Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-09

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-09

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 00:21

Marea max.: 20 cms.

Hora: 07:38

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-09

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
S/M

Signal FM, la voz de Haití

-A A +A
 

Signal FM es la única estación de radio en Puerto Príncipe que ha transmitido sin parar antes, durante y después del terremoto, además se ha convertido en una fuente clave de información, que permite unir a los sobrevivientes.

La persona que llamaba desde Boston estaba desesperada.
Acababa de recibir un mensaje de texto de una amiga atrapada bajo los escombros de una escuela en Puerto Príncipe y tenía que comunicarlo a los socorristas, al Gobierno haitiano, al mundo.
Llamó al lugar indicado: Signal FM, la única radio de la ciudad que ha transmitido sin interrupciones durante y después del terremoto. Su edificio, equipos y antenas no sufrieron daños, y la emisora es una fuente de información crucial desde el temblor de magnitud 7.0 que destruyó el país hace una semana.
Día y noche, periodistas y locutores leen nombres de personas desaparecidas y noticias sobre tiendas abiertas y celebridades muertas, mientras reciben las llamadas frenéticas y correos electrónicos del país y el mundo.
Afuera, multitudes atestan la playa de estacionamiento, con notas escritas a mano en las que suplican a los anunciantes que lean los nombres de familiares desaparecidos o lugares que necesitan alimentos con desesperación.

ÚNICO CANAL DE INFORMACIÓN
“La estación de radio es la vida de la gente ahora”, dijo Roselaure Revil, una haitiana que dirige el programa de auxilios de una iglesia a la que se le han agotado las existencias de alimentos, agua y ropa. “Sin la estación de radio, el país estaría definitivamente muerto. Sin la radio, no podemos comunicarnos. No tenemos nada, esa emisora es nuestra, tiene impreso el sentir del pueblo haitiano”.
Antes del terremoto, la radio era el medio de comunicación más usado. Se calcula que la mitad de los haitianos son analfabetos, por lo que no pueden leer los diarios, y la falta de electricidad en muchos hogares significa que no hay televisión.

UNE AL PAÍS
Emisoras como Signal FM, que transmite a todo el país desde el barrio de Pétionville y a través de Internet, también ponen de relieve la ausencia de Gobierno. El presidente René Preval no le ha hablado en vivo al país desde el desastre, y sólo envió una cinta grabada con sus declaraciones a Signal FM al día siguiente del temblor.
“Las estaciones de radio mantienen unido al país”, dijo Carla Bluntschli, una estadounidense que vive en Haití desde hace 25 años. Acudió al estudio de Signal FM el martes para enviar un mensaje sobre su vecino, que carece de alimentos y agua. “En un sentido, reemplazan al gobierno”.
Es común ver a sobrevivientes deambulando por las calles polvorientas y fétidas de Puerto Príncipe, con una radio a transistores pegada a la oreja.
Los comunicadores de Signal FM escuchan los pesares de la ciudad, reciben los mensajes de los necesitados o los abrumados por el dolor.
La persona que llamó de Boston no sabe si alguien trató de salvar a su amiga. La radio transmite los pedidos de ayuda, pero no tiene tiempo ni medios para averiguar qué sucede después.
“Yo le digo a la gente aquí, no dejen de trabajar”, dijo Mario Viau, dueño y director de la emisora. “Cuando dejas de trabajar, te pones a pensar”.

300 CAMPAMENTOS
Puerto Príncipe, cuenta con más de 300 campamentos improvisados en los que viven unas 370.000 personas sin hogar, estimó la Organización Internacional de Migraciones (OIM).
Estos campamentos, repartidos por toda la ciudad, acogen a unas 370.000 personas “que viven en precarios refugios, sin acceso al abastecimiento de agua”, según los datos recogidos por la OIM y entidades asociadas a su trabajo en el terreno.
“Hay barrios enteros vacíos. Los más pobres de los pobres se quedaron en la ciudad, pero mucha gente abandonó Puerto Príncipe, la mayoría va a otras ciudades donde tienen familia o amigos”, comentó el jefe de la misión de la OIM en Haití, Vincent Houver.
Los aviones de Estados Unidos reparten ayuda humanitaria desde el aire en las zonas aledañas a Puerto Príncipe donde aun no han tenido acceso.

MILAGROS
las 10 de la mañana el jefe de un equipo de socorristas mexicanos consiguió que un colega alemán le prestara un perro adiestrado para detectar si debajo de toneladas de escombros de la casa parroquial había sobrevivientes y el animal dio señales positivas.
Cinco horas más tarde, el equipo de salvamento logró extraer con vida a Anna Zizi, una haitiana de 69 años que sobrevivió ocho días debajo de los escombros.
Con fracturas en la cadera, fémur derecho y una deshidratación crítica, la mujer fue trasladada a un hospital ubicado a una cuadra del lugar en donde fue rescatada, en donde el médico inglés Dimuthu Samaranayake le suministro suero y antibióticos endovenosos como primeras medidas, aunque dijo que la sobrevivencia de la mujer dependía de una pronta intervención quirúrgica.
Pese a su estado, Zizi cantó un salmo y agradeció a Dios con voz esforzada que resonó en el jardín del hospital repleto de víctimas del sismo en camillas.
“Esto es un milagro”, dijo uno de sus hijos, el empleado bancario Joseph Josner.

RESCATAN A BEBÉ DE 23 DÍAS
Un bebé de 23 días, una niña, fue rescatada viva de las ruinas de una casa en Jacmel, ciudad del sur de Haití, por tres equipos de socorristas franceses.
La niña, Elisabeth, fue rescatada de los escombros de una casa al cabo de siete horas de trabajo de los socorristas, indicó el enviado especial de la radio francesa.
“La madre explicó que durante el terremoto no había tenido tiempo de salvar a su hija”, dijo Philippe Besson, uno de los rescatistas
Entonces los socorristas decidieron remover los escombros y descubrieron a la niña, con vida tras siete días “sin comer ni beber”, agregó Besson.
Según la ONU, los socorristas rescataron en total a 121 personas de los escombros de las viviendas derrumbadas por el sismo que golpeó a Haití el 12 de enero pasado.

RÉPLICA DE MAGNITUD 6.1
Un fuerte sismo de magnitud 6.1 sacudió ayer a las 6:00 de la mañana a Haití, ocho días después de que la ciudad fuera arrasada por un terremoto más fuerte.
El terremoto se registró a 59 kilómetros al oeste de Puerto Príncipe y a una profundidad de 9,9 kilómetros, informó el Instituto Geológico de Estados Unidos.
Cuando la devastada capital se despertaba, se sintió primero una leve vibración seguida por un fuerte temblor.
Los periodistas en Puerto Príncipe no constataron nuevas víctimas, pero oyeron un crujido que sugería el derrumbe de alguno de los edificios que resultaron dañados en el primer temblor.
El sismo de ayer, que duró unos segundos, provocó miedo y pánico en la gente, que corrió por las calles. Algunos haitianos que duermen a la intemperie se burlaban de quienes abandona-ban asustados las casas.
En una plaza pública convertida en dormitorio una mujer comenzó a rezar con un megáfono.
En una de sus plazas, frente al hotel Kinam, cuyos ocupantes corrieron a la calle, algunas personas repetían: “Es el Todopoderoso, es el Todopoderoso”.

Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64139 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese