Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-07

Dólar (TRM)
$3.015,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,59
Euro
$3.236,80
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$50,93

Estado del tiempo
2016-12-07

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 12 cms.

Hora: 16:41

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-07

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Puerto Príncipe espera por confusas elecciones

-A A +A
 

Puerto Príncipe sigue inundado de carpas plásticas donde se refugiaron cientos de miles de haitianos que perdieron sus casas en el terremoto de 2010, y nadie sabe si las confusas elecciones a las que se encamina el país ayudarán a resolver esta urgencia. 

A poco más de un año del sismo hay campamentos rodeados de basura y escombros por todas partes. Frente al aeropuerto, en las colinas que trepan hacia los barrios altos, en los alrededores del derrumbado Palacio de Gobierno. 

“Necesitamos que haya elecciones porque el país está parado hasta que llegue un nuevo gobierno”, se queja Franc Miot, un haitiano que trabaja como contratista para las organizaciones internacionales de ayuda. 

“Resolver la situación de los campamentos es muy difícil, hace falta decisión política” según Miot. “La gente no quiere irse porque es allí donde reciben ayuda todos los días. Muchos tienen comida, agua y luz como nunca antes”, explicó. 

Las elecciones presidenciales del domingo están bajo una fuerte incertidumbre y tensión política ante el posible regreso el jueves del expresidente Jean Bertrand Aristide al país tras siete años de exilio en Sudáfrica. 

Directivos de las ONG que trabajan en Puerto Príncipe se reunieron en las últimas horas para analizar la situación y coordinar acciones en común. 

“A todos nos preocupa que las elecciones puedan convertirse en otro problema más que en una solución”, dijo Shanti Matiste, una haitiana que trabaja con la Cruz Roja local, a la AFP. 

Estados Unidos reiteró este miércoles su pedido al ex presidente Jean Bertrand Aristide de postergar su viaje de regreso para no perturbar la segunda vuelta de la elección presidencial en la que postulan la exprimera dama Mirlande Manigat y el cantante popular Michel Martelly. 

“Un regreso antes de los comicios puede potencialmente desestabilizar el conjunto del proceso político”, estimó la embajada de Estados Unidos en Sudáfrica, donde está exiliado Aristide. 

Pero Aristide quiere regresar ahora porque “le preocupa el que un cambio del gobierno en Haití lo obligue a permanecer en Sudáfrica”, explicó su abogado Ira Kurzban a la AFP.  El exsacerdote, que gobernó Haití en tres ocasiones, sigue siendo muy popular entre los pobres, y afirma que fue forzado a dejar el poder en 2004 bajo presión de Estados Unidos y Francia en medio de enfrentamientos entre su gobierno y milicias rebeldes. 

En medio de la fuerte convulsión política que dejó en el país la primera vuelta de unas elecciones cargadas de acusaciones de fraude, otro de los viejos líderes haitianos, el exdictador Jean-Claude Duvalier, regresó en enero tras 25 años exiliado en Francia. 

Los dos exmandatarios aseguran que se mantendrán lejos de la política, pero su presencia siembra más interrogantes al frágil escenario político haitiano. 

En el tenso avance hacia los comicios del domingo, la capital de Haití colapsó. Trasladarse de un punto a otro es todo una odisea, entre caminos destruidos, personas que deambulan por las calles y motociclistas que trabajan como taxis e increíblemente llevan hasta cuatro personas juntas. 

Unas 600.000 personas que salieron de Puerto Príncipe después del terremoto y fueron ubicadas en lugares fuera de la ciudad han regresado en su mayor parte, afirman las organizaciones humanitarias. 

“Vuelven porque el dinero y las mejores posibilidades de subsistir están en la ciudad”, dijo Anne Hastings, directora de la organización internacional Fonkose, que ayuda a poner en marcha pequeños emprendimientos, a la AFP. 

“La prioridad es sacar todos los escombros y la basura que hay en Puerto Príncipe para poder resolver otros graves problemas, pero es muy difícil avanzar en la actual situación”, explicó. 

Según la ONU, el terromoto de enero de 2010 dejó a 1,3 millones de haitianos sin hogar y más de 800.000 personas aún viven en campamentos instalados en las calles. 

Publicidad
Publicidad
2327 fotos
64060 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese