gobierno del presidente Evo Morales, de quien fue aliada de Morales y ahora se ha distanciado tras acusar al mandatario de desoír sus reclamos. 

Manifestantes quemaron un muñeco que representaba a Morales y lanzaron fuertes consignas contra el gobierno. De la marcha en la capital boliviana participaron maestros y médicos de los servicios públicos. Estos últimos mantienen una disputa con el gobierno desde que hace un mes aumentó de 6 a 8 horas su jornada laboral. 

“El aumento del gobierno es unilateral, nosotros le exigimos al presidente Morales que se siente a negociar”, dijo Juan Carlos Trujillo, secretario ejecutivo de la Central. 

En tanto, un centenar de indígenas de la Amazonia caminaban hacia La Paz para oponerse a una carretera que el mandatario pretende construir por medio de una reserva natural. De la marcha participaban mineros que su paso por las calles del centro hacían detonar pequeñas cargas de dinamita. Sin embargo, no se registraron incidentes con la policía. 

En Santiago de Chile, violentos disturbios empañaron una masiva concentración que concluyó con policías y civiles heridos y un número indeterminado de detenidos. 

Segundos después de concluido el discurso principal del acto convocado por la Central Unitaria de Trabajadores, al que asistieron unas 50.000 personas según los organizadores, un centenar de manifestantes con rostros cubiertos lanzaron una lluvia de piedras y algunas rejas contra la policía que custodiaba una zona de la principal avenida de la ciudad, donde se desarrolló la conmemoración. 

Unos 300 encapuchados lanzaron proyectiles contra comercios cerrados, rompieron los ventanales de un par de sucursales bancarias y robaron los muebles de una de ellas, con los que armaron una barricada que prendieron fuego. 

La policía reprimió a los vándalos con carros lanza agua y gases lacrimógenos pero ante su resistencia, más de una veintena de agentes montados arremetió contra los encapuchados y también contra algunos fotógrafos y camarógrafos. 

El socialista Arturo Martínez, presidente de la central sindical, pidió un impuesto diferenciado para los productos básicos muy inferior al 19% actual y exigió que el sueldo mínimo sea elevado de 375 a 514 dólares. 

En cambio, el clima fue de fiesta en La Habana, donde encabezados por el presidente Raúl Castro y el líder de la Central de Trabajadores de Cuba, Salvador Valdés Mesa, miles de cubanos recorrieron la Plaza de la Revolución en una apretada columna mientras agitaban banderas y pancartas que identificaban sus centros de trabajo o rendían tributo a los líderes de la revolución, Fidel Castro y Ernesto “Che” Guevara. 

“Preservar y perfeccionar el socialismo”, decía un cartel gigante de calle a calle que abrió la manifestación temprano por la mañana. 

Según Valdés Mesa, quien tuvo a su cargo un breve discurso de apertura, fue una “jornada de reafirmación y compromiso” de los trabajadores con los cambios iniciados por Castro, que buscan lograr la sustentabilidad del modelo cubano abriendo espacios para el trabajo independiente, reduciendo la plantilla estatal y eliminando prohibiciones como la compra y venta de casas. 

Hubo manifestaciones similares en casi todas las ciudades de la isla. 

Valdés Mesa indicó que junto con ellos marcharon 1.900 delegados de diferentes asociaciones sindicales de más de 100 países. 

“Nosotros marchamos hoy por reafirmar el proceso revolucionario y por todo lo que significa para el mundo el primero de mayo”, dijo a The Associated Press Odalys Benítez, una trabajadora estatal de 50 años. 

Unos metros más allá Oriol Acosta, un estudiante de radiología de 21 años y quien caminaba junto con su novia, indicó que su presencia era demostración de que “la revolución puede contar con los jóvenes”. 

En Paraguay más de un centenar de menores de 14 años reclamaron la autorización del gobierno y del Congreso para trabajar en las calles como vendedores ambulantes u ocupar cargos menores en instituciones públicas y privadas. 

Aunque no está permitido que los menores realicen tareas remuneradas, las calles de Asunción y otras ciudades están llenas de niños que venden baratijas u ofrecen juegos de azar. 

“Necesitamos trabajar de cualquier forma para ayudar a mantener a nuestras familias. Con la prohibición, las autoridades desean esconder la pobreza de la mayoría de la población”, dijo a la AP Griselda González, de 13 años, vendedora de boletas de juegos de azar.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese