Indicadores económicos
2017-04-29

Dólar (TRM)
$2.947,85
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,46
Euro
$3.203,70
UVR, Ayer
$249,07
UVR, Hoy
$249,11
Petróleo
US$49,33

Estado del tiempo
2017-04-29

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 09:36

Marea max.: 23 cms.

Hora: 01:30

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 35 ºC

Pico y placa
2017-04-29

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

9 - 0
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Pakistán bajo el agua: enfermedades amenazan a 3,5 millones de niños

Más de 3,5 millones de niños corren el riesgo de contraer enfermedades mortales a raíz de las inundaciones en Pakistán, donde las lluvias seguían sin dar tregua, agravando la ya precaria situación de 20 millones de damnificados.

“Hasta 3,5 millones de niños se encuentran fuertemente expuestos al riesgo de enfermedades hídricas mortales ligadas a la diarrea, como la disentería”, afirmó Maurizio Giuliano, portavoz de la Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), aludiendo asimismo al riesgo de hepatitis A y E y de tifoide.
Giuliano también precisó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) se prepara para tratar a decenas de miles de personas en caso de aparición del cólera, aunque precisó que “el gobierno (paquistaní) no nos ha informado de ningún caso confirmado”.
“Nuestra principal preocupación es el agua y la salud. Un agua limpia es esencial para evitar las enfermedades hídricas. Durante las inundaciones, el agua se vio fuertemente contaminada”, añadió.
La ONU indicó el sábado que un primer caso de cólera se había detectado en Swat (noroeste) y que al menos 36.000 personas padecían diarreas agudas.
Un trabajador humanitario, que pidió no ser identificado, señaló a la AFP que varios sobrevivientes a las inundaciones habían muerto de cólera.
Las inundaciones que devastaron Pakistán ya dejaron 1.600 muertos, según la ONU. Islamabad confirmó 1.384 fallecimientos.
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, visitó Pakistán el domingo y pidió a la comunidad internacional acelerar el envío de su ayuda a los 20 millones de damnificados de las inundaciones.
La ONU lanzó un pedido de 460 millones de dólares para ayudar urgentemente a las víctimas, en particular las seis millones de personas más vulnerables, aunque advirtió que serían necesarios muchos más millones a largo plazo para reconstruir los pueblos, las infraestructuras y las cosechas devastados por las aguas.
Las agencias humanitarias de la ONU expresaron su preocupación ante la lentitud de la entrega de la ayuda, y temían que se produjera “una segunda ola de muertes provocadas por enfermedades”.
Esa dificultad para recaudar la ayuda necesitada podría deberse a “un déficit de imagen” de Pakistán “ante la opinión pública occidental”, indicó una portavoz de la OCHA, Elizabeth Byrs.
Según funcionarios paquistaníes, aproximadamente una cuarta parte del país -que se extiende sobre unos 800.000 km2 y está poblado por 167 millones de personas- se ha visto afectado por las inundaciones desde hace tres semanas.
La catástrofe golpeó primero al noroeste, una región ya muy afectada por la rebelión de los insurgentes talibanes y las ofensivas del ejército para combatirlos. Luego, las aguas inundaron las regiones más prósperas de Punyab (centro) y del Sind (sur), cruciales para la agricultura del país.
El lunes cientos de personas bloquearon durante más de una hora la principal carretera entre el Punyab y Karachi, la capital ecónomica del paíspara, protestar por la ausencia de ayuda.
En el Sind, la lluvia cayó de manera intermitente la noche del domingo y el lunes, recubriendo de lodo decenas de campos para damnificados.
“Será largo”, advirtió el domingo el presidente paquistaní Asif Ali Zardari, añadiendo que “durante dos años, tendremos que ocuparnos de ellos y alimentarlos”.
Entre tanto, las inundaciones amenazaban dos importantes sitios arqueológicos en el Sind, indicó Karim Lashari, director del departamento de antigüedades de la provincia.
Según el funcionario, las ruinas de Moenjodaro -una ciudad de 5.000 años de antigüedad, incluida en la lista de patrimonio mundial de la UNESCO- se encuentran amenazadas debido a su ubicación en el valle del río Indo.
Las ruinas del poblado fortificado de Amri -también de 5.000 años de antigüedad- eran aún más vulnerables, ya que está situado a orillas del Indo.
“Hay un importante canal allí y cualquier crecida podría sumergirlo”, señaló Lashari, añadiendo que ya “hay presión en las orillas”.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese