Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-09

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-09

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 00:21

Marea max.: 20 cms.

Hora: 07:38

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-09

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
S/M

Lento regreso a la normalidad, balance de muertos llega a 73

-A A +A
 

Los comercios reabrieron tímidamente este jueves en Kingston tras la guerra que declaró el gobierno a las pandillas de la capital jamaiquina, enfrentamientos que provocaron la muerte de al menos 73 personas, según un nuevo balance dado a conocer por la policía.

La embajada de Estados Unidos, país que reclama la extradición de un presunto jefe narcotraficante causante de la violencia, también reabrió sus puertas por primera vez desde la declaración del estado de urgencia el domingo.
Pero el balance de la violencias empeoró brutalmente, pasando de 44 a 73 muertos confirmados.
“Tenemos 73 cadáveres”, dijo este jueves el vicejefe de la policía Glenroy Hinds en una rueda de prensa. “Todos son civiles, pero los civiles a veces son pistoleros o pistoleras”, señaló.
El clérigo Hero Blair, designado por el gobierno para observar las condiciones en las que se desarrolló el asalto policial al barrio Tivoli Gardens, donde se produjeron los enfrentamientos más violentos, afirmó haber pedido al gobierno un balance exhaustivo de víctimas.
El martes, un balance elaborado por la AFP a partir, entre otras, de fuentes hospitalarias, mencionaba al menos 60 muertos en los enfrentamientos entre fuerzas del orden y pandillas que pretenden impedir la detención del presunto jefe narcotraficante Christopher “Dudus” Coke.
“Dudus” es considerado como una especie de “Robin Hood” local por los pobres del barrio, que levantaron barricadas en Tivoli Gardens cuando se enteraron de que las autoridades habían lanzado una orden de arresto en su contra.
El jueves, las escuelas permanecían cerradas en toda la ciudad y todavía se podía ver humo saliendo de los edificios incendiados.
Un habitante de Tivoli Gardens dijo a la televisión que las fuerzas del orden seguían registrando cada inmueble en busca de pandilleros y que se incautaban de los teléfonos móviles, según indicó.
Pero el paradero de “Dudus” sigue siendo desconocido. El ministro de Información Daryl Vaz reconoció que las autoridades no sabían donde se encontraba y no quiso decir si habría salido del país o no.
Mientras tanto, los vecinos de los sectores afectados por los disturbios evitaban a toda costa salir a las calles, viviendo en difíciles condiciones, sin electricidad, agua corriente ni víveres.
La Cruz Roja planeaba distribuir alimentos, mientras el Ministerio de Salud llamó a la población a donar sangre en los hospitales.
Estados Unidos apoya la represión que lanzó el Primer Ministro jamaiquino Bruce Golding contra las pandillas tras años de permisividad hacia los narcotraficantes.
El mismo Golding fue elegido en la circunscripción electoral de Tivoli Gardens y la oposición lo considera como un antiguo “cliente” de “Dudus”.
En Washington, el portavoz del Departamento de Estado alogió las “medidas valientes” adoptadas por Kingston. “Apoyamos absolutamente los esfuerzos del gobierno jamaiquino por hacer respetar el estado de derecho y detener a Christopher Coke”, dijo el vocero.

Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64140 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese