IPCC inspecciona las fachadas del Centro Histórico

22 de marzo de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La campaña de descontaminación visual del Centro Histórico, iniciada por el Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena (IPCC) en abril del 2016, sigue inspeccionando las fachadas de ese sector. Lea aquí (IPCC inicia campaña para descontaminar la vista del Centro)

En su más reciente recorrido, en cumplimiento de su misión de regular los avisos instalados y sancionar a aquellos propietarios o responsables de establecimientos e inmuebles que se rehusan a acatar lo dispuesto en la normatividad urbanística vigente, el IPCC diligenció 15 fichas de inspección a igual número de establecimientos.

Entre ellos están el restaurante-bar Chambacú, en la calle de la Iglesia, por tener elementos decorativos en la fachada; la librería Ábaco, en la esquina que une a la calle de la Iglesia con la calle de La Mantilla, por tener cuatro avisos en lugar de dos; y The Beer Lovers, en la esquina que une a la calle de Gastelbondo con la de La Factoría, por tener avisos en acrílico.

LA NORMA
Recordemos que según la normatividad urbanística vigente, en los avisos tanto de identificación de establecimientos como en las placas profesionales, especialistas y residenciales no se permite el uso de neón, acrílicos, de plásticos luminosos o iluminados en forma fija o intermitentes, pintados sobre el pavimento, directamente al muro, sobre los marcos, hojas de puertas, columnas o pilastras de portadas.

Tampoco puede colocarse ningún tipo de aviso sobre balcón, pilastras, columnas, dinteles de portadas, rejas, ventanas, jambas y elementos decorativos de la fachada del inmueble.

Horacio Acevedo, técnico del IPCC, quien lideró la última inspección, recalcó que solo se permite un aviso por establecimiento comercial, a excepción de los ubicados en esquina.

“Debido a que los establecimientos de esquina manejan dos fachadas se les permite un aviso por fachada, es decir, dos. Si hay dos negocios diferentes en el mismo local se les permite colocar a cada uno el nombre de su negocio, porque es compartida la actividad comercial”, explicó Acevedo.

Aclaró que con la campaña de descontaminación visual “únicamente ejercemos control en la fachada. No nos metemos con lo que el comerciante quiera colocar de la puerta hacia dentro”.

TIENEN 10 DÍAS
Acevedo señaló que con los establecimientos e inmuebles que violan la norma “se procede llenando una ficha de inspección, donde se notifica al propietario o responsable del local. Se les da 10 días hábiles para que se acojan a la norma y si vencido el plazo no se han acogido se le inicia un proceso sancionatorio al local”.

Durante el 2016, 20 locales fueron llevados a proceso sancionatorio y tuvieron que pagar multas que oscilan entre uno y diez salarios mínimos.

50 LOCALES ACOGIDOS
El IPCC informó que desde el año anterior, 50 locales del Centro Histórico se acogieron a la norma y descontaminaron la vista de los transeúntes. Entre ellos están el restaurante Dragón de la Marina, que tenía dos avisos y dejó uno; y SuperGiros, que desmontó un aviso luminoso y con dimensiones no permitidas.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS