Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-04

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-04

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:13

Marea max.: 19 cms.

Hora: 14:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-04

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Lujoso funeral en Corea del Norte, un país con hambre

-A A +A
 

Corea del Norte prepara unos funerales grandiosos para su dirigente Kim Jong-il, pero en las zonas rurales el pueblo pasa mucha hambre, aseguran los observadores.

Desde hace casi una semana, la televisión del régimen comunista muestra el ataúd de vidrio con el cuerpo del exdirigente en un mausoleo de Pyongyang homenajeado por miembros de la élite aparentemente bien alimentados y vestidos. 

Pero las cámaras se focalizan en la capital y fuera de ella muchos norcoreanos de las ciudades pequeñas y aldeas pasan miseria, comen malamente o incluso mueren de hambre, según los cooperantes humanitarios y refugiados que huyeron del país.

El sistema centralizado de distribución de comida no funciona y las malas condiciones meteorológicas arruinaron varias cosechas, dejando al país bajo fuerte dependencia de la ayuda exterior.

“La entrega de comida en Pyongyang no es comparable a la del resto del país, porque es la vitrina de Corea del Norte”, explica Yeom Kwang-jin, un exiliado en Corea del Sur que ayuda a los tránsfugas del Norte.

“En Pyongyang, la gente recibe un poco, en otras partes, el reparto paró completamente. La gente -asegura- acude al mercado negro para sobrevivir”.

Bajo Kim Jong-il, una terrible hambruna mató a cientos de miles de norcoreanos en los años 1990, mientras el país financiaba la investigación para fabricar la bomba atómica. Hoy en día todavía escasea la comida.

“Nadie puede comer tres veces al día. La gente hace lo que puede para comer al menos una vez”, cuenta Lee Hae-Young, director de la Asociación de tránsfugas norcoreanos. “La mitad de mis amigos que se quedaron allí se murieron de hambre o están casi inválidos y sin dientes”.

Una ONG con sede en Seúl, Good Friends, asegura que muchos campesinos sólo comen una especie de caldo de hierbas.

Pero con frecuencia los niños no son capaces de digerir las hierbas y la paja, que mezclan con maíz cuando pueden permitírselo, y a veces se mueren.

La población también sufre de falta de calefacción y el invierno se convierte en una pesadilla.

“La electricidad no funciona más que dos horas por día en Pyongyang, y nada en el resto del país”, afirma un refugiado que trabaja en una radio abierta en Corea del Sur que emite hacia el Norte.

Los habitantes se ven obligados en ocasiones a quemar la madera de sus muebles para calentarse.

Contrastando con las fotografías oficiales, las imágenes que se filtran al exterior muestran a gente paupérrima.

En un video grabado clandestinamente en 2010 por un periodista norcoreano que trabaja para la revista japonesa Rimjingang, una mujer famélica de 23 años recoge hierba.

Cuando el reportero le pregunta qué come, responde: “Nada”. Meses más tarde, su cuerpo fue encontrado sin vida, según la revista.





Necesitan ayuda

Según la ONU, seis millones de personas - un cuarto de la población - necesitan urgentemente ayuda alimentaria en este país.

Jonathan Dumont, del Programa Mundial de Alimentos, viajó este año a Corea del Norte. Vio a un niño de cuatro años tan débil que no se tenía en pie y a escolares de siete años demasiado desnutridos para poder jugar en el patio.

“Las raciones diarias quedaron reducidas a unas cuantas patatas pequeñas por persona, un tercio de lo que eran antes”, describió.



Datos

En 2009, el gobierno norcoreano revaluó bruscamente su moneda, lo que empobreció todavía más el país.

El régimen se mantiene gracias a una política represiva que desembocó en el encierro de 200.000 presuntos opositores en campos “espantosos” durante la pasada década, según Amnistía Internacional.

Los prisioneros comen ratas y semillas que encuentran en los excrementos de animales, afirma la organización.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2322 fotos
63946 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Cuánto cinismo de parte de

Cuánto cinismo de parte de los medios capitalistas, hablando de hambre, si la bandera la llevan ellos, EE.UU, Colombia, etc... crísis europea...