Indicadores económicos
2017-04-26

Dólar (TRM)
$2.899,13
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.157,54
UVR, Ayer
$248,95
UVR, Hoy
$248,99
Petróleo
US$49,56

Estado del tiempo
2017-04-26

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 15:44

Marea max.: 23 cms.

Hora: 23:35

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 11 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-04-26

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Venezuela: Oposición enfrenta obstáculos de cara a elección clave

La oposición política de Venezuela está en una crítica encrucijada y trata de conseguir el control de la Asamblea Nacional por primera vez en los 11 años de la presidencia de Hugo Chávez.

Si la oposición logra arrebatar la mayoría de los escaños a los aliados de Chávez en los comicios del 26 de septiembre, finalmente lograría el poder para tratar de contener el cada vez mayor control del presidente sobre la vida nacional. Una derrota, sin embargo, envalentonaría a Chávez para seguir adelante con la transformación de Venezuela en un estado socialista.

Muchos venezolanos esperan una contienda electoral muy reñida, pero las posibilidades parecen inclinarse a favor del gobernante.
Los candidatos de oposición hacen campaña con menos recursos y menos tiempo en la televisión que sus adversarios oficialistas. A menudo, mientras salen a saludar votantes en la calle, Chávez promueve desde la pantalla a los postulantes de su Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Además, algunos candidatos de la oposición temen que las nuevas normas electorales y la modificación de los distritos, incluidas en una ley electoral aprobada el año pasado, aumentarán sus desventajas.

“Tenemos una campaña encabezada por el PSUV, con una gran cantidad de fondos que sabemos que son fondos públicos, aun cuando la Constitución lo prohíbe”, dijo la candidata opositora María Corina Machado, mientras ondeaba una bandera al saludar a sus partidarios durante un recorrido por un barrio pobre de Caracas.

Machado se quejó de lo que llama una maquinaria de propaganda orquestada por el gobierno, que se burla de los críticos del mandatario en anuncios, presenta programas de entrevistas dominados por los aspirantes oficialistas y transmite todos los discursos del presidente.

Justo cuando ella comenzaba su visita al barrio, Chávez inició un maratónico discurso que todos los canales de televisión tuvieron que difundir por orden del gobierno. Estas “cadenas” son una práctica frecuente del presidente. El mandatario contrastó a sus candidatos con los rivales, que dijo representan los intereses de los ricos.

“Nosotros somos canción, amor, vida, alegría, el futuro. Ellos son el pasado ignominioso, terrible, lacerante, doloroso”, dijo Chávez a sus partidarios. “Tenemos que demoler las mentiras de los escuálidos, de la burguesía podrida y sus medios de comunicaciones”.
El presidente sostiene que muchos periódicos y medios radioeléctricos tienden a favorecer a la oposición. Pero en la televisión, el medio principal para alcanzar a la mayoría de los venezolanos, Chávez lleva las de ganar.

El Consejo Nacional Electoral está dominado por funcionarios considerados cercanos a Chávez. Su directiva ha ignorado por años las leyes que prohíben al presidente y a otros funcionarios electos participar de la campaña, un tema que ha provocado repetidas quejas de los líderes de oposición.
Chávez niega las irregularidades e insiste en que tiene derecho a hacer campaña por sus candidatos porque él también es presidente del partido socialista. Ha amenazado con emprender acciones legales contra Vicente Díaz, el único miembro del Consejo que ha criticado su uso intensivo de los medios estatales antes de los comicios.

Mientras tanto, la cara sonriente de Chávez es omnipresente en los carteles de campaña que cuelgan de los postes de luz y edificios. Aunque su popularidad ha disminuido en los últimos años, el presidente sigue siendo el político más popular del país y es la amalgama que une a los candidatos que ganaron las primarias de su partido.

Machado dijo que otro gran obstáculo es la recaudación de fondos. Ella ha tenido problemas para convencer a sus partidarios y a líderes empresariales de contribuir a su campaña, ya que éstos temen represalias del gobierno y de los fiscales.
La candidata opositora, sin embargo, es favorita para ganar en su distrito de mayoría de clase media. También ha tenido una activa campaña en barrios marginales que antes eran vistos como un territorio sólidamente prochavista.

Machado y otros opositores tratan de sacar provecho de problemas internos como el auge de crímenes violentos, los apagones en algunas regiones, una grave escasez de vivienda y el 30% de inflación.
La oposición también intenta revertir lo que muchos consideran uno de sus grandes errores: el boicot de las elecciones legislativas en 2005 por considerarlas injustas, una decisión que en gran parte les cerró las puertas del poder.
Steve Ellner, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Oriente de Venezuela, cree que la oposición podría sumar los votos de aquellos venezolanos desilusionados con el desempeño del gobierno.

“Eso es un poderoso punto contra Chávez y le va a afectar en estas elecciones”, dijo Ellner.
Pero Ellner advirtió que los adversarios de Chávez no han presentado una alternativa unificada ante las políticas del líder socialista. Ese sería el factor más importante que pesa sobre ellos, añadió.
El objetivo de los opositores es ganar la mayoría de los 165 escaños por primera vez en los 11 años de presidencia de Chávez. Incluso si se quedan cortos, podrían poner límites al poder del mandatario si impiden que el oficialismo obtenga una mayoría de dos tercios.

La oposición _compuesta por una diversidad de partidos de izquierda, conservadores moderados y partidos tradicionales_ ha conseguido limar muchas de sus divisiones y logró acuerdos en candidaturas individuales en la mayoría de los distritos. Pero el partido de Chávez siempre ha sido eficaz en la movilización de sus más de un millón de miembros activos _incluidos muchos empleados públicos_. El partido usualmente resuena por altavoces el clarín en la mañana del día de elecciones y traslada a los electores desde las barriadas pobres, apiñadas en las laderas de las montañas, hasta los centros de votación.

Algunos candidatos opositores también sostienen que la nueva ley electoral le da a los aliados del presidente una ventaja injusta, al otorgar mayor peso a los votos de las zonas rurales y los distritos menos poblados, donde Chávez sigue siendo más popular.

Sostienen que otros cambios en la ley, que modificó los distritos electorales en cinco de 23 estados y las dos ciudades más pobladas, Caracas y Maracaibo, favorecen a los oficialistas en regiones donde la oposición logró avances en el 2008.

“Esto formaba parte de la estrategia electoral del gobierno”, dijo Francine Jácome, profesora de ciencias políticas en la Universidad Metropolitana de Caracas, lo que sugiere que Chávez probablemente se dio cuenta que sus adversarios ganaron terreno en las elecciones de alcaldes y gobernadores de 2008.
Los críticos de Chávez también le acusan de acudir a investigaciones penales y de corrupción para marginar a adversarios claves. Varios políticos, entre ellos el ex candidato presidencial Manuel Rosales, se han ido al exilio tras ser acusados de cargos a los que atribuyen una motivación política. El mandatario niega que explote su influencia en el sistema de justicia, afirmando que cualquier político que infrinja la ley debe responder ante los tribunales.
En la televisión, en tanto, el canal principal del gobierno ha estado transmitiendo un flujo constante de reuniones y anuncios con candidatos oficialistas vestidos con el emblemático color rojo de Chávez.
El canal entrevistó a Machado, mostrando en pantalla una fotografía de su reunión del 2005 con el ex presidente estadounidense, George Bush, un viejo enemigo de Chávez, en la Casa Blanca. Pero la entrevista del jueves fue abruptamente cortada cuando la televisión estatal pasó a transmitir un acto de campaña donde Chávez habló en un teatro lleno de seguidores. l tenía un mensaje para la oposición: "!Los vamos a demoler!”

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese