Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-07

Dólar (TRM)
$3.015,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,59
Euro
$3.236,80
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$50,93

Estado del tiempo
2016-12-07

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 12 cms.

Hora: 16:41

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-07

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

A merced de las lluvias

-A A +A
 

Hace 40 años el sistema de evacuación de aguas plu-viales del barrio El Socorro era uno de los más eficientes de Cartagena.

Ahora, con su creci-miento y con la cantidad de barrios y zonas comerciales que han surgido a su alrede-dor, sufre inundaciones en las épocas invernales: La cu-neta y las viejas cloacas se muestran insuficientes para el volumen de agua que reci-ben.
Allí sucede lo mismo que en barrios circunvecinos co-mo Los Jardines y algunos sectores de Blas de Lezo: fue-ron construidos sobre esco-rrentías naturales, de manera que las filtraciones de agua en algunas calles y esquinas ya se volvieron históricas y, al parecer, sin solución a la vista.
Las viviendas más afecta-das son las correspondientes a los planes 250 y 500, espe-cialmente las aledañas a la Carrera 81, más conocida como la “Vía del Cementerio Jardines de Cartagena”, a cu-yas orillas se levantan otras tres urbanizaciones, además de que funcionó hasta hace poco la Policía Vial.
A través de esos terrenos cruza un caño que, en épocas de lluvias, canaliza las aguas provenientes del municipio de Turbaco, las cuales resul-tan exageradas para la an-gosta cuneta que rodea a El Socorro.
Carlos Mestre Díaz, el presidente de la Junta de Ac-ción Comunal, dice que “desde el año pasado le esta-mos solicitando a la Alcaldía Mayor la construcción de unas barandas para instalar en los bordes de la cuneta, con el fin de que cuando llueva la gente pueda cami-nar agarrándose de ellas”.
Según el trabajador cívi-co, durante los últimos agua-ceros las aguas han alcanzado niveles tales que invisibilizan andenes y puentes, además de que los propietarios de las viviendas cercanas se han visto en la obligación de construir muros para que la corriente no penetre a sus te-rrazas y a sus salas.
“El 24 de noviembre del año pasado, las aguas fueron tan feroces que arrastraron a un vehículo del servicio pú-blico y lo arrojaron a la cu-neta. Afortunadamente, el conductor resultó ileso”, di-cen los de la JAC.
Aún en épocas de sequía, la convergencia entre la Ca-rrera 81 y la entrada al Plan 250 permanece llena de agua, de sedimentos y ver-dín, pero también con el pa-vimento fracturado, tal como sucede en la manzana 4 del Plan 220.
En la entrada principal del barrio, en donde funcio-na el Colegio Juan José Nieto, también se registra una copiosa inundación en donde buses, busetas y vehí-culos pequeños tienen pro-blemas para circular debido a la deficiencia de las cloacas.
“Durante el gobierno de Nicolás Curi —cuenta Car-los Mestre— una comisión de la Secretaría de Infraes-tructura hizo algunos estu-dios y concluyó que solucio-nar el problema cuesta unos 45 mil millones de pesos. Es decir, parece que el asunto es para largo”.

Seguridad y pertenencia

De acuerdo con la JAC, en los últimos años el sentido de pertenencia por el barrio ha disminuido considera-blemente.
Dicen que anteriormente la unión de los vecinos era tanta que El Socorro llegó a considerarse el más seguro de la Zona Suroccidental de Cartagena.
Pero ahora, la apatía y la falta de unión ha permitido la incursión de delincuentes que atracan a cualquier hora del día.
“Ya hemos perdido la cuenta de las veces que he-mos convocado a los vecinos para crear varios frentes de seguridad, pero parece que a nadie le interesa el tema”, asegura Carlos Mestre.
Sin embargo, la JAC re-conoce que la Policía Metro-politana colabora constan-temente. Tanto es así que pronto se construirá un CAI fijo en el Plan 500b, en don-de ha venido funcionando, con buenos resultados, uno móvil.

Hacinamiento escolar

En condiciones de haci-namiento se encuentran los alumnos de la “Institución Educativa Soledad Acosta de Samper, sede Emiliano Al-calá Romero”, nivel prima-rio.
El coordinador, Nicolás Calabria Hernández, ad-vierte que la sobre población condiciona el desempeño estudiantil.
Los salones albergan, en promedio, a 45 estudiantes, pero la capacidad es de 35. En total, son 890 niños los que asisten en la mañana y en la tarde.
Se anuncia el cierre de las matrículas para el año en-trante, y se aclara que no se-rán remplazados los cupos que pierdan los alumnos an-tiguos, como una medida pa-ra hacerle frente a la aglome-ración.
Calabria Hernández ma-nifiesta que se han hecho numerosas solicitudes a los padres de familia para que colaboren, pero reconoce que la problemática requiere del apoyo de los gobiernos local y distrital.
“Con el apoyo de algunos padres de familia tenemos dos acondicionadores de aire en igual número de salones, lo que ayuda a mitigar el ca-lor”, dice. Sin embargo, re-conoce que todavía falta mu-cho por hacer.
Es tan crítica la situación que es difícil tratar de salir o de entrar a los salones. En los descansos es imposible reco-rrer el patio, porque no hay espacio.

Ojo con las canchas

El Socorro cuenta con 8 canchas polifuncionales, pero varias de ellas necesitan de mantenimientos y adecua-ciones.
“Las mayas están el suelo, los pórticos y aros de mi-crofútbol y basquet se caen a pedazos y las placas están dañadas”, señala un líder.
La cancha de fútbol es una de las más concurridas y, de acuerdo con líderes y ve-cinos, requiere de una inver-sión que garantice que se siga utilizando para lo que es.
Piden encerramiento y luces adecuadas, pues temen que termine como parquea-dero.
El estadio de sóftbol, “Justo Dávila Cuadro”, apa-renta estar en óptimas condi-ciones, pero insisten en que se le adecue el terreno, se le mejore la estructura de las gradas y piden apoyo para que este se sitio se convierta en una unidad deportiva. Las luces requieren de cambios.

Boderth, el timonel

Indiscutiblemente es un líder. Y hoy por hoy se con-vierte en la persona de más renombre en El Socorro.
A sus 37 años de edad, Huber Boderth, técnico del Real Cartagena, es uno de los hijos adorados del barrio.
Confiesa que le duele ver cómo la juventud de su zona se ha ido “perdiendo” por los problemas de la droga, pero a su vez señala que hay una oportunidad de rescatarlos y cree que esa alternativa es el deporte.
“Recuerdo que anterior-mente se hacían los interpla-nes, que eran campeonatos esperados por todos. Eso ha-cía que la comunidad se uniera y nosotros nos me-tíamos de lleno; y no tenía-mos que estar pensando en cosas malas”, dice el diri-gente cartagenero.
Se siente orgulloso por-que en su experiencia como dirigente deportivo le ha he-cho un aporte al barrio.
“He ayudado a jóvenes en su formación como depor-tistas. Quien necesite de mi ayuda la va a encontrar, pero lo hago si realmente tiene el compromiso de querer salir adelante”, advierte Boderth.
El deseo de que El Soco-rro salga adelante y vuelva a sus grandes eventos es uno de sus sueños.
Por eso, como tomando las riendas del Real Cartage-na, y haciendo alarde de su experiencia como timonel, da algunas indicaciones a los miembros de la JAC para iniciar el proceso de trans-formación del barrio de su corazón.

¿Qué quiere
para su barrio?

TERESA ANCHILA

Me gustaría que la pusie-ran más vigilancia a los pla-nes que están cerca al Ce-menterio Jardines de Carta-gena. En esta vía se están presentando muchos atracos. Los ladrones aprovechan dos cosas: la mala iluminación y la falta de presencia policiva.

ÁLVARO ECHEONA

Creo que hay que cuidar más las zonas verdes. La ma-yoría están llenas de monte o de escombros. En algunas han hecho pequeños par-ques, pero también están descuidados.

LINDA NÚÑEZ

Lo más preocupante es la inseguridad. Es verdad que la Policía nos visita periódica-mente, pero se necesitan más agentes y hasta varios CAI móviles, porque el barrio ha crecido demasiado y por aquí pasa gente de todas partes.

SILVIO UPARELA

Quisiera que los jóvenes tuvieran más sentido de per-tenencia respecto a los par-ques y los pocos escenarios deportivos que tenemos. Se supone que esos espacios son para ellos, pero son los pri-meros en dañarlos.

EDGARDO PÉREZ

Me gustaría que tanto jó-venes como adultos aprove-charan las facilidades que brindan instituciones estata-les como el Sena para capa-citarse. El barrio tiene mucha desocupada; y esa es una de las causas de tantos males.

ISBELIA ELJACH

Ojalá se pudiera solucio-nar pronto el problema de las filtraciones de agua. Muchas calles se han puesto feas con tanto verdín; y hasta han ha-bido accidentes con personas que se han caído.

Publicidad
Publicidad
2327 fotos
64048 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese