Indicadores económicos
2017-08-20

Dólar (TRM)
$2.994,39
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,50
Euro
$3.515,41
UVR, Ayer
$251,75
UVR, Hoy
$251,74
Petróleo
US$48,51

Estado del tiempo
2017-08-20

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 05:00

Marea max.: 27 cms.

Hora: 22:28

Dirección viento: Sur

Intensidad viento: 9 a 25 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-08-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Abogados en expectativa por siniestro aéreo de San Andrés

De los resultados de la investigaciones dependen las acciones legales que podrían cursar por el siniestro aéreo ocu-rrido en la Isla de San Andrés el martes pasado.

Ante esta situación, el abogado experto en siniestros aéreos y miembro de una reconocida firma de abogados en Miami (Estados Unidos), Ibrahim Reyes Gándara, hizo un llamado a las víctimas y sus familias, a no firmar documento alguno sin tener la asesoría de un profesional del Derecho.
Esta advertencia es porque Reyes Gándara vendrá a Colombia, junto con otros colegas de una firma norteamericana de abogados, a asumir la representación legal de las víctimas de este accidente áereo.
El Universal lo contactó y dialogó con él sobre este caso.
Este abogado ha representado a víctimas de accidentes aéreos desde el 20 de diciembre de 1995, cuando un avión de American Airlines que iba de Miami a Cali se estrelló en Buga. Ese caso fue litigado en la Corte Federal en Miami.
Desde entonces ha participado en varias demandas por accidentes aéreos, donde han estado comprometidos vuelos de Aviateca, Valujet, Aero Perú, American Airlines, West Ca-ribbean Airways y Tans Perú, entre otros.
Critica el hecho de que se diga en los medios de comunicación –antes de los resultados de las investigaciones– que un rayo desestabilizó el avión.
“Me preocupan esas conclusiones anticipadas porque las aerolíneas y las empresas aseguradoras de riesgos que tendrían que pagar los daños causados, utilizan como parte de su defensa legal para evadir o reducir su responsabilidad civil, los ‘actos de Dios’, o sea, eventos no controlables por los huma-nos, como un rayo, por ejemplo”.

En expectativa
“De mi parte, esperaré las conclusiones a que llegue la National Transportation Safety Board (NTSB), que junto a otras agencias investigativas conducen la inspección de los restos del avión. Por supuesto, la ‘caja negra’ también está disponible, así que evidencias van a haber”.
Cree que una causa del siniestro pudo ser un desperfecto mecánico.
“Aún no sabemos si el sistema de pararrayos del avión funcionó debidamente. Estos sistemas son puestos bajo prueba, y tampoco sabemos si dichas pruebas fueron realizadas apropiadamente por los ingenieros constructores.
“También los aviones hay que actualizarlos y darles su debido mantenimiento con frecuencia, y todavía no sabemos si esto fue hecho como indica el fabricante. Hay mucho por investigar antes de llegar a conclusiones”, dice.
Anticipa que la firma de abogados de la que hace parte está trabajando sobre el tema.
“Por ahora no es el momento de iniciar las demandas cuando la investigación aun comienza, la señora fallecida aun no ha recibido el debido luto, y los heridos siguen hospitalizados, varios están graves”.
En total, 87 pasajeros que iban en este vuelo fueron trasladados a Bogotá, y de los 47 restantes sólo dos fueron trasladados en aviones ambulancia, informó la Aeronáutica Civil.

Sobre las informaciones
A juicio del abogado, las noticias que se están difundiendo en la prensa colombiana deben ser más precisas.
“Me refiero a todos los medios informativos. Se ha publicado que la causa del accidente fue un rayo que le dio al avión y lo hizo partirse en pedazos.
“Los aviones tienen pararrayos porque cuando vuelan alto, en tiempos turbios, reciben rayos. Esto ocurre frecuentemente en los aviones que atraviesan un mal tiempo, y ninguno se cae por este motivo.
“Ahora, de haber sido un rayo la causa del accidente, entonces habría que considerar que el fabricante del avión, o sus subcontratistas para partes, habrían diseñado o instalado este equipo de manera negligente. Una vez instalados los pararrayos, el avión es puesto a prueba. La última vez que un avión se estrelló por causa de un rayo fue hace más de 40 años, cuando esta tecnología en aviones era relativamente nueva”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

jejejej que aproveche y dicte

jejejej que aproveche y dicte una catedra para que los locales se pillen la vaina....... que cosa a sacar provecho de todo... al final asi es la vida.....

Crea fama y acuestate a

Crea fama y acuestate a dormir!!! Después se quejan del desprestigio generalizado que hay hacía ese gremio de profesionales. De cualquier situación quieren sacar provecho. Analicen ustedes como este señor señala a los medios de comunicación por afirmar que "fue un rayo el que ocacionó el accidente" y que las aseguradoras se valen de eso para no pagar porque son actos no controlables por humanos. Es decir, de antemano él está presumiendo que fue un error humano.

Por otro lado afirma, que si

Por otro lado afirma, que si fue un rayo el que realmente ocacionó el accidente, entonces hay que demandar al constructor de la aeronave por haber instalado mal los accesorios contra este tipo de eventos naturales. Que tal!!! Es decir, por donde quiera este señor quiere sacar dinero a costa del sufrimiento de los accidentados.