Indicadores económicos
2017-11-21

Dólar (TRM)
$3.011,32
Dólar, Venta
$2.838,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,42
Euro
$3.547,63
UVR, Ayer
$252,09
UVR, Hoy
$252,10
Petróleo
US$56,09

Estado del tiempo
2017-11-21

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:05

Marea max.: 19 cms.

Hora: 12:57

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 6 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-11-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

La precariedad en la que viven las ganadoras del Festival del Frito

Cuando un cartagenero o turista asiste al Festival del Frito Cartagenero usualmente piensa en las delicias que encontrará, los “kilos que ganará” por una noche de pecados y en los gratos momentos que compartirá con los que lo acompañan. Pero, en el Festival no todo es arepa de huevo, carimañola, empanada y otras delicias fritas, también se alivia una situación dramática.

El Festival del Frito es como “un escape”, “una curita” para las deudas de los concursantes, en su mayoría mujeres, que no tienen un trabajo estable, viven del rebusque y tienen familias que mantener.

El Universal quiso acercarse a las ganadoras del Festival de este año para conocer a qué se dedican cuando no están en temporada de Fiestas de la Candelaria, que se instala el Festival. El panorama para muchas de ella no tiene buen aspecto. Este año las ganadoras del Festival de Frito fueron: Elsa Dautt Serrano, Rosa Esther Pérez Ortiz, Yadira Iriarte, Olga Gómez Pérez,  Angélica Hernández Anaya, Josefa Fernández Pérez y Marelvis González Urueta.

La mayoría de las mujeres ganadoras de este año paradójicamente no viven de vender fritos, y solo una de las entrevistadas tiene como negocio diario la cocina, aunque ella no sea quien cocine.

“Llevo 10 años participando en el Festival y cuando no estoy en esa venta de fritos que pongo ahí para la época de las Fiestas de la Candelaria, prácticamente estoy a la deriva porque ese es mi único rebusque. No tengo puesto donde trabajar, ahora mismo ando en la Alcaldía para ver si consigo un puesto donde sea. Yo soy líder y hago campañas políticas”, señala Josefa Fernández Pérez, premiada en el Festival como Ganadora de ganadoras.

En medio del drama que vive, Josefa señala que a veces le toca recurrir a terceros para que le ayuden a subsistir: “familiares y conocidos me regalan cosas, a veces me mandan para el mercado, salgo por ahí, me rebusco vendiendo ropa cuando llega diciembre. Yo soy comerciante, pero no tengo un sitio donde trabajar. En este momento estoy en una situación bien mala”.

LA CARIMAÑOLA DE MARISCOS
Al igual que Josefa, Elsa Dautt Serrano, de 63 años y quien ganó en la categoría de Frito Innovador tampoco tiene un sustento diario estable. “Yo vendo pasteles los fines de semana en la esquina del Centro Comercial El Colonial. A veces hago fritos para el desayuno o por encargos, para fiestas, pero no es algo que salga todos los días”, señala.

Elsa, quien reside en La María, ganó por su carimañola de mariscos, que vendía a $2.500 y con la cual “todo el mundo quedó contento”.

“Yo todos los años participo porque esa es mi fuente de trabajo para fin de año. Me gusta mucho el ambiente, el derroche, el compañerismo. Ya eso es tradición familiar. Mi tía Juana Dautt era la reina de la carimañola, hemos vivido de la comida, trabajar en restaurantes y vender. Es un legado que me han dejado”, sostuvo la mujer en medio de sus confesiones en las que lamenta no tener un trabajo estable.

SALIR DE LAS DEUDAS

Olga Gómez, quien ganó por sus buñuelitos de fríjoles, reside en el barrio 7 de agosto, pero todos los domingos pone su venta de fritos junto a una de sus hermanas en el Espinal.

“Yo soy ama de casa y lo que hago es poner mi venta los domingos y hacer fritos cuando me contratan en alguna fiesta. Antes trabajaba trayendo mercancía, pero eso ya no lo estoy haciendo”, comenta Olga sobre lo que hace cuando no está en la temporada del Festival.

Agrega que lleva 4 años participando y que lo seguirá haciendo, pues “es un trabajo en el que uno siempre se gana su platica y es de 15 días. Es una ayuda, ya que se coge la plata enseguida y se sale de algunas de las deudas”.

NO TODO ES OSCURO
Pero no todas las ganadoras se encuentran en la misma situación. Hay historias como la de Angélica Hernández, quien es un ejemplo de superación y ayuda al prójimo.

Angélica es un caso de admiración y de entrega. Una persona muy allegada a ella es hemofílica, por lo que desde hace muchos años ayuda a personas que padecen de esta enfermedad. 

“No hago fritos, no tengo puesto fijo, pero tengo un restaurante hace 20 años, soy enfermera y me especialicé en auditoría. Tengo una fundación que ayuda a pacientes hemofílicos y con lo que me da el restaurante ayudo a los beneficiarios de la fundación”, comenta Angélica.

La mujer quien duró 11 años al pie de una pareja hemofílica comenta que tiene “12 años de tener el restaurante y vivo en el segundo piso, donde también tengo la Fundación Factor Vida que no solo es para hemofílicos, también es para quienes sufren de enfermedades raras o huérfanas. Actualmente tengo inscritos 63 pacientes hemofílicos y lo que hago con ellos es visitar sus casas, darles capacitaciones a las madres con hijos enfermos, consejos sobre cómo afrontar los momentos de crisis, manejamos la parte especial, más no la médica porque no tenemos recursos para ello”.

Angélica es una apasionada por ayudar a los demás, con uñas y dientes saca de lo que produce su restaurante para ayudar a esas personas que tienen menos y que necesitan una guía para enfrentar juntos esta enfermedad genética que impide la buena coagulación de la sangre.

La Fundación Factor Vida no tiene una gran oficina, en la sala de su casa ubicada en la avenida Cristanto Luque diagonal a TCC saca un espacio para un computador y una mesa para reunirse con las otras personas que se unieron a ella en este camino y planean las visitas a las veredas y casas de enfermos, así como las actividades recreativas y lúdicas que emprenden para que sean una verdadera comunidad con lazos estrechos.

LA SECRETARIA

Marelvis González Urueta es otra de las mujeres “echadas pa' 'lante”, quien no se vence ante las adversidades y siempre está buscando qué hacer.

Hace pocos días se encontraba en los bajos de la Alcaldía de Cartagena gestionando su nuevo empleo. Es secretaria por profesión y si las cosas se le dan de acorde a lo esperado, en poco tiempo será una de las caras amigables de la administración de 'Primero la gente'.

Hacer fritos lo hace con pasión, entrega y por tradición familiar, pero no lo usa como medio de subsistencia.

La de este año fue su segunda participación en el Festival y no se niega la oportunidad de seguirlo haciendo.

“Hacer fritos es una herencia que le dejó mi abuela a mi mamá, que ahora tiene 83 años, luego se lo transmitió a mi hermana y finalmente me quedé yo con el negocio. Todos los años ponemos la venta para las Fiestas de la Candelaria, pero antes la poníamos en el Cerro de la Popa, pero el año antes pasado y este la he puesto en el Festival”, comenta.

Marelvis anteriormente tenía una venta fija, pero debido a que cambió de lugar de residencia, la quitó y no la ha vuelto a poner.

“Tengo un año que quité la venta, pero a mí me contratan para hacer buffet en fritos, anteriormente la Alcaldía me solicitaba para que les hiciera las arepas de huevo, carimañola y demás. Toda mi vida he trabajado con eso, pero lo tengo como un extra. Soy ama de casa, pero también arreglo uñas y vendo revistas”, dice esta mujer de que ganó en la categoría de arepa de huevo que es damnificada de San Francisco.

Las historias de todas estas mujeres tienen una trama de pobreza y superación, algunas piden ayuda por parte del Distrito para que se hagan mayor número de eventos como el Festival del Frito Cartagenero, en el que tengan la oportunidad de rebuscarse para sobrellevar sus deudas, otras por su parte, han logrado salir adelante y se enorgullecen de decir que hacen fritos por pasión y que esperan, hasta que Dios les dé fuerzas para seguir siendo parte de esta familia de fritangueras que lleva 32 años reuniendo en un solo lugar los mejores fritos de la ciudad.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

FELICITACIONES...ESA ES LA VERDADERA MUJER CARTAGENERA....

FELICITACIONES A TODAS...ESE ES EL EMPUJE QUE NECESITA CARTAGENA....