Indicadores económicos
2017-12-15

Dólar (TRM)
$2.999,07
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.552,39
UVR, Ayer
$252,13
UVR, Hoy
$252,14
Petróleo
US$57,04

Estado del tiempo
2017-12-15

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 19:27

Marea max.: 18 cms.

Hora: 10:21

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 9 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-12-15

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

9 - 0
Taxis
5 - 6 - [object Object]
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Manifestantes islamistas entran en la embajada británica en Irán

La cancillería iraní "lamentó" lo ocurrido e indicó que los autores de los saqueos en estos locales diplomáticos serán llevados ante la justicia. Las potencias occidentales calificaron estos hechos de "inaceptables" y procuraban obtener una condena del Consejo de Seguridad de la ONU.

Tras expresar su "indignación" por la incursión de "un número significativo" de manifestantes en su embajada de Teherán, que condenó como "totalmente inaceptable", el gobierno británico instó a todos sus ciudadanos en Irán a "quedarse en casa" y "mantener un perfil bajo".

Manifestantes presentados por los medios de comunicación oficiales como "estudiantes basijs" (milicia islamista) opuestos a las sanciones adoptadas por Gran Bretaña contra Irán por el programa nuclear, entraron en dos oportunidades en la embajada y ocuparon durante varias horas el local de la ex residencia británica, en otra zona de la capital.

En las primeras horas de la noche, las fuerzas de seguridad intentaban evacuar a los manifestantes de ambos locales.

Contrariamente a la primera ocupación de la embajada, en la que las unidades antidisturbios no intervinieron, la segunda vez la policía lanzó gases lacrimógenos dentro del recinto y varios manifestantes resultaron heridos.



DEJARON DAÑOS

En su primera incursión, los manifestantes cambiaron la bandera británica por la iraní, rompieron las ventanas con piedras y quemaron banderas británicas, según pudo verse en las imágenes televisivas, que luego mostraron también a manifestantes escalando la entrada principal de la embajada en la segunda incursión.

Testigos indicaron que los manifestantes quemaron documentos en el interior de la legación.

Por otra parte, alrededor de 200 basijs irrumpieron en el recinto de la antigua residencia diplomática del Reino Unido, donde afirmaban "proteger a ciudadanos extranjeros".

El ministerio de Relaciones Exteriores iraní dijo "lamentar el comportamiento inaceptable de un pequeño número de manifestantes pese a los esfuerzos de la policía", y afirmó haber "pedido a las autoridades que tomen inmediatamente las medidas necesarias" para poner fin a la ocupación de la embajada.

También insistió "en el compromiso de la República Islámica en proteger los edificios y el personal diplomático y afirma su respeto por las reglas internacionales y la inmunidad de los edificios diplomáticos".

"Por supuesto el asunto tendrá consecuencias judiciales", añade.

El jefe de la policía de Teherán, el general Hosein Sadjedinia, declaró el martes a la agencia Fars que se había abierto una investigación, y que "las personas que entraron en el interior de la embajada serán entregadas a la justicia".

Para el Reino Unido, "el gobierno iraní tiene el deber de proteger a los diplomáticos y embajadas en su país". "Esperamos que actúen urgentemente para poner nuevamente la situación bajo control", agregaron las autoridades británicas.



VARIOS PAISES SE PRONUNCIARON

Estados Unidos condenó lo ocurrido "en los términos más enérgicos", al igual que Francia, mientras que Italia lo tildó de "intolerable" y Rusia de "invasión ilegal". Para la jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, se trata de una "incursión totalmente inaceptable".

Según diplomáticos, enviados del Consejo de Seguridad de la ONU mantenían conversaciones y se esperaba una declaración, mientras los países occidentales reclamaban una fuerte condena.

La tensión entre Irán y el Reino Unido iba en aumento desde hace días.

El domingo pasado, el parlamento iraní votó una ley que reduce las relaciones diplomáticas al nivel de encargado de negocios y prevé la expulsión del embajador británico en un plazo de dos semanas.

Esta decisión fue adoptada en represalia por las nuevas sanciones económicas contra Irán decididas por Gran Bretaña, en forma conjunta con Estados Unidos y Canadá, después de la publicación de un informe de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) poniendo en evidencia las sospechas de los occidentales de que Irán estaba trabajando en la fabricación de un arma nuclear a pesar de sus desmentidos.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese