Indicadores económicos
2017-10-17

Dólar (TRM)
$2.944,27
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,41
Euro
$3.462,16
UVR, Ayer
$251,97
UVR, Hoy
$252,00
Petróleo
US$51,88

Estado del tiempo
2017-10-18

marea

Marea min.: -2 cms.

Hora: 03:42

Marea max.: 21 cms.

Hora: 10:28

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-10-17

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
3 - 4
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Mubarak dice temer caos si deja el poder

El presidente egipcio Hosni Mubarak, blanco de una revuelta popular sin precedentes, afirmó hoy jueves que quería dimitir pero temía que esto desatara el caos en el país, en la víspera de las manifestaciones del “Día de la Salida” que reclamarán su renuncia inmediata. 

En una entrevista con la cadena estadounidense ABC, Mubarak, en el poder desde hace 30 años, dijo que estaba “harto de ser presidente y que le gustaría dejar el poder ahora, pero no puede, dice, por temor a que el país se hunda en el caos”

Mubarak, de 82 años, prometió el martes no presentarse a la reelección en las elecciones de septiembre. 

Entretanto, las autoridades optaban por la mano dura, deteniendo a siete líderes del movimiento de protesta que se habían reunido con una figura estandarte de la oposición, el premio Nobel Mohamed ElBaradei, según fuentes de su entorno. 

En la plaza Tahrir, epicentro de las protestas en El Cairo, estallaron escaramuzas entre partidarios y detractores del régimen en un momento en que ya ninguna televisión difundía imágenes de lo que ocurría en la explanada debido, probablemente, a las medidas de intimidación del poder. 

A horas avanzadas de la noche, prevalecía una tensa calma. Miles de manifestantes escuchaban discursos enardecidos contra Mubarak y acampaban en tiendas o se entretenían al calor de la lumbre, constató la AFP. 

Durante el día, el vicepresidente egipcio Omar Suleimán llamó a los opositores Hermanos Musulmanes al diálogo, pero le contestaron con un no rotundo por considerar que el régimen es “ilegítimo”. 

Egipto se prepara para un “Día de la Salida”, en el que se prevén manifestaciones en todo el país tras la oración semanal musulmana. 

“No me gusta ver a los egipcios peleando entre ellos”, declaró Mubarak en su entrevista con la ABC, refiriéndose a los duros enfrentamientos entre parditarios y opositores al presidente desde el miércoles por la tarde, con un saldo de ocho muertos y más de 830 heridos según el último balance oficial. 

La ONU calcula que hubo 300 muertos durante la primera semana de la revuelta, que estalló el 25 de enero. 

Hoy jueves el gobierno entonó un mea culpa. 

El primer ministro, Ahmed Shafiq, se disculpó por la oleada de violencia y dijo estar dispuesto a “conversar con los manifestantes” tras los choques, que el vicepresidente egipcio Omar Suleimán atribuyó a “un complot” orquestado por gente en Egipto o incluso en el extranjero. 

La última víctima mortal registrada fue un extranjero que murió a golpes, informaron a la AFP un testigo y los servicios de atención médica.

El primer ministro aseguró que ignoraba si los ataques habían sido “organizados o espontáneos” y lamentó la falta de policía para mantener la seguridad. 

Varios periodistas extranjeros han sido víctimas de ataques, según organizaciones de defensa de la libertad de prensa y medios de comunicación. Aparentemente se les acusa de animar a los manifestantes con su cobertura de los hechos. 

La televisión estatal aseguró que Suleimán había entablado un diálogo con “partidos políticos y fuerzas nacionales”. 

Pero la opositora Coalición Nacional para el Cambio, formada por fuerzas que van de la oposición laica a los Hermanos Musulmanes, pasando por El Baradei, reiteró que sólo aceptará entablar negociaciones cuando Mubarak se retire del poder. 

Durante toda la jornada y a pesar del toque de queda nocturno, cerca de la Plaza Tahrir, se libraba una batalla por controlar el abastecimiento de víveres, sin los cuales se complicaría la permanencia en la explanada. Armados con palos y piedras, los anti-Mubarak despejaron un puente cercano, donde un grupo pro-Mubarak, pertrechado con navajas, impedía la entrada de alimentos. 

El Ejército cerraba el acceso al tráfico sobre el puente y dejaba pasar con cuentagotas a los peatones en dirección a Tahrir. Junto a ellos un civil confiscaba las bolsas que contenían agua o comida y las arrojaba al Nilo, de cuyas aguas las recogían los desheredados que viven debajo del puente, constató la AFP. 

Tras la experiencia del miércoles, los detractores de Mubarak se organizaban para defenderse y mantener alejadas a las huestes leales al presidente. 

Francia, Alemania y Gran Bretaña instaron a Mubarak a “iniciar un proceso de cambio” y a “evitar a toda costa el uso de la violencia contra los civiles”. 

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó durante un “desayuno de oración” anual que rezaba “porque la violencia en Egipto se detenga”, dos días después de haber exhortado a Mubarak a comenzar de inmediato con la transición. 

Pero Mubarak asegura haberle dicho: “Usted no entiende la cultura egipcia y lo que pasaría si yo renuncio ahora”.

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese