Indicadores económicos
2017-12-12

Dólar (TRM)
$3.013,99
Dólar, Venta
$2.810,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,40
Euro
$3.555,30
UVR, Ayer
$251,13
UVR, Hoy
$252,13
Petróleo
US$57,99

Estado del tiempo
2017-12-12

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:52

Marea max.: 17 cms.

Hora: 08:07

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 05 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-12-12

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

3 - 4
Taxis
9 - 0 - [object Object]
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Obama se queda sin su mano derecha



La partida de David Axelrod, mano derecha de Barack Obama, no es ninguna sorpresa. Siempre dijo que se alejaría del gobierno luego de dos años.

         De todos modos, es inevitable pensar que al presidente le tiembla un poco la estantería con su renuncia y la de otros dos estrechos colaboradores, el secretario de prensa Robert Gibbs y el jefe de personal Rahm Emanuel.

                  Emanuel renunció para buscar la alcaldía de Chicago.

         Axelrod niega que Obama se esté quedando desamparado porque se van algunos colaboradores. Destaca la capacidad de sus reemplazantes --Bill Daley como jefe de personal, Jay Carney como secretario de prensa y David Plouffe como asesor especial-- y resalta: "Tienen que recordar algo: El corazón de la operación de Obama es Obama".

         Axelrod cree que Obama superó el golpe que representó la victoria de los republicanos en los comicios de noviembre, en que asumieron el control de la Cámara de Representantes, ganaron terreno en el Senado y se apoderaron de numerosas gobernaciones.

         Dice que el presidente supo transar cuando fue necesario, diseñó nuevas estrategias a largo plazo y mostró sus condiciones de líder, que le permiten encarar el futuro con optimismo.

         En su opinión, los éxitos legislativos de diciembre y la nueva visión que presentó Obama son un modelo a seguir en los dos próximos años, en que el presidente tratará de sentar las bases de su reelección.

         Axelrod, quien aseguró que desempeñará un papel importante en la campaña, sostiene que Obama está en buena posición.

         Luego de la victoria republicana de noviembre, se habló mucho de los problemas económicos, de la expansión del gobierno y del plan de salud aprobado durante la gestión de Obama, que los republicanos quieren anular. Lo más grave, también se dijo que Obama había perdido la conexión especial que tenía con la gente. Que la Casa Blanca perdía demasiado tiempo resolviendo problemas y no aportando ideas.

         Esto exasperó a Axelrod, el hombre que siempre cuidó la imagen de Obama, y quien no soporta la mentalidad simplista que lo mide todo en términos de ganadores y perdedores en la política.

         "Costaba mucho hacer que se transmitiese nuestro mensaje", dijo Axelrod. "Aprendimos algunas lecciones. Creo que en los últimos 60 días lo hicimos mejor".

         El panorama comenzó a cambiar en los últimos momentos de la sesión legislativa del 2010, cuando Obama logró la aprobación de un plan impositivo acordado con los republicanos, un pacto nuclear con Rusia y el levantamiento de la prohibición de los gay en el servicio militar.

         Acto seguido Obama se tomó una reparadora vacación en Hawai, aprobó algunos cambios de personal y respondió a la matanza de Arizona con un discurso unificador que hasta sus detractores elogiaron. Luego pronunció el informe anual sobre el Estado de la Unión --el proyecto de despedida de Axelrod--, en el que planteó una agenda económica para el futuro.

         Ahora habrá que ver si Obama puede ponerse de acuerdo con los republicanos en torno a cómo reducir el desempleo y la deuda.

         Al mismo tiempo, deberá comenzar a trabajar en la reelección. El estado de la economía será clave en esa campaña y los expertos dicen que la recuperación de la recesión será larga. El gran interrogante es si el electorado opinará que los progresos son lo suficientemente rápidos.

         "Sí, habrá gente que seguirá sufriendo", comentó Axelrod. "El asunto es el siguiente: '¨La alternativa (republicana) ofrece más esperanzas?'. Creo que estamos bien situados".

         Axelrod dice que es imposible pronosticar quién será el candidato republicano.

         Para ganar, no obstante, Obama deberá recomponer la coalición de independientes, votantes ocasionales y demás que lo llevó a la victoria hace dos años.

         "Nuestra filosofía será la misma que antes", expresó Axelrod, quien tiene 55 años y regresará a Chicago, donde lo esperan su esposa y algunas entradas para conciertos de música sinfónica. También tiene reservada su mesa en su "deli" de siempre, Manny's.

         Verá más a sus hijos, descansará un poco, dará disertaciones, escribirá un poco, ofrecerá asesoría política y colaborará en la campaña de reelección.

         Y no le quepa duda de que, desde afuera, seguirá aconsejando a Obama.

        

 

TEMAS



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese