Indicadores económicos
2017-09-19

Dólar (TRM)
$2.906,06
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,59
Euro
$3.472,16
UVR, Ayer
$251,65
UVR, Hoy
$251,68
Petróleo
US$49,91

Estado del tiempo
2017-09-20

marea

Marea min.: -1 cms.

Hora: 05:15

Marea max.: 15 cms.

Hora: 11:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 6 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-09-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Huellas de una tragedia

Ha pasado mes y medio, pero en el hogar de Nelly del Carmen Acevedo Rodríguez nadie olvida la terrible escena en la que ella perdió la vida.

En un acto de mera irresponsabilidad, el conductor de una buseta de Ternera–Villagrande de Indias le arrebató la vida a la mujer, de 47 años, tras arrollarla mientras desviaba su vehículo de un trancón en el sector El Toril, frente al almacén (en liquidación) Astemaco, en la Pedro de Heredia.

Con ella estaban sus dos hijas y una nieta, quienes resultaron heridas. Nelly era oriunda de Arjona y residía en el sector Francisco de Paula I, en Nelson Mandela.

El hecho ocurrió el pasado 17 de septiembre. Desde ese día, Heidy Correa, hija de Nelly, está hospitalizada en la Clínica Cartagena del Mar, en el Pie de La Popa. Las llantas de la buseta le arrancaron gran parte de la piel de sus piernas.

La hija de Heidy y nieta de Nelly, Michelle, de 1 año y 3 meses, estuvo internada en esa clínica una semana. La bebé se fracturó una pierna y se recupera en casa. Debe usar un incómodo aparato médico para superar el daño. Yasleidy, de 12 años, sufrió golpes leves.

Ellas son las únicas de la familia a quienes las huellas de esta tragedia se les nota en la piel. Los demás, aunque parecen seguir con su vida normal, llevan la procesión por dentro.

-”Mi mamá está de viaje”

En la habitación 320 de la Cartagena del Mar, además de soportar los malestares que le provocan los tratamientos que recibe, Heidy lucha diariamente contra el aburrimiento.

Hace una semana, sus familiares accedieron a pagarle a la clínica los 7 mil pesos diarios que piden por el alquiler de un televisor, para que la joven tenga algo con que entretenerse.

A Heidy le han practicado dos operaciones de injerto de piel en su pierna izquierda y la han sometido a jornadas de debridación (remoción de tejido muerto) y lavado de sus heridas.

“Mis amigas del colegio todavía no han venido a visitarme porque les daba pena por lo que le pasó a mi mamá. Eso fue cuando yo no sabía qué había pasado, pero ya a mí me dijeron que mi mamá murió”, cuenta Heidy.

Dos semanas después del accidente, los psicólogos que la atienden le contaron que su madre murió. Mientras lo asimila, Heidy prefiere pensar que ella hace un largo viaje. “Lo bueno es que como mi mamá no está, acá en la clínica puedo ver toda la televisión que quiera sin que ella me regañe”, afirma con la inocencia que aún mantiene a sus 17 años, pero con una hija a cuestas.

Dice que cuando le den de alta lo primero que hará será ver a su hija. También retomará la preparación para presentar las pruebas ICFES. Por las buenas notas que consiguió, Heidy se aseguró pasar a grado 11 en el colegio Los Robles, en Mandela.

Ya siente más cerca el sueño de convertirse en profesional en administración de hotelería y turismo.

-Sueña con su mamá

Yasleidy, de 12 años, es otra de las hijas de Nelly. Ella también acompañaba a su madre el día del accidente. Aún con el rostro lleno de dolor, pero sin más lágrimas que derramar, trata que el último recuerdo de su mamá no sea el estado en que la dejó el bus.

De la tragedia solo le quedó un rasguño. Un pequeño esguince en una de sus piernas la obliga a recibir unas cuantas terapias. Sin embargo, hay otras heridas que pocos ven.

Según su abuela, Lilia Rodríguez, casi todas las mañanas la niña le cuenta que ha soñado con su mamá. “Me dice que su mamá le habla y me muestra las cosas de Nelly diciéndome que eso es de su mamá y las guarda”, comenta Lilia, quien también vive su propio dolor por la pérdida de la mayor de sus hijos.

Gadimedes, Claudia y Dalmiro, hijo, hermana y viudo de Nelly, respectivamente, se turnan para atender las huellas de esta tragedia. Entre todos, y con la ayuda de vecinos y otros familiares, sacan el tiempo para que el dolor sea menor y para que las penas pasen.

-En busca de justicia

El 19 de septiembre, un juez mandó a la Cárcel de Ternera a Alexánder Rivera Lans, conductor de la buseta, por homicidio culposo agravado y lesiones personales culposas. La defensa apeló la decisión y por eso será un juez con Funciones de Conocimiento quien decida si se mantiene o no la medida de aseguramiento contra Rivera Lans.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese