Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-11

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-11

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 01:22

Marea max.: 28 cms.

Hora: 09:04

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-11

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Revive el pánico en Chile

-A A +A
 

Las autoridades chilenas levantaron ayer una alerta de tsunami que había generado pánico entre los residentes de la región de la costa centro-sur, cuatro días después de un sismo con saldo hasta ahora de 800 muertos.

Los policías llamaron a la población a buscar refugio en lugares altos a través de altavoces, lo que provocó terror y carreras en Concepción, la segunda ciudad más importante del país sudamericano.
“Hacemos un llamado a la población cercana a los lugares del mar, que se retire a sitios seguros”, decían los policías.
La alarma se dio después de a una réplica de magnitud 5,9 y otra de 6,0, que se produjeron con solo seis segundos de diferencia, según el Ins-tituto Geológico de Estados Unidos (USGS).
Minutos después, y luego que se generaran escenas de pánico, la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI), señaló que “las características del sismo no reúnen las condiciones necesarias para generar un tsunami en las costas de Chile”.
El sábado, tras el terremoto de 8,8 grados que azotó a Chile, las autoridades descartaron de manera rápida un alerta de tsunami, pero el ma-remoto sí se produjo arrasando con varios pueblos costeros y empeorando la situación.
El terremoto y tsunami dejó un saldo parcial de unos 800 muertos.

SE ACUMULAN LOS MUERTOS
“Muchos cadáveres están hinchados y mutilados, lo que dificulta su identificación. El hedor es terrible”, dice el teniente Gutiérrez en Constitu-ción. “Esperamos más”.
La lista escrita a mano sobre una amplia pizarra blanca que ayer estaba apoyada contra la valla de la morgue indica 78 muertos en esta ciudad como consecuencia del tsunami que arrasó las áreas bajas de este balneario marítimo chileno, un paraíso turístico antes del desastre. Y la cifra aumenta con el paso de las horas.
Entre ellos hay siete cuerpos no identificados en avanzado estado de descomposición -incluidos como “NN”-.
Según un funcionario municipal, 20.000 de los 60.000 residentes de Constitución se quedaron sin hogar a causa del sismo.
Grupos de vecinos, muchos de ellos con máscaras a causa del olor nauseabundo, consultan regularmente la pizarra para conocer el paradero de familiares, amigos y vecinos.

RECONOCEN EL ERROR
La armada reconoció que su servicio oceanográfico no alertó claramente a la presidenta Michelle Bachelet de la inminencia del tsunami posterior al terremoto.
El jefe de la armada, almirante Edmundo González, dijo ayer a la televisión estatal que “la Presidenta llamó para ver si se mantenía la alerta. Nosotros fuimos poco claros en la información que le entregamos”, reconoció.
Bachelet calificó el reconocimiento de González de “mucha hombría” porque “ llamé reiteradamente por la alerta de tsunami. Había un problema de comunicaciones”.
Bachelet evitó criticar a los militares y afirmó que ahora “lo que hay que hacer es sacar todos juntos este país adelante”.

COMIENZA DISTRIBUCIÓN DE AYUDA
Por primera vez, el Gobierno inició ayer la distribución de raciones de comida a los desesperados sobrevivientes del terremoto bajo control militar.
Unos 150 camiones militares entraron el lunes a la ciudad con la primera gran carga de alimentos que fue depositada en un supermercado saqueado el domingo, donde grupos de soldados y voluntarios preparaban las bolsas plásticas con los productos para su entrega a los habitantes.
Mientras llegaban las raciones, las mujeres instalaron grandes ollas para cocinar alimentos calientes en algunos barrios con comida que consiguieron entre todos, lo que los vecinos llaman comedores comunitarios.
También en la región del Maule, contigua a Concepción, los policías abrieron cuatro puestos para entregar 17.000 raciones de comidas. Las fueras militares intentan establecer un puente aéreo para llevar agua y provisiones a áreas aisladas.

Publicidad
Publicidad
2331 fotos
64217 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese