Los milagros de La Candelaria

Virgen de La Candelaria
La Virgen de La Candelaria, la misma que sigue recibiendo ofrendas por sus milagros. // ANIBAL THERAN TOM-EL UNIVERSAL
Amaury Pájaro Puello
Amaury Pájaro Puello dice que algo mágico rodea al monasterio. “Todo se refleja en el pozo de la dicha, que une a las parejas que lo visitan y se toman una foto”. // ANIBAL THERAN TOM-EL UNIVERSAL
subida Santuario de La Popa.
Cientos de turistas visitan el Santuario de La Popa. // ANIBAL THERAN TOM-EL UNIVERSAL
Luis Palacio Pastrana
Luis Palacio Pastrana no pierde oportunidad para dar las gracias a sus adorada Virgen. // ANIBAL THERAN TOM-EL UNIVERSAL
-A A +A



A esa hora el sitio donde se venera la imagen milagrosa de la Virgen de La Candelaria casi siempre está solo, salvo por los vendedores de comidas y de artesanías que tratan de mantenerse despiertos, pese a que la modorra los seduce junto con la brisa que abanica sus rostros.

Lucho, como le dicen sus amigos, llegó sudado y agitado a la plazoleta de la cima del cerro más alto de Cartagena, que sirve de parqueadero y de espacio para los vendedores, a refrescarse bajo la frondosa sombra de un árbol centenario.

Nadie se inmutó, quizá por el aspecto simple del hombre sudoroso que llegó caminando desde el Mercado de Bazurto a venerar a una de las advocaciones más antiguas de la Virgen María, la de la morenita Virgen de La Candelaria, patrona de los cartageneros.

Después de unos minutos subió hasta la iglesia caminando con los brazos abiertos como hablándole al cielo, aunque en realidad estaba elevando una plegaria a su vir-gen.

Entró persignándose, se arrodilló y agachó la cabeza en señal de respeto cuando entró al altar y comenzó a orar. Parecía dormido. Estaba totalmente absorto, sumido en sus peticiones por la salud de su familia y el bienestar de todos los cartageneros y colombianos.

I

Después de soportar desprecios de los que decían ser sus amigos y de sentir el hambre diaria cuando perdió su pensión por un fallo judicial, Luis Palacio Pastrana encontró sosiego hablándole a la Virgen de La Candelaria.

“Mis hijos estaban estudiando en otras ciudades y pasaban muchas necesidades porque yo no tenía plata para mandarles. La vida se me enredó de un momento a otro y todo el mundo me dio la espalda. Yo sentía un calor en el cuerpo, pero me tranquilizaba cuando le pedía a una imagen de la Virgen que encontré en una estampita. Así pasaron muchos días y yo me aferré a la Virgen, era un amor incontrolable que en medio del desespero me daba paz”, advierte Luis Palacio.

Relata que un día caminó desde el barrio Las Gaviotas hasta el Centro, y de allí a Manga. Entró a la casa de un familiar y éste sin pensarlo le regaló un vaso de agua y le metió en el bolsillo $100.000.

“Yo me alegré y dije: ‘Virgencita me escuchaste. Perdona que sea pretencioso, pero esa plata no me alcanza. Sabes que mis hijos tienen problemas porque no hemos pagado sus pensiones y mi familia no tiene qué comer, mientras las deudas aumentan’. De allí salí caminando y le quité  una hoja a una mata de bonche que estaba en el jardín de una casa vecina. La hoja me la guarde en el bolsillo de la camisa, pero al rato la saque y pude ver que había un número clarito, el 0135.

“Enseguida pensé en meterle los $100.000 a un chance, pero recordé que debía pagar unas deudas y mandarle algo a mis hijos. Así lo hice y como a las seis de la tarde de ese día, cuando ya estaba llegando a mi casa, anoté la cifra con $500, que era lo que me había quedado. Al día siguiente reventó el número en la lotería y con esa plata pude resolver el problema de mis hijos y pague deudas. Al poco tiempo la Virgen hizo que me devolvieran mi pensión. Desde entonces la visito y le hablo, no sólo para pedirle, sino para darle gracias”, dice.

Al rato Luis Palacio bajó el Cerro La Popa caminando, con su esposa y su hijo pequeño.

II

A Rodrigo Torres Puello, albañil de 32 años, la rigidez en la parte inferior del cuerpo se le apareció de pronto, después de una noche de licor y mujeres.

Los médicos no pudieron detectar la enfermedad por más que le hicieron estudios. Algunos advirtieron que podía ser un daño neurológico y le recomendaron que lo mejor era esperar a que aparecieran otros síntomas para poder darle un diagnóstico. Lo único cierto era que no podía caminar.

Se lamentaba por su estado y hasta intentó quitarse la vida, sobre todo después de que su mujer, la voluptuosa y sensual Claudia, la morena sinuana a la que se había entregado en alma y corazón, se fue a vivir con uno de sus amigos.

Se quedó solo, con el apoyo de sus padres y hermanos. No quería vivir.

“Mi familia me llevó hasta donde brujos que me decían que tenía un maleficio, pero yo sabía que era mentira. Sin embargo, el desánimo era lo que me acompañaba de día y de noche, hasta que una tarde una señora pasó por la puerta de mi casa y me regaló una medalla de la Virgen de La Candelaria, y me susurró: ‘Résale, que ella te ayuda’”.

“Así lo hice, en silencio. Comencé a orarle y a conversar con ella. Un día le pedí a mi madre que me llevara a la cima de La Popa, al santuario de la Virgen de La Candelaria, y con la ayuda de mi hermano y de un amigo llegué hasta el altar y pude apreciar su belleza. Cuando la tuve cerca lloré, pero después una tranquilidad se apoderó de mi ser y regresé a mi casa pensando en que había estado allá y había sido egoísta, porque sólo le había pedido por mi salud. Esa noche, soñé con la virgen y la vi feliz.

“Recuerdo que al día siguiente traté de levantarme de la cama y pude mover un pie. Me sentí tan feliz que lloré por un buen rato y le di gracias porque moví el otro pie y ese día me levanté, aunque sólo un rato porque no pude sostenerme. Tres meses después, con terapias recobré la movilidad en mi cuerpo, gracias a la Virgen milagrosa de La Candelaria”.

Rodrigo trabaja en construcciones de la ciudad y retomó su vida. Ahora, dice, es más espiritual y se siente mejor.

“Desde que eso me pasó vengo a darle las gracias a la Virgen de La Candelaria todos los meses y regalo medallitas a quienes necesitan de ella”, dijo.

III    

Amaury Pájaro Puello, guía de turismo que trabaja en el Santuario de La Popa, idolatra a la Virgen de La Candelaria no sólo en enero y febrero, sino durante todo el año.

“Esa Virgencita es tan milagrosa que logró cambiarme por completo e hizo de mí una buena persona. Yo andaba por malos caminos, de alcohol, mujeres y no tenía tranquilidad porque la bebida era una necesidad en mi vida. Un día le pedí que me hiciera cambiar y me permitiera conocer una buena mujer, y así pasó. Ahora soy un hombre nuevo que todo se lo pone en las manos a la Virgen”, dice mientras un grupo de turistas llega al santuario.

“No tienen guía”, le grita uno de los porteros. Amaury se presenta y de inmediato suelta su lengua:

“Este monasterio fue construido en 1606 después de que el padre Alonso García Paredes tiró por el abismo un cabro de oro que era una imagen maléfica adorada por esclavos e indígenas. Por eso a este sitio se le conoce como el Salto del Cabrón. El monasterio de la Orden de los Agustinos Recoletos es una de las construcciones más importantes que se hacen fuera de la muralla. Aquí tenemos a la Virgen de La Candelaria, conocida como ‘La Morenita’, que se le apareció a los aborígenes guanches en las Islas Canarias en el 1500 y desde esa época sigue haciendo milagros a todo el que le entrega su fe”.

Indicadores económicos
2014-12-18

Dólar (TRM)
$2.334,98
Dólar, Venta
$2.140,00
Dólar, Compra
$2.290,00
Café (Libra)
US$1,98
Euro
$2.868,52
UVR, Ayer
$214,91
UVR, Hoy
$214,12
Petróleo
US$54,89

Estado del tiempo
2014-12-18

marea

Marea min.: -16 cms.

Hora: 00:59

Marea max.: 20 cms.

Hora: 08:38

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 6 a 20 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0,6 a 1,3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2014-12-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De 7 a.m a 7 p.m. Vigente hasta el 28 de agosto

1 - 2
Taxis
5 - 6
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

y la gente no cree

Esto no es nuevo; nuestra madre Maria vive haciendo milagros todos los días, no solo materiales si no espirituales; por que es la mujer escogida por nuestro Dios para que muchos nos salvemos. pues ella todo lo lleva a los pies de Jesucristo.