Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-09

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-09

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 00:21

Marea max.: 20 cms.

Hora: 07:38

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-09

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
S/M

Militares egipcios disuelven Parlamento y suspenden Constitución

-A A +A
 

Los gobernantes militares egipcios disolvieron el Parlamento y suspendieron la Constitución el domingo, satisfaciendo dos demandas clave de los manifestantes prodemocráticos, que mantienen la presión para que se apliquen de inmediato medidas que impulsen la transición hacia un gobierno civil democrático tras obligar a Hosni Mubarak a renunciar. 

Los dirigentes militares dijeron que estaban formando una comisión para reformar la Constitución y establecer las reglas de un referéndum popular que apruebe las enmiendas. 

Tanto la cámara baja como la alta del parlamento fueron disueltas. Las últimas elecciones parlamentarias de noviembre y diciembre fueron muy manipuladas por el partido gobernante y eliminaron prácticamente cualquier representación de la oposición.

“Ellos definitivamente han empezado a ofrecernos lo que queríamos”, dijo la activista Sally Touma, reflejando una mezcla de cautela y optimismo entre los manifestantes que quieren ver más cambios, como la derogación de la represiva ley de emergencia. 

El juez Hisham Bastawisi, un juez reformista, dijo que las acciones “deberían abrir la puerta para la libre formación de partidos políticos y abrir el camino para que cualquier egipcio compita en elecciones presidenciales”. 

Hossam Bahgat, director de la ONG Iniciativa Egipcia para los Derechos Individuales, dijo que las medidas adoptadas por los militares fueron positivas, pero advirtió que Egipto avanza por un terreno jurídico inexplorado. 

“A falta de una constitución, hemos entrado en una especie de 'zona de penumbra' en términos de reglas, lo que nos preocupa”, dijo. “Es evidente que estamos monitoreando la situación y trataremos de influir en la fase de transición, con el fin de que se respeten los derechos humanos”, agregó. 

El actual gabinete de ministros, nombrado por Mubarak poco después de las protestas masivas a favor de la democracia, iniciado el 25 de enero, permanecerá hasta que se forme un nuevo gabinete: un paso que no se espera que ocurra hasta después de las elecciones. 

El consejo militar reiteró que cumplirá con todos los tratados internacionales acordados por Egipto durante la era de Mubarak, especialmente el tratado de paz con Israel. 

Los soldados egipcios forcejearon el domingo con manifestantes que quedaban en la plaza Tahrir mientras desmantelaban las carpas de su campamento de protesta tras el fin de la presidencia de Hosni Mubarak, mientras varios brotes de descontento laboral, incluso de los propios policías, reflejan los desafíos del país hacia la democracia y la estabilidad. 

Los policías se manifestaron por las calles de la capital, al igual que los trabajadores de una fábrica de cerámica, una empresa textil y al menos dos bancos. Los egipcios, emocionados por la caída de Mubarak, luchan ahora por mejorar sus condiciones de vida en un país donde la pobreza y otros serios problemas tardarán años o décadas en solucionarse. 

Los soldados empujaban a un grupo cada vez menor de manifestantes que no querían abandonar las carpas de su sitio principal de protesta en la plaza Tahrir, ya que temen que los generales encargados de dirigir la transición a la democracia no cumplan con sus promesas. 

El opositor Ashraf Ahmed dijo que los soldados pueden derribar su carpa, pero que no dejará el lugar “debido a que todavía hay mucho que hacer”, pues las nuevas autoridades “no han implementado nada todavía”. 

Aún así, muchos manifestantes han abandonado la plaza en el centro de El Cairo y el tráfico fluía en la zona por primera vez en dos semanas, aunque algunos activistas intentaron bloquear vehículos colocando mantas en la carretera. 

Unos 1.000 policías que protestaron frente al ministerio del Interior forcejearon con soldados que intentaron dispersarlos. Algunos soldados dispararon sus armas hacia el aire, pero después se retiraron para evitar un enfrentamiento serio con los manifestantes. 

“Este es nuestro ministerio”, gritaron los agentes. Exigían mejores condiciones de vida pero también intentaban absolverse de la responsabilidad de una ofensiva por parte de la Policía a finales de enero que mató muchos manifestantes. 

“Esas órdenes provenían de nuestros dirigentes, no es nuestra culpa”, dijo Said Abdul-Rahim. 

“Ustedes hicieron este acto inhumano”, les dijo un ciudadano. “Ya no confiamos en ustedes”. 

Al escuchar las acusaciones, Abdul-Rahim rompió a llorar. 

“Yo no lo hice”, imploró. “Yo no lo hice”. 

Los policías que se manifestaban pidieron solidaridad con los egipcios, cuyas protestas forzaron la dimisión de Mubarak el viernes. 

___ 

La periodista de The Associated Press Maggie Michael contribuyó con este despacho.  

Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64166 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese