Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-07

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-07

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Buenos Aires espera mejores vientos

-A A +A
 

En sus 39 años de existencia, el barrio Buenos Aires sólo tiene unos cien metros de pavimento.
Pese a que se trata de uno de los barrios más centrales de lo que se ha dado en llamar “La Nueva Cartagena” (está a orillas de la Avenida El Bosque), Buenos Aires carece de muchas de las bondades que gozan sectores vecinos como La Troncal, Los Caracoles o Tacarigua.
Cuentan los miembros de la Junta de Acción Comunal, que este barrio fue creciendo con la adquisición de lotes en los que se fueron levantando las primeras viviendas que no impedían la libre circulación de las corrientes pluviales, pero en cuanto aparecieron más propietarios de terrenos, las construcciones empezaron a invadir los predios por donde estaban trazadas las escorrentías que alimentaban a los canales.
Ahora, los únicos dos canales que tiene el barrio, por haberse angostado mediante el crecimiento del sector, no soportan la gran cantidad de aguas que vienen de los demás barrios de la Zona Suroccidental.
Al respecto, Jaime Reyes, presidente de la JAC, dice que en estos momentos las obras del Transcaribe están facilitando que las aguas lluvias inunden con más abundancia las calles de Buenos Aires, que ya reciben, por lo menos, el 70% de las corrientes del La Troncal.
En las fronteras con los barrio Camagüey y Los Calamares, está trazado otro canal que tampoco resiste el volumen de las aguas que vienen de los barrios lejanos, lo que provocado que durante los últimos aguaceros el nivel de la inundación haya subido hasta más de dos metros.
En varias calles de Buenos Aires, los habitantes se han visto en la necesidad de levantar altos muros en sus terrazas para evitar la intromisión de las aguas, como también a algunas viviendas han tenido que levantarlas unos centímetros más allá de la construcción original, ya que el se-dimento amenaza poco a poco con dejarlas bajo tierra.
Los habitantes de Buenos Aires aseguran que muchas de las cosas que tiene el barrio fueron gestionadas por ellos, como las redes de alcanta-rillado y agua potable, y el sistema de alumbrado público y domiciliario.
“Las entidades no nos han dado nada —dicen—, como tampoco están haciendo para solucionarnos el problema de las inundaciones, que cuando llueve se rebosan las alcantarillas y los sanitarios, y tiene uno que ponerse a barrer excrementos en su propia sala

Por un puesto de salud

Una sentida necesidad del barrio es el montaje de un puesto de salud.
Esto asegura Soe Restrepo, una de las fundadoras, al señalar que en la ciudad existen lugares aún sin la debida atención y que requieren ser intervenidos por las autoridades del ramo.
“Ese es nuestro caso. Acá tuvimos un centro asistencial que fue instalado por iniciativa comunitaria, con recursos propios de los habitantes. Sin embargo, estaba bastante deteriorado y la gente era atendida en condiciones precarias, situación que apresuró su cierre”, cuenta la mujer.
En el puesto de salud se prestaban servicios de primeros auxilios, bajo el cuidado de profesionales que donaban su tiempo y trabajo para brindar un servicio social, pero ante la falta de apoyo y la escasez de recursos, este tipo de acciones altruistas fueron concluidas definitivamente.
Soe Restrepo insiste en la necesidad de que se instale un puesto de salud, debido a que son repetidos los casos en que la comunidad necesita revisión médica.
“Si bien es cierto que mucha gente tiene seguros y hasta Sisbén, también es real que a veces hay emergencias menores que merecen ser atendidas con prontitud aquí mismo”, asegura.
La Junta de Acción Comunal también se une al mismo llamado, instando a las autoridades a proyectar un nuevo puesto de salud, además de un salón donde se trabajen temas de educación, promoción y prevención en el mismo tema.
“Ojalá que el Dadis dé un paso tan importante en esto que es nuestra tarea de todos los días: trabajar por el bienestar de la población”, manifiesta Jair Salazar, líder cívico.

Se buscan espacios de recreación
Dos escenarios estratégicamente ubicados son los únicos espacios de deporte y recreación que tienen los moradores para el sano esparcimiento.
Uno de ellos es una cancha destapada de minifútbol, la cual está cercana a un canal por donde pasa un arroyo que se ha convertido botadero de basuras.
Según Jair Salazar, secretario de la JAC esta cancha fue acondicionada por el ex policía Augusto Zapata, quien propició este espacio para que la juventud y los adultos tuvieran donde hacer deporte.
En estos momentos la cancha está abandonada y necesita de una poda general, puesto que los árboles que la rodean le dan un aspecto de-primente. Además, necesita que le arreglen los arcos y las zonas de recreación infantil.
Según el dirigente comunal, aquí se realizan torneos con equipos infantiles, mientras que los adultos aprovechan para hacer trote, tanto de noche como de madrugada.
La idea es arreglar la cancha de minifútbol y construir una alterna de voleibol playa.
A unos pasos más arriba se encuentra la cancha de baloncesto y microfútbol, la cual presenta mejores condiciones, porque está enmallada y sólo necesita de algunos detalles para ofrecer un buen servicio a la comunidad.
“El proyecto que tenemos con esta cancha es hacerle una pista atlética en los alrededores para que los adultos puedan hacer sus ejercicios y, además, sumarle una zona de parque infantil. Así erradicaremos el problema de los jóvenes que aprovechan de estos espacios para consumir drogas”, dijo Salazar.

Rami Torres, siempre inédito
Aunque brilló con luz propia en sus años mozos, Ramiro “Rami” Torres asegura que lo mejor de su obra aún está por venir.
En la década de los 80 lideró a la orquesta “Inéditos de Colombia”, plataforma musical reconocida por proveer de músicos al Caribe colombiano, con la cual cosechó éxitos como “Los gozones”, “La rumba” y “Sonrisas”, este último considerado un himno en ciudades como Barranquilla, Cartagena y Santa Marta.
Junto al fallecido Eugenio Giraldo Barco puso de moda una fusión de ritmos africanos y del Caribe, que, integrado a un aparato coreográfico, al mejor estilo de “El Gran Combo de Puerto Rico” y la orquesta del dominicano Wilfrido Vargas, se hizo merecedor de nueve Congos de Oro, en el “Festival de Orquestas” del Carnaval de Barranquilla.
Como músico, Rami siempre se ha caracterizado por su profesionalismo en todos y cada uno de los lugares donde se presenta, mostrando siempre su versatilidad y un estilo inconfundible por su colorido.
Precisamente, esos dones lo llevaron, junto con “Los Inéditos” a ocupar un memorable lugar en el mundo artístico colombiano.
Ahora, todo ese profesionalismo lo tiene puesto al servicio de las causas comunitarias.
“Digo que lo mejor de mí está por venir, porque ando vinculado a varias actividades sociales y espirituales que me harán un ser humano mejor”, señala.
Y es que este músico y cantante consagra gran parte de su tiempo a la vida cristiana, asistiendo al “Centro Cristiano Las Gaviotas”, donde comparte la palabra de Dios y las prédicas junto a sus hermanos en la fe.
También se dedica a la enseñanza de nuevos talentos de la música, en la “Corporación Educativa Instituto Cartagena”.
Es admirado en Buenos Aires no sólo por sus canciones, sino por promover actos caritativos que han repercutido muy bien en la sociedad.
La semana pasada organizó un concierto en la discoteca “El Escándalo”, que contó la asistencia de más de 700 personas, en pro de recoger recursos para apoyar económicamente al músico Frank Villa, quien sufre un degeneramiento en la retina.
Ramiro Torres prepara nuevos temas para mantenerse vigente en la música y anuncia el nombre de sus más reciente composición “Guayabo y perreo”, una mezcla de soca y reguetón.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2328 fotos
64072 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese