Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-21

Dólar (TRM)
$2.927,91
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,67
Euro
$3.112,95
UVR, Ayer
$242,71
UVR, Hoy
$242,74
Petróleo
US$52,42

Estado del tiempo
2017-01-21

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 00:04

Marea max.: 11 cms.

Hora: 07:33

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-01-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Prensa mexicana, entre el miedo y el silencio

-A A +A
 

Un coche bomba estalló el viernes contra la sede en Tamaulipas de la cadena Televisa, la mayor de México, sin provocar víctimas pero dejando fuera del aire a la estación, en una zona donde el narcotráfico presiona con violencia o sobornos para que los periodistas se mantengan callados.

El atentado ocurre mientras se despliega un amplio operativo militar en Tamaulipas, por la masacre de 72 emigrantes latinoamericanos en la zona, atribuida al grupo narcotraficante de Los Zetas.
La organización Reporteros Sin Fronteras destacó que es el tercer ataque contra instalaciones de Televisa en el noreste de México en diez días, y señaló que las pesquisas deben establecer si la explosión se relaciona con la cobertura sobre la masacre.
“La cobertura de esta tragedia, ¿explicaría un acto de intimidación contra este medio de comunicación de cobertura nacional? La investigación también debe responder a esta pregunta”, señaló la organización en un comunicado.
La explosión ocurrió a las 00H18 locales (05H18 GMT) y “afortunadamente ninguno de nuestros compañeros resultó herido”, dijo el presentador de noticias de Televisa, Carlos Loret de Mola, al iniciar el telediario matutino.
Una fuente del canal dijo a la AFP en Ciudad de México que la explosión dañó las instalaciones de la estación, que se mantiene fuera del aire en la zona.
La Cámara de la Industria de Radio y Televisión de México expresó en un texto su “protesta contra las cada vez más frecuentes amenazas a la libertad de expresión y el derecho a la información de todos los mexicanos”.
El martes al concluir una visita a México, los relatores para la Libertad de Expresión de la ONU y de la OEA recomendaron en forma urgente al gobierno crear una comisión al más alto nivel que proteja a los periodistas en México, donde 64 fueron asesinados y 11 desaparecidos en los últimos diez años.
La situación de los periodistas en Tamaulipas, un estado fronterizo con Estados Unidos, es cada vez más acuciante, pero los mismos reporteros guardan silencio por temor a las represalias.
“Son pocos los periodistas que quieren hablar”, dijo a la AFP Balbina Flores, corresponsal de Reporteros Sin Fronteras en México. “Cuando estas cosas se hacen públicas, como en el caso de este atentado o las denuncias de amenazas, sabemos lo que se publica pero no mucho más”, afirmó.
“La situación en Tamaulipas es sumamente difícil y muy grave. Los periodistas no están saliendo a reportear”, advirtió Flores.
La semana pasada el diario Milenio, al publicar un panorama de los riesgos para los periodistas, señaló que en muchas partes de México hay “poderes fácticos que imponen la ley del silencio” y para muchos periodistas de ciudades de Tamaulipas, como Nuevo Laredo y Reynosa, existen “palabras prohibidas, como cártel del Golfo y Zetas”.
El periodista Gerardo Albarrán de la revista Proceso, quien entre mayo y junio estuvo por tres semanas en Tamaulipas, dice que la prensa de la zona tiene miedo y no refleja lo que está ocurriendo.
“La prensa es una parodia de sí misma. Primeras planas llenas de gacetillas, interiores rellenados con boletines. La página policiaca se atiene a los accidentes de tránsito”, relató.
Los narcotraficantes, según Albarrán, son en Tamaulipas “los verdaderos editores de los periódicos, los jefes de información de los noticieros”.
Oscar Alvizo, presidente de la Unión de Periodistas Democráticos, es uno de los pocos que se ha atrevido a hablar en público de los señalamientos de silencio que se hacen a sus colegas.
“Los periodistas tamaulipecos somos de carne y hueso, con familias que proteger, con sueños que cumplir y que de ningún modo somos investigadores para acometer a quienes delinquen”, argumentó en un discurso en marzo pasado.

Publicidad
Publicidad
2379 fotos
65836 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese