Indicadores económicos
2017-07-27

Dólar (TRM)
$3.026,22
Dólar, Venta
$2.850,00
Dólar, Compra
$2.645,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.523,73
UVR, Ayer
$251,58
UVR, Hoy
$251,59
Petróleo
US$48,75

Estado del tiempo
2017-07-27

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 09:27

Marea max.: 12 cms.

Hora: 02:06

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 11 a 29 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 35 ºC

Pico y placa
2017-07-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4 -
Taxis
3 - 4
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Pescadores de El Islote tienen polémica con Parques Nacionales

Nativos del corregimiento El Islote se pronunciaron en las últimas horas ante lo que con-sideran un atropello por parte de los funcionarios de Parques Nacionales Naturales de Co-lombia.
Según los pescadores, esta entidad les decomisa sus implementos de pesca, como nasas y trasmallos, porque están prohibidos para esas faenas.
Félix Barrios de Hoyos, presidente la Junta de Acción Comunal, explicó que las nasas son unas especies de trampas con figura de cubo hechas manualmente con maderas y mallas de alambre, las cuales son sumergidas a 50 metros de profundidad marina.
24 horas después son recogidas para extraer los peces que hayan quedado atrapados.
El Islote es una de las islas que conforman en el Archipiélago de San Bernardo y está con-siderada como la más poblada del mundo.
Barrios de Hoyos asegura que muchas familias de El Islote realizan estas faenas sólo para el consumo propio y no para la venta, como afirman los funcionarios de Parques Nacionales.
El dirigente comunal contó que la única forma de pesca que se les permite es la que se ha-ce con cordeles y anzuelos, “pero para eso necesitamos pescar sardinas, que son la carnada, y tampoco nos dejan”, aseguró.
Asimismo, denunció que Parques Nacionales le ponen restricciones a su pesca, “pero en cambio permite que las lanchas de la empresa Peztolú sí lo hagan en las islas Seisén y Titipán.
La comunidad contó el caso de un joven discapacitado, nativo de El Islote, a quien su pa-dre le construyó una nasa para que viva de ella, pero también le fue decomisada, “a sabiendas de que ese muchacho no tiene otra forma de subsistencia”.
De otra parte, contó que la mayoría de nativos de El Islote que necesitan de la pesca, pa-san de los 50 años, lo que significa que sus condiciones físicas nos les permiten bucear como lo haría un joven, “por eso, nos valemos de los instrumentos que nos prohibe Parques”.

Es norma ambiental

Por su parte, la dirección de la Parques Nacionales Naturales de Colombia relató que, tras es el decomiso de cinco nasas en el Archipiélago de San Bernardo (área protegida del Parque Corales del Rosario), se llevó a cabo un auto de apertura de indagación preliminar.
Informó que a pesar de las restricciones descritas en el Decreto 622 de 1977, el Acuerdo 066 de 1985 y las capacitaciones que han recibido, muchos pescadores del Archipiélago del Rosario y de San Bernardo se niegan a cumplir la norma ambiental y siguen pescando en el área protegida del Parque Nacional Natural.
Esto ha llevado a que muchas de las especies no alcancen su etapa reproductiva; o, en el peor de los casos, estén amenazadas, como el “pez loro semáforo” del cual se ven muy pocos ejemplares.
Mario Cabezas, director del Parque Corales, asegura que los pescadores conocen la regla-mentación y han hecho parte de los programas de educación ambiental y otros que desarrolla el Parque, desde hace varios años, con las comunidades que viven cerca del Archipiélago del Rosario y de San Bernardo. Sin embargo, insisten en violar la norma.
“No es nuevo que estos pescadores vayan al área protegida y practiquen de forma ilegal la pesca, muchas veces ni siquiera para la subsistencia sino para negocio. Lo más grave es que estas prácticas están llevando al deterioro del ecosistema marino”, explicó Cabezas.
Detalló que entre los recorridos de control y vigilancia que sus hombres llevan a cabo se han decomisado, en los últimos años, unas 22 nasas, 8 redes de trasmallo, entre otras, en-contradas en el área protegida.
Uno de los últimos decomisos fue a principios de este mes, en el Archipiélago de San Ber-nardo, donde pescadores dejaron en fondo marino cinco nasas.
Refiriéndose a la denuncia de Félix Barrios, dijo que es posible que algunas lanchas de Peztolú estén pescando en el área protegida y que todavía haya personas utilizando dinamita, “pero para eso son los operativos que adelantamos constantemente; de modo que en cuanto encontremos a esos infractores les aplicaremos las debidas sanciones”.

Daño al ecosistema

Luis Aurelio Martínez Whisgman, coordinador del área de Investigación y Monitoreo del Parque, dice que con estas artes de pesca se atenta contra los ecosistemas marinos.
“Las nasas, por ejemplo, capturan a todo tipo de especies marinas de gran importancia ecológica, muchas de las cuales no les sirven a los pescadores, porque son muy pequeñas o no son de consumo. Lo peor sucede cuando las nasas se pierden en el fondo del mar, a unos 30 o 40 metros o más, y continúan capturando peces por mucho tiempo, pues el material con el que están hechas es de alta durabilidad. Los peces se quedan encerrados y mueren de inani-ción; y esto se repite una y otra vez durante mucho tiempo, porque ningún pescador baja a buscarlas o porque simplemente no saben dónde se perdieron”, explicó el funcionario.
Anotó, además, que los boliches o redes de arrastre son otros de los implementos ilegales utilizados —más que todo, en el Archipiélago de San Bernardo— por pescadores de la pobla-ción de Berrugas (Sucre).
“Es una red muy grande —dijo— que arrastra todo lo que encuentra a su paso, llevándose peces, corales, pastos marinos, crustáceos y moluscos, esto contribuye a un acelerado deterio-ro de la reserva. Los palangres (varios anzuelos) se utilizan más que todo en la pesca comercial y también causa un gran impacto en la vida marina, pues muchas especies quedan captura-das”.

Lo que dice la Ley

Patricia Caparroso, abogada del Parque Corales del Rosario, explicó que dentro de la normatividad del Parque sólo se permite la pesca de subsistencia y la científica, debidamente autorizada.
La pesca comercial (industrial y artesanal) está prohibida. También se prohibe comerciali-zar el producto de la pesca de subsistencia.
“Existen artes y métodos para la pesca comercial prohibidos en el Decreto 622 de 1977 y Acuerdo 066 de 1985, entre ellos los trasmallos, boliches, palangres, dinamita, nasas y cual-quier sustancia venenosa, debido al efecto negativo que tiene para los ecosistemas marinos protegidos”, agregó la jurista.
Explicó que desde el año pasado a la fecha se han abierto tres procesos administrativos sancionatorios por la utilización nasas.
La abogada aclaró que lo único autorizado en el Parque Corales es la pesca con cordel o línea de mano, pero con fines de subsistencia.
“Es decir, aquella que se realiza con el fin de proporcionar alimento al que la realiza y a su familia, como lo indica el Artículo 12 del Decreto 2811 de 1974 del Código de los recursos naturales”, dijo.
Las sanciones pueden ir desde el decomiso definitivo de las herramientas hasta multas dia-rias de hasta 5000 salarios mínimos mensuales legales vigentes.

En Cartagena
La directora del Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (Incoder), María Luisa Bro-chet, dijo que en las poblaciones cercanas a los cuerpos de agua de Cartagena se presentan pocas infracciones a las normas de pesca, dado que los nativos se han tornado más conscien-tes de lo que es la protección al ecosistema. No obstante, contó que se tienen denuncias se-gún las cuales en la población de Lomita Arena se usan algunas artes de pesca prohibidas, “pero tendríamos que confirmar mediante operativo conjunto con la Policía Nacional, que debe efectuar los decomisos del caso”, aclaró.

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese