La guerra llega con la lluvia

03 de mayo de 2010 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Mientras que los campesinos colombianos desean que las lluvias lleguen para que crezcan sus cultivos; en sectores del Olaya Herrera, como la Magdalena, Playa Blanca, Rafael Nuñez, Viejo y Nuevo Porvenir entre otros, las madres de al-gunos jóvenes, encienden sirios y hasta mechones para evitar que San Pedro deje caer cualquier gota de agua. Como si se tratara de un toque de trompeta que llama a la guerra, los jóvenes de estos sectores, al escuchar las gotas de lluvias en los techos de zinc y el olor a tierra mojada, salen con changones, machetes, palos y cualquier objeto rumbo a los parques, playones o escenarios preestablecidos, por un motivo hasta ahora desconocido, a agredirse entre si. Estadísticas Por guerra entre pandillas en lo que va del año,16 jóvenes en Cartagena en estos enfrentamientos han resultado muer-tos, entre ellos algunos en su etapa de pre y adolescencia. Comenta Reinaldo Manjarrez, alcalde local 2 o de la Vir-gen y Turística, que aunque se vienen desarrollando progra-mas que buscan la convivencia entre unos y otros, la volun-tad de cambio de actitud frente a la vida y ante estos hechos no es de todos. “La Policía está a la expectativa, las épocas de lluvias son de bastante trabajo, no es nada fácil y las acciones deben ser inmediata. El trabajo de prevención con jóvenes en riesgo de imitar estas conductas se realiza; varios de estos muchachos que por voluntad propia han deseado cambiar hacen hoy parte de los Vales del Almirante Padilla, en programas de Cultura Ciudadana y algunos otros han sido preparados en oficios varios para ser ubicados en empresas del sector turísti-cos a través del Sena ”, explica Manjarrez. Presos en su barrio La sentencia entre los pandilleros son a muerte, muchos de estos jóvenes tienen solo derecho a ver la luz de sol desde los huecos del tejado o el zinc de su casa, resultados de las guerras con piedras que se dan en reiteradas ocasiones. “Mas de uno está preso en su sector, solo pueden trasla-darse de una esquina a otra, sin pasarse de la frontera que han establecido, porque cada uno de los miembros de las pandillas solo pueden caminar por un sector si no desea que lo agredan o lo maten a puñal o a tiro de changón”, explica Manjarrez.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS