Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

"No queremos más mercaditos, queremos una draga"

-A A +A
 

“Ya estamos pensando en que el próximo aguacero será peor que el del jueves”, dice Osiris Castro, una residente del sector Las Flores, en el barrio Policarpa.
Ella y su esposo, Pedro Tapias, dicen creer que más del 80% del barrio sufrió inundacio-nes como nunca antes se habían visto en esa zona.
Policarpa hace parte de los barrios subnormales que se levantan alrededor de los predios de la Zona Industrial de Mamonal y está rodeado de dos canales pluviales, que reciben las co-rrientes del barrio Nelson Mandela y de las colinas del municipio de Turbaco.
Cuentan los habitantes que en años anteriores las corrientes sólo entraban a las partes ba-jas; es decir, las cercanas a la carretera de Mamonal, pero el descenso de las aguas era rápido, además de que nunca entraban a las viviendas.
“Este año hemos recibido cuatro aguaceros, y con cada uno las inundaciones son más gra-ves”, afirma Osiris Castro, y agrega que en junio se presentó la primera inundación, por lo cual se vio obligada a construir una terraza alta para impedir que las aguas se metieran en su vivienda, que es una de las más cercanas al arroyo que divide al sector Las Flores del Barrio Chino.
En julio se precipitó el segundo aguacero, que la animó a seguir subiendo la terraza. A principios de agosto se presentó el tercero, más amenazante que el anterior; y el jueves, las aguas no respetaron la altitud de la terraza: se metieron hasta la sala.
Pedro Tapias atribuye estos percances a varias construcciones comerciales que se levanta-ron, según él, sin medir las consecuencias, a orillas de la carretera variante Mamonal-Gambote.
“Allí funcionan ahora una estación gasolinera, un parqueadero y una constructora de es-tructuras en hierro, que fueron edificadas sobre los caminos que tenían las corrientes para sa-lir rápidamente del barrio. Ahora, toda ella se represa en estas calles, en las salas y en los pa-tios”, explica el lugareño.
Además del Barrio Chino y Las Flores, el sector Central es otro de los que se inundan dramáticamente y en donde han estado en peligro mujeres y niños atrapados por las corrien-tes y las masas de lodo, que obstaculizan los caminos.
Viviana Padilla, otra vecina de Las Flores, dice sentirse terriblemente decepcionada con la situación, “porque uno se esmera y gasta lo poco que tiene tratando de mejorar su casa y de salir adelante para que cada vez que llueva, el agua dañe todo”, dice la ama de casa, quien el jueves fue una de las primeras en llamar al Cuerpo de Bomberos del Distrito, asustada por la fiereza de las aguas que estaban invadiendo su aposento.
“Tengo más de 10 años de esta oyendo decir que a esos canales los van a dragar para que tengan más caudal, pero lo que veo es que cada vez resisten menos el agua que cae. Por eso le dije a los bomberos, ‘no les estamos pidiendo mercaditos ni colchonetas, lo que necesitamos es una draga”.
Johana Romero, otra ama de casa de Las Flores, relata que a veces no está lloviendo en Policarpa, “pero de todas maneras nos inundamos, porque llueve en Turbaco y Nelson Man-dela, y son estas calles la única salida que el agua encuentra”, manifiesta.
Lo mismo piensa la familia Guzmán, de la Calle 72, quienes el jueves en la tarde perdie-ron sus camas, sus colchones, la nevera, la estufa “y los chismes de la cocina. El patio está vuelto una mazamorra, que se secará quién sabe cuándo”, lamenta Eufemia Ladeus, mientras por su casa cruza un camión de arena que alguna empresa de Mamonal envió para sanar los charcos que aún brillan con la luz blanda que da el sol.

Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64177 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese