Indicadores económicos
2017-03-24

Dólar (TRM)
$2.899,94
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.133,38
UVR, Ayer
$246,80
UVR, Hoy
$246,88
Petróleo
US$47,97

Estado del tiempo
2017-03-25

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:41

Marea max.: 13 cms.

Hora: 08:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 03 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.1 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-03-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Comunidades insulares pueden sentirse bien acompañadas

-A A +A
 

Organizaciones afro de Cartagena, como “Surcos” y la “Corporación Jorge Artel”, dijeron, en las últimas horas, que el acompañamiento que piden las comunidades de las Islas del Ro-sario se viene desarrollando desde hace varios años.

Lo anterior, como respuesta a los requerimientos que la semana pasada hiciera la dirigen-cia comunal del corregimiento de Orika y el “Comité Afrodescendiente Islas del Rosario”, respecto a las acciones que, según ellos, viene ejecutando el Gobierno Nacional en el sentido de disponer de sus tierras ancestrales sin consultar con las comunidades afro allí asentadas e ignorando, de paso, las leyes que las protegen.
Los dirigentes comunales prevén que en su territorio empiece a pasar lo mismo que en otros sectores cartageneros en donde se están construyendo macro proyectos turísticos, con el consabido arrasamiento de los poblaciones raizales.
Gustavo Balanta Castillo, director ejecutivo de “Surcos”, manifestó que el manejo de tie-rras en Cartagena es bastante complejo, porque no existen políticas públicas definidas, empe-zando por la no aplicación de la consulta previa establecida en los convenios con la OIT (Or-ganización Internacional del Trabajo) y el no reconocimiento de las decisiones que toman los consejos comunitarios.
Anotó que una de las formas para poder ayudar a las comunidades de las zonas insulares es lo que ha venido haciendo el movimiento afro a través del “Cabildo de Integración Afroca-ribeño Gavilaneo”.
Mediante esa estrategia, según Balanta, se le han presentado propuestas de políticas públi-cas al Distrito en todos los ámbitos y con un marco legal totalmente sustentado en los con-venios y protocolos internacionales, pasando por la Constitución colombiana, llegando a las leyes, a los decretos y resoluciones, y a la forma como se debe abordar lo afro en el Concejo Distrital y la Asamblea Departamental.
“Por la tanto —agregó— en el caso de las Islas del Rosario, al igual que el resto de las islas y comunidades como La Boquilla y toda la Zona Norte, requiere de una intervención directa del Estado con políticas claras y definidas en materia de garantizar los derechos que sean exi-gibles; y de contraponer los intereses de los grandes empresarios”.

Hay acompañamiento

Por su parte, Emerson de Arco Aguilar, miembro de la Corporación Jorge Artel, aseguró que esta organización ha venido acompañando a las comunidades insulares “desde que co-menzaron los problemas con los grandes inversionistas y los territorios”.
El dirigente mencionó específicamente los nombres de los abogados Luis Berrío Sosa, Dionisio Miranda Tejedor, Efraín Miranda y Rubén Hernández, quienes han asesorado a los líderes comunales isleños en defensa de sus propios intereses.
El apoyo se fundamentó en dos aspectos claves: el conocimiento de los derechos de las comunidades y el acompañamiento jurídico, pues en los momentos en que los nativos han recibido las visitas de delegaciones del Gobierno Nacional, los abogados afros han estado pre-sentes direccionando a los raizales.
“Nosotros —anotó De Arco— fuimos gestores de la organización del Consejo Comunita-rio, pero consideramos que debemos seguir asesorándolo para que tenga las herramientas que la permitan enfrentar, de manera eficaz, los embates de los grandes inversionistas”.
Agregó que “las islas deben entenderse como un patrimonio de quienes allí han habitado históricamente y de los cartageneros, cuyas vidas han estado ligadas a la presencia del mar. Nuestra organización continuará brindándoles el apoyo”.

Puestos de salud,
a revisión

El gerente de la “ESE Cartagena de Indias”, Salim Hadechini, se refirió a la falta de dota-ciones del puesto de salud del corregimiento de Orika, anunciando que dentro de quince días el despacho a su cargo estará revisando el estado de esos centros médicos.
El funcionario explicó que el año pasado la ESE los manejaba a través de una empresa que hacía las contrataciones de personal y asignaba las dotaciones.
“Pero en el caso de los puestos de salud de los corregimientos, por tratarse de territorios un poco alejados, nos quedaba bastante difícil su control, y por eso se presentaron muchas deficiencias en cuanto a dotaciones y medicamentos”, indicó Hadechini.
En su momento, la JAC de Orika aseguró que el puesto de salud de esa comunidad está atendido por personal eficiente y amable, cuyas funciones se ven limitadas cuando tienen que enfrentarse a casos de complejidad y por la falta de los medicamentos apropiados, eventos que casi siempre resuelven trasladando a los pacientes a algún centro médico de Cartagena.

El bachillerato

El secretario de Educación del Distrito, Julio Alandete Arroyo, se refirió a las peticiones de los isleños en el sentido de que se conformen los cursos décimo y once grado para el “Centro Educativo Islas del Rosario”, pues los jóvenes sólo llegan hasta noveno grado.
Este inconveniente preocupa a las familias de Orika, “porque nuestros estudiantes quedan desocupados en una edad en que tienen muchas inquietudes y desorientación, por lo que po-drían tomar el mal camino”.
Sin embargo, algunos, con posibilidades monetarias se trasladan a Cartagena a proseguir su bachillerato.
Alandete Arroyo señaló que la causa de que aún no se hayan creado los cursos restantes radica en que la población de estudiantes que resulta de noveno grado es muy pequeña, y no justifica tal aprobación.
No obstante, el Distrito ofrece la posibilidad de que los jóvenes continúen sus estudios en Cartagena o en Barú, y los costos del transporte los asume la Secretaría.

2456 fotos
69215 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

El señor secretario tiene

El señor secretario tiene razón en su justificación para crear la media superior en la institución educativa de Orika. Mientras no haya aumento de la población escolar en ese grado último, los colegios de la Isla de Barú son una opción para continuar sus estudios, y hay colegios muy buenos en ese lugar, como el público de Barú y el privado de Santa Ana.

En cuanto a la continuidad de

En cuanto a la continuidad de los estudios superiores, pues qué mejor la estrategia de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia con sus programas para que ellos se sientan a gusto siendo alguien en sus vidas. Ésto incluye el ciclo último del programa de Bachillerato Diversificado, ahora que en la Isla sólo se llega hasta 9° grado. Esta sería otra opción para culminarlo satisfactoriamente. Ahora, con los pregrados, Isla Grande necesita más profesionales raizales.

Y en cuanto a la

Y en cuanto a la capacitación, pues que sigan los convenios y que se renueven otros: SENA, Fundación Surtigas, Parques Nacionales Naturales. La solución es la educación, es darles las herramientas a ellos (los nativos) para que aprendan a defenderse. Allá hay ejemplos de nativos que se han superado.

Es una experiencia muy

Es una experiencia muy agradable el compartir y trabajar con este tipo de población: cuando se sobrepasa y se soluciona el problema, los resultados son visibles y fructíferos. Éxitos en esta comunidad. Hasta luego.