Indicadores económicos
2017-11-18

Dólar (TRM)
$3.003,19
Dólar, Venta
$2.838,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.542,26
UVR, Ayer
$252,09
UVR, Hoy
$252,09
Petróleo
US$56,55

Estado del tiempo
2017-11-18

marea

Marea min.: -5 cms.

Hora: 02:19

Marea max.: 21 cms.

Hora: 11:09

Dirección viento: Suroeste

Intensidad viento: 06 a 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-11-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

N/A - N/A
Taxis
N/A - 0
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Viena, mítica capital del espionaje internacional

Viena, encrucijada de diversas ideologías en Europa central, puede jactarse de haber albergado a más espías durante la Guerra Fría y hasta la caída del Muro de Berlín que ninguna otra capital del mundo.

Según el historiador Siegfried Beer, que dirige el Centro Austríaco para Inteligencia, Propaganda y Estudios sobre la Seguridad (ACIPSS), Viena sigue siendo un centro de intercambio de secretos en materia de economía y tecnología, aunque la política ha pasado a un segundo plano.

De acuerdo con Beer, citado por la BBC, “actualmente se estima que entre 2.000 y 3.000 agentes e informadores trabajan en Viena”, en su mayor parte ex espías de la Guerra Fría que ahora se dedican a otros servicios de inteligencia.

En ese sentido, Viena mantiene una antigua tradición del secreto, pues desde fines del siglo XIX la gente llegaba de todos los rincones del vasto Imperio Austro-Húngaro para hacer las confidencias más explosivas.

GUERRA FRÍA

Pero el período más importante para los agentes secretos fue la Guerra Fría ideológica entre los dos bloques, que comenzó en 1947, dos años después de la caída del Tercer Reich y la proclamación de la Segunda República Austríaca.

A partir de ese momento, Austria y Viena fueron divididas en cuatro zonas de ocupación, en conformidad con los términos de la Conferencia de Potsdam, repartidas entre la Unión Soviética, Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia.

Las redes de inteligencia, sobre todo la CIA norteamericana y el KGB soviético, se entregaron allí a una encarnizada competencia mientras los informadores, muchos de los cuales eran refugiados, estaban dispuestos a entregar el menor indicio a cambio de un poco de comida.

EN EL CINE

La obra que mejor muestra la atmósfera oprimente de esta guerra oculta que se desarrollaba a la sombra de los edificios barrocos y las cloacas fue el filme de Carol Reed “El tercer hombre”, inspirado en la novela del escritor Graham Greene.

“El tercer hombre”, considerado un clásico del séptimo arte en el cual actuaron Joseph Cotten, Orson Welles, Alida Valli y Trevor Howard, muestra una ciudad en la cual se producen conspiraciones, asesinatos, sabotajes y traiciones.

Austria, que deseaba preservar su neutralidad, proclamada en 1955, y sus relaciones de buena vecindad con los países de Europa del Este, tenía tendencia a cerrar los ojos ante las actividades de los espías del Pacto de Varsovia mientras su seguridad no estuviera directamente amenazada.
En Viena, sede de numerosas agencias y centros internacionales, se creó en 1986, a poca distancia del centro de la ONU, una gigantesca ciudad para los diplomáticos e investigadores soviéticos.
Eso sucedió tres años antes de la caída del Muro de Berlín, en 1989, y cinco años antes de que se derrumbase la Unión Soviética.

TEMAS



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese