Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-17

Dólar (TRM)
$2.935,96
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.110,35
UVR, Ayer
$242,56
UVR, Hoy
$242,61
Petróleo
US$52,24

Estado del tiempo
2017-01-17

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 22:27

Marea max.: 3 cms.

Hora: 15:04

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 25 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.5 a 2.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-01-17

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 7 - 8

Víctimas presenciarán ejecución de asesino

-A A +A
 

Algunos buscan venganza, otros justicia. También hay quienes manifiestan frustración y desafío.
Para los heridos por los francotiradores de Washington y para los familiares de los diez muertos, las emociones previas a la ejecución del culpable de los ataques en el 2002 varían constantemente.

John Allen Muhammad, de 48 años, debe morir por una inyección letal en una prisión de Virginia el 10 de noviembre, siete años después que junto con un cómplice, John Lee Malvo, que en el momento de los ataques tenía solo 17 años, aterrorizó el área en la capital y alrededores durante tres semanas.
Algunos familiares de las víctimas no ven la hora de que Muhammad sea ejecutado. Otros planean viajar a Virginia pero no acercarse a la prisión.
Y hay otros que planean pasar la noche en sus casas con sus familiares, satisfechos de que Muhammad pague sus crímenes pero indiferentes al procedimiento.

VENGANZA
Para Nelson Rivera —inmigrante hondureño que recientemente juró como ciudadano estadounidense— y Marion Lewis, presenciar la ejecu-ción de Muhammad será lo más cercano a una venganza.
“Siento que va a ser el último capítulo de este libro y quiero ver la expresión de su cara. Y ver si dice algo”, afirmó Rivera, de 38 años. “Quiero ver su cara y ver cómo reacciona al enfrentarse a su muerte”.
Lori Ann Lewis Rivera, que era esposa de Rivera e hija de Lewis, murió mientras pasaba una aspiradora para limpiar su furgoneta en una gasolinera de Kensington, Maryland.
Rivera volvió a casarse y ha tenido dos hijos más desde la muerte de Lori, quien dejó una hijita de dos años, Jocelin. Ahora trabaja como encargado de mantenimiento en una escuela pública en los suburbios de Sacramento, California.

LA MASACRE
Fueron días terribles para la población de Washington, un misterioso francotirador irrumpía de la nada y en las gasolineras, supermercados, centros comerciales y desde su auto disparaba a sus víctimas y emprendía su huida. Así fue como, en menos de un mes, John Allen Muhammad, aniquiló a diez personas e hirió a otras tres. Multitud de suposiciones se desataron sobre la identidad del asesino, pero se trataba de Muhammad, un veterano de guerra convertido al Islam. Después del ataque de Al Qaeda a las Torres Gemelas, su pasión por el islamismo fue aumentando y criticaba duramente al Gobierno norteamericano por sus decisiones en oriente medio.

Publicidad
Publicidad
2375 fotos
65654 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Ta bueno,

Ta bueno,

ESO ES LO QUE FALTA EN

ESO ES LO QUE FALTA EN COLOMBIA-----Y SI COMENSARAN POR EL CONGRESO SERIA MEJOR---