Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-07

Dólar (TRM)
$3.015,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,59
Euro
$3.236,80
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$50,93

Estado del tiempo
2016-12-07

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 12 cms.

Hora: 16:41

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-07

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

En el nuevo sistema penal falta tiempo para investigar

-A A +A
 

Cartagena fue sede durante toda la semana que termina, de grandes eventos judiciales de trascendencia nacional.

Ayer culminó el último de ellos con el análisis del Sistema Penal Acusatorio.
Fue el 5º Conversatorio Nacional sobre el Sistema Penal Acusatorio, donde se ventiló la necesidad de revisar y analizar las debilidades y fortalezas de este proceso, el cual ha sido duramente cuestionado en virtud de decisiones proferidas por jueces que han concedido libertad a delincuentes de alta peligrosidad.
Y Cartagena fue el escenario propicio para dicho debate, que concluyó ayer en el Hotel Almirante Cartagena Estelar.
A este evento judicial se sumaron otros tres realizados durante la semana, convirtiendo a esta capital en sede de grandes debates judiciales nacionales.

Un sistema que cojea
Magistrados y jueces del área penal del país concluyeron en observaciones al Sistema Penal Acusatorio, varias de ellas relacionadas con los tiempos procesales.
A juicio del magistrado y presidente de la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, Hernando Torres Corredor, hay varias observaciones en este aspecto por el escaso tiempo para reunir pruebas ó elementos suficientes para pre-sentarlas ante un juez.
Así mismo el magistrado Torres Corredor señaló que otra observación tiene que ver con la restricción de libertades, precisamente en cuanto a las detenciones domiciliarias y el uso de la manilla electrónica, que son aspectos que han recibido muchas críticas.
También se hizo énfasis en que este nuevo sistema en ocasiones necesita más severidad por parte de los jueces a la hora de conceder detenciones domiciliarias.
Las observaciones serán presentadas al Gobierno Nacional, a fin de que elabore un proyecto de ley tendiente a solucionar esos inconvenientes.

Conclusiones
Según el balance del Consejo Superior de la Judicatura, el Sistema Penal Acusatorio ha avanzado mucho, tanto que desde el 1 de enero de 2005, cuando empezó su implementación, se han realizado cerca de 1’750.000 audiencias y se han proferido cerca de 137 mil condenas.
A juicio del magistrado Torres, las audiencias se hacen cada vez con mayor celeridad, lo que quiere decir que se trabaja en dar una respuesta eficiente y cada vez es menor tiempo para esto.
Además, los costos por cada proceso se han reducido ostensiblemente.
En el sistema anterior, según Torres, un proceso se gastaba cerca de $1’200.000 y hoy son apenas unos $480 mil.
En cuanto a las quejas y críticas, considera que no se puede entrar a generalizar a todo el sistema por eventos particulares.
A su juicio, también los jueces se enfrentan a delincuentes que cada vez tienen más elementos a su favor para evadir a las autoridades.
“Sí es cierto que hay deficiencias y hay que corregirlas, pero también las organizaciones delincuenciales tienen nuevos ins-trumentos para evadir a la Justicia y eso implica que la Rama Judicial debe tener más inversión para prepararse ante esos escenarios”, expresa Hernando Torres Corredor, presidente de la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura.
Al respecto, durante el 16 Congreso de la Jurisdicción de lo Contencioso Administrativo, el presidente (e) de la Corte Suprema de Justicia, Jaime Arrubla Paucar, señaló que es inaudito que en Colombia haya un investigador o policía judicial por cada 10 jueces.
Criticó que también ante la falta de mayor presupuesto la Fiscalía tampoco puede desarrollar un buen papel, considerando que el problema de la Rama Judicial no es sólo de congestión y de acceso, pues lo más grave es la falta de recursos que impide tener más funcionarios, en especial de Policía Judicial, necesarios para que los procesos penales concluyan de mejor manera.

Publicidad
Publicidad
2328 fotos
64072 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

No entiendo nada, pura

No entiendo nada, pura reforma y reforma y nada de paletas....Y los delincuentes burlándose de las Leyes Colombianas.

CARTAGENA no merece que la

CARTAGENA no merece que la utilizen como CIRCO para presentarla y para realizar PAMTOMIMAS que no conducen a lugar seguro,porque realizar los eventos ,los foros y conversatorios ,que al final no son una realidad .Pero eso sì los participantes disfrutan aprovechan y llegan a gozarse a CARTAGENA a sus anchas .Y Pedro Pueblo que se coma las migajas que dejan estos personajes que no aportan un grano de arena a nuestro PAIS. . Seguro que si.

Cuanto dinero ganan los

Cuanto dinero ganan los jueces y fiscales y no hacen nada para administar una pronta y cumplida justicia, en su gran mayoria. No es que les falte tiempo de investigar si no que estan inmersos en denuncias de corrupción, abulía, malos manejos y otros males que les impiden fallar e investigar a tiempo. Que desgracia para Colombia que sus ciudadnos tomen la justicia en su propia mano.

VISITE:

VISITE: http://puertodecartagena.wordpress.com/sociedad-golpeada/

nunca se habla del sistema

nunca se habla del sistema oral en lo laboral sera que no les conviene. en colombia una demanda laboral ordinaria dura 6 y 7 años si tienes suerte esa es otra forma de violar los derechos humanos a los ciudadanos que en muchos casos son reclamaciones y derechos justos