Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-06

Dólar (TRM)
$3.049,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.263,54
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$51,79

Estado del tiempo
2016-12-06

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:39

Marea max.: 16 cms.

Hora: 15:52

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 16 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-06

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Desalojan a familia que tenía 30 años viviendo en Torices

-A A +A
 

Una familia que llevaba 30 años viviendo en una casa del barrio Torices fue desalojada ayer por orden del Juzgado Quinto Civil del Circuito de Cartagena.
Se trata de la familia Padilla Berrío, residente en un inmueble de la Calle Siglo XX, en donde también vivían otras tres familias.
La diligencia de lanzamiento se cumplió con presencia de agentes de la Policía Metropo-litana y de la inspectora de Torices, Elvia Pájaro.
Como Teresa Berrío Guerrero fue conocida la mujer que durante 30 años ocupó la vi-vienda junto con dos hijas y otros familiares.
La mujer en cuestión hizo vida marital con Víctor Manuel Padilla Martínez, quien, a su vez, había quedado como único heredero del inmueble que era propiedad de sus padres.
Padilla Martínez falleció en ese mismo inmueble en el año 2001.
Posteriormente, en 2003, un hijo del fallecido, llamado Omar Padilla Llamas, empezó a reclamar la vivienda, alegando que su padre la había puesto a su nombre.
Según la inspectora de Torices, Elvia Berrío, desde 2003 hasta este momento, la señora Teresa Berrío fue solicitada varias veces por el Juzgado para que hiciera parte del proceso, en aras de hacer valer sus derechos como compañera permanente de Padilla Martínez y por su permanencia en el inmueble durante 30 años.
Sin embargo, ni las hijas ni la señora Berrío se preocuparon por llevar a cabo esas diligen-cias y en estos momentos carecen de algún documento que acredite sus derechos sobre el in-mueble.
“No tienen una escritura de posesión, ni un proceso de prescripción adquisitiva de domi-nio, que es lo que se recomienda en estos casos”, dijo la inspectora, quien, además, estuvo comisionada por el juzgado para entregar al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar a seis niños que vivían en la casa.
Se supo que antes de la diligencia de lanzamiento, Omar Padilla Llamas se encargó de conseguir una vivienda arrendada para que la familia Padilla Berrío no quedara a la intempe-rie, pero éstos la rechazaron por estar en el Callejón Mochila, faldas de La Popa, un sitio de alta incidencia delincuencial.
Posteriormente, la inspectora Elvia Pájaro consiguió otra vivienda en la calle Santa Fe de Torices y logró que el demandante pagara dos meses de arriendo por adelantado.

Publicidad
Publicidad
2327 fotos
63997 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Me parece que el demandante

Me parece que el demandante obro de mala fe.

La señora debe demandar por fraude procesal y hacer parte de la herencia si se arma de un buen abogado. Vamos abogados buesquen a la señora y cojanle el caso.!!

ESO SE LLAMA POBREZA

ESO SE LLAMA POBREZA ESPIRITUAL..COMO ES QUE LA JUEZA LOS LLAMA PARA QUE RECLAMEN Y NO SE APARESEN MEJOR SE DEJAN SACAR POR NO OCUPARSE D E LAS DELIGENCIAS..ESO ES EL COLMO OYEEEEEEEEEEEE